Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
EL NORTE EN VERANO

El turismo arqueológico, una de las opciones que ofrece Tucumán

Las ruinas se encuentran en los Valles Calchaquíes, compartido con Salta y Catamarca. Permite a los turistas conocer la historia de las culturas precolombinas que habitaron la provincia del norte argentino

Los Quilmes, un lugar donde estuvieron asentados uno de los pueblos prehispánicos más importantes de los Valles Calchaquíes/WEB

Las Ruinas de Condorhuasi, otro sitio para visitar/web

Las ruinas que se encuentra en los Valles Calchaquíes conforman el mayor atractivo para el turismo arqueológico de Tucumán y permiten a los viajantes conocer la historia de las culturas precolombinas que habitaron la provincia.

Hacía el norte de la provincia, en la villa veraniega El Mollar, se puede visitar La Reserva Arqueológica Los Menhires, que consiste en medio centenar de piedras de más de 2000 años que llegan a medir hasta tres metros y pesan hasta cuatro toneladas.

Estos monumentos fueron construidos en roca metamórfica, con inclusiones de cuarzo y granito que representan rostros humanos o animales, especialmente felinos, formas geométricas o combinaciones de los distintos tipos y en algunos casos está muy insinuada la forma fálica.

Los documentos más antiguos del área andina los asocian con representación de carácter mágico de la cultura Tafi, una de las primeras tribus alfareras del noroeste argentino, que simbolizan la fertilidad y la fecundidad.

POR LA RUTA NACIONAL 40

Siguiendo por la Ruta Nacional 40, en el cruce con la Ruta Provincial Nº 307 y avanzando 3 kilómetros hacía el norte, nos encontramos con la Ciudad Sagrada de Quilmes, lugar donde estuvieron asentados desde el año 800 D.C. uno de los pueblos prehispánicos más importantes de los Valles Calchaquíes.

Los Quilmes alcanzaron un inmenso desarrollo social y económico, por lo que en el siglo XVII esa ruinas llegaron a tener 3.000 habitantes en el área urbana y 10.000 en los alrededores.

Las ruinas cuentan con reconstrucciones de la zona residencial, rematada por una fortaleza situada en la cima y dos fortines a ambos costados, sobre la cornisa.

ULTIMO BASTIÓN DE LA RESISTENCIA INDÍGENA

La arquitectura de esta comunidad originaria permite conocer el último bastión de la resistencia indígena ante el avance español, que claudicó recién en 1667, cuando 1.700 sobrevivientes fueron trasladados a pie hasta la actual ciudad de Quilmes, en la provincia de Buenos Aires, adonde solo lograron llegar 400.

Otro atractivo para visitar son Las Ruinas de Condorhuasi, ubicadas en El Pichao, a ocho kilómetros de Colalao del Valle, lugar donde, entre los años 1000 y 1500, habitaron grupos indígenas de agricultores y pastores.

Además, este fue el sitio elegido por algunas comunidades para refugiarse después de la caída de los Quilmes a manos de los españoles.

Los visitantes puede recorrer la parte central, que posee una superficie cubierta con terrazas de cultivo, las obras de irrigación y estructuras habitacionales realizadas en piedra, similares a las de los Quilmes.

Un lugar interesante son los cementerios, donde los entierros de adultos eran realizados en cestas de piedra cubiertos por una piedra plana, y los de niños inhumados en urnas de alfarería.

HACIA EL SUR TUCUMANO

Hacía el sur de Tucumán, entre los 4.400 y los 5.000 metros de altura, se extiende el Parque Nacional Campo de los Alisos, donde se encuentran Las Ruinas de La Ciudacita o Pueblo Viejo.

La Ciudacita formó parte del extremo sur del Imperio Inca y en ella se pueden observar pircas, que son muros de construcción rústica, de un metro de altura y elaborados con piedras lajas de color gris dispuestas de forma escalonada sobre el filo de la montaña, a partir de un campo ceremonial de forma rectangular de 40 metros de ancho por 60 metros de largo.

El valle Calchaquí se encuentra bañado por el río Calchaquí que recorre el valle de norte a sur y, más al sur, por el río Santa María de sur a norte.

Ambos confluyen próximos a la localidad de Cafayate formando el río de las Conchas.

 

En el noroeste
Los Valles Calchaquíes se ubican en el noroeste argentino, más precisamente en la zona oeste de la región Norte Argentino, y está formada por un amplio sistema de valles y montañas, el cual es compartido por las provincias de Salta, Tucumán y Catamarca. Por su singular belleza geográfica y enorme valor histórico, este gran circuito invita a descubrir los valores de los pueblos originarios del mundo andino incaico, sus sabores y costumbres.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...