Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
El domingo sufrió una descarga en la calle y sigue internado en terapia intensiva

Mientras el joven electrocutado pelea por su vida, la familia exige una investigación

La víctima sufrió una potente descarga cuando caminaba por 526 y 159. Tiene el 60 % del cuerpo quemado. Denuncian falla del tendido

Mientras el joven electrocutado pelea por su vida, la familia exige una investigación

Los hermanos y el abogado del joven electrocutado visitaron la redacción de este diario / demian alday

Mientras Marcos Molina sigue convaleciente en el Hospital San Martín, luego de recibir una descarga eléctrica en medio de la calle, en Melchor Romero, durante el mediodía del sábado, sus familiares pidieron que se inicie una investigación que esclarezca el dramático episodio para el cual tienen una hipótesis: el joven de 19 años fue víctima de una fuga eléctrica de la línea de media tensión que corre al costado de la calzada, en la zona de 159 y 526.

Molina, operario en un frigorífico situado en Gorina y residente de la zona de toda la vida, junto a su familia, tenía planeado hacer un asado en el mediodía. Antes de eso, salió de su casa a pasear al perro. Lo encontraron seriamente herido y con quemaduras en el 60 % del cuerpo.

“Acaban de quitarle el respirador, pero sigue en terapia intensiva. Ahora hay que ver si sufrió un daño permanente en los pulmones”, le dijo a este diario Diego Dousdebes, abogado de los familiares de Molina. Sus hermanos, Leonardo y Gisel, dialogaron con este diario sobre la angustia por la salud de Marcos y las expectativas en torno al esclarecimiento de la situación.

“Hace unos años pasó algo parecido con un vecino de la zona y unos minutos antes hubo un apagón momentáneo, un salto en la tensión”, dijo Leonardo Molina.

El abogado explicó que como apoderado de la familia se presentó como particular damnificado ante el Juzgado de Garantías N° 3, a cargo del juez Pablo Raele, con el objetivo de “impulsar la investigación y averiguar la causa de la descarga”.

El informe de Edelap

Tras el episodio, la empresa distribuidora de electricidad en la Región, Edelap, dio un informe en el que se señaló que “a 100 metros de donde cayó el joven, quedó enganchado un barrilete en cables de media tensión”. Se dejó entrever de esta manera que esa circunstancia tendría relación directa con la electrocución sufrida por Molina.

La empresa mencionó también que “el lugar de la línea eléctrica está bien señalizado con un cartel que advierte del peligro”. Y se adelantó que “la empresa va a realizar los peritajes correspondientes” en el lugar.

Según los familiares de la víctima, la zona de la descarga es un área mixta de casas y terrenos libres, con una calle de asfalto que funciona como vía central de comunicación en el barrio. “A dos cuadras hay una escuela”, indicó Gisel. La mujer apuntó que no tuvieron contacto con la empresa.

El abogado indicó que junto con la presentación, que dio lugar a una investigación en la UFI N° 15, a cargo del fiscal Hugo Tesón, “vamos a solicitar la realización de pericias y que también realice una investigación el Oceba, como organismo de control de la prestación del servicio público”, dijo y añadió que “por lo que se pudo ver, la descarga fue de arriba hacia abajo. Evidentemente hay una falla en el aislamiento de los cables de alta tensión”.

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...