Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Hogar |Cómo combinarlos
Colores pasteles no son solo para niños

Son tonos que suelen verse en las habitaciones de los más pequeños, pero que pueden adaptarse a todos los ambientes de la casa

Colores pasteles no son solo para niños

Una chimenea cubierta con un revestimiento moderno en verde pastel

26 de Octubre de 2020 | 02:10
Edición impresa

Son muchos quienes relacionan los colores pasteles con los niños, lo delicado y lo femenino. Pero estos tonos son mucho más que eso: aportan frescura, luminosidad, serenidad y un toque alegre. La clave está en dotarlos de calidez a través de los materiales y accesorios que los acompañan.

Para quienes no sepan de qué estamos hablando, se trata de esos colores suavizados con grandes dosis de blanco, como rosa palo, verde menta, azul suave o amarillos apagados. Son capaces de aumentar la sensación de paz, calma y relajación y tienen un matiz delicado y sutil. Son ideales para dormitorios o zonas de estar, espacios en los que debe primar el relax y el reposo.

Si se quiere añadir una de estas tonalidades en el hogar, no hay que tener miedo a utilizarlo para pintar alguna pared. El contraste del verde menta de la pared con suelos y muebles de madera, así como con el blanco, incorpora elegancia y frescura.

Tampoco quedará mal poner una butaca del mismo color que el algodón de azúcar. Aunque en un principio puede parecer arriesgado, una base neutra es el entorno ideal para añadir una gran pieza de color pastel y mantener la elegancia. Pero, para que encaje sin estridencias, lo ideal es incluir detalles decorativos de la misma gama cromática en tonalidades más intensas.

Si lo que se quiere es una estética pastel, pero sin excesos, hay que incluir complementos decorativos que añadan esas pinceladas de color. Unos jarrones, los almohadones o un plaid, son la mejor manera de darles una oportunidad y desterrar tus prejuicios respecto a estas delicadas tonalidades.

También en la cocina se puede sumar la frescura y estilo informal del que dotan las tonalidades pastel. En los accesorios, la vajilla o la blanquería de la cocina. La alegría estará garantizada y se notará su positivo efecto enseguida.

Diferentes gamas de un mismo color permiten añadir tonos pasteles sin ser cursi. De hecho, todo lo contrario, son geniales para crear un mayor contraste y aportar luminosidad. Además, la decoración monocromática es tendencia.

Los colores pastel son perfectos para dar algo de colorido a ambientes en los que predomina el blanco, pero sin destacar ni quitarle protagonismo. Incluso se puede incluir varios tonos diferentes.

Uno de los inconvenientes de las tonalidades pálidas es que pueden resultar frías. Para que esto no suceda, se deben añadir piezas de madera y complementos en fibras naturales, como alfombras, lámparas, cestas u otros objetos. Además de mucha calidez, dotarán al ambiente de un carácter más serio y atemporal.

El gris es el lienzo perfecto para añadir toques de colores pastel sin caer en lo cursi. Más aún cuando lo aporta el microcemento. El rosa le quita seriedad al gris y este dota de un toque elegante al rosa, a tiempo que reduce su delicadeza. Con esta combinación se obtienen ambientes equilibrados y con mucha personalidad.

Se ve mucho en dormitorios de bebé y habitaciones infantiles, pero esta combinación es perfecta para cualquier estancia. Además de dotar de un aire más contemporáneo, ofrece la alegría, luminosidad y vitalidad del color del sol, aunque sea en sus gamas más delicadas.

Si pintar una pared o colocar una gran pieza de un color pastel es demasiado, se puede comenzar añadiendo textiles o adornos que refresquen el ambiente. Para bajar la temperatura y crear contraste con las paredes y materiales, se pueden añadir textiles de un verde suave que aportan frescura y un toque de color.

El azul es uno de los colores preferidos para el dormitorio. Aporta sensación de relajación y paz e invita al descanso. Es genial para multiplicar la luz y la sensación de amplitud. Se puede elegirlo para la ropa de cama en combinación con neutros como el gris o tonos piedra para darle un toque más chic y ‘adulto’.

Una de las mejores maneras de rebajar la cursilería de los colores pastel es mezclarlos con negros o grises oscuros. No se pierde el toque delicado que aporta el pastel, pero el efecto es más sobrio y con un aire más contemporáneo.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

En los cuartos de los bebés es más fácil decorar con tonos pasteles

Una chimenea cubierta con un revestimiento moderno en verde pastel

Una bicicleta “pastel” distingue cualquier ambiente

Detalles de colores pasteles en textiles y lámparas

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla