Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Editorial

La importancia de los primeros auxilios para salvar vidas

La importancia de los primeros auxilios para salvar vidas

Hace pocos meses se ponderaba en esta columna la extensión en la Ciudad de cursos y talleres municipales dirigidos a capacitar a la población en las técnicas de reanimación cardio-pulmonar, primeros auxilios y la Maniobra de Heimlich, señalándose allí que constituyen pasos positivos hacia el ideal de que una mayor parte de la población disponga de conocimientos para enfrentar -en forma rápida y solvente, hasta la llegada de los médicos- distintos tipos de emergencias sanitarias.

Se hablaba entonces de programas dignos de ser fortalecidos y dirigidos todos los sectores, ya que se trata de recursos que permiten salvar muchas vidas y lo cierto es que, ahora, pudo saberse que en este lapso fueron más de 7.500 los platenses que tomaron clases para salvar vidas y aprender técnicas de reanimación, a través de una enseñanza que sigue impartiéndose en las colonias de vacaciones veraniegas, en escuelas y clubes.

Desde la Municipalidad se detalló, asimismo, que también las empresas privadas, fábicas y Pymes de la región podrán solicitar la realización del curso en sus propias instalaciones. A su vez, en lo concerniente a las capacitaciones que se impulsan para personas menores de edad, se informó sobre la puesta en marcha de un programa adaptado para niños y niñas, que se está aplicando en las escuelas abiertas de verano.

Como se sabe, distintas instituciones médicas –entre ellas, la Asociación Argentina de Cirugía- han señalado que los primeros auxilios pueden reducir hasta en un 80 por ciento los efectos de accidentes en las calles, en especial de aquellos que impliquen lesiones con sangrado y en ocasiones en las que no haya margen para esperar a que llegue asistencia profesional. Es en estos casos donde la intervención de las personas que se encuentran en el lugar -ejerciendo alguna compresión sobre la zona de sangrado o aplicando un torniquete, entre otros recursos que el aprendizaje ofrece- puede evitar consecuencias graves si se actúa rápido y bien.

Se ha dicho, asimismo, que el problema es que muchas veces las personas que podrían ayudar se quedan paralizadas porque no saben cómo deberían actuar y temen cometer errores que compliquen aun más la situación

Tal como se ha informado en forma reiterada, se estima que si la población estuviera entrenada en estos tipos de técnicas –como, por ejemplo, las de reanimación cardiopulmonar y en la llamada “maniobra de Heimlich” que enseña a proceder cuando una persona sufre un atragantamiento- se podrían evitar muchos desenlaces fatales.

Una capacitación de más personas en estas técnicas contribuye, sin dudas, a reducir sustancialmente la posibilidad de que se presenten derivaciones trágicas y permite contar con trascendentes recursos de apoyo a quienes, víctimas de algún súbito malestar o de un accidente, se encuentren en esos momentos indefensos e imperiosamente necesitados de auxilio. De allí la conveniencia de que se propaguen en la sociedad los cursos y talleres que apunten a capacitar a la mayor cantidad posible de personas para enfrentar estos tipos de emergencias.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

  • + Vistas
  • + Comentadas

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla