Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
El Grillo Larrosa, dedicado a la seguridad de un banco, no se olvida del legado de Griguol
El Grillo Larrosa, dedicado a la seguridad de un banco, no se olvida del legado de Griguol

Junto a uno de sus nietos

15 de Noviembre de 2019 | 12:47

Por: NICOLÁS LAMBERTI

Custodia un banco de Rosario de lunes a viernes y los fines de semana, de vez en cuando, hace lo propio en las puertas de un boliche. Guillermo "Grillo" Larrosa está alejado del ambiente del fútbol y dedicado a sus nietos, pero cuando le preguntan por Carlos Griguol, se remonta rápidamente a la etapa dorada del Lobo y recuerda como hacía jugar el "Viejo" a aquel equipo de 1996.

A fines de octubre se cumplieron 25 años de la llegada del Maestro a Gimnasia y el ex volante central manifestó que ese arribo dejó una huella muy grande en el Club y también en los jugadores.

“Dejó una huella muy grande como persona y como entrenador. Dentro del plantel que nos tuvo, me dejó mucho como persona y de fútbol casi todo lo aprendí de él. Y si yo dirigiera, jugaría como él. Me encantó estar con el Viejo”, destacó el mediocampista quien fuera un bastión del vistoso elenco subcampeón que le hizo seis goles a Boca en la Bombonera y seis a Racing en el Bosque.

Fue el mejor plantel que tuvo Gimnasia. No conseguimos un campeonato pero lo tuvimos ahí. Era hermoso como jugaba” agregó sin dudar. Y destacó que hoy en día es difícil ver jugar ese tipo de fútbol en el ámbito local e incluso a él le costaría adaptarse.

El fútbol es muy físico ahora, van todos para adelante, sería difícil poder jugar hoy. Uno se adapta a la época, pero antes había más jugadores técnicos, menos roce, pero se veía la calidad del jugador. Ahora hay errores inocentes, que se corrigen en inferiores. Si nosotros hubiésemos hecho eso con el Viejo, viviríamos retados. Son cuestiones infantiles”, subrayó.

En contrapartida de eso, también aseguró que esos jugadores de calidad que había antes, percibían salarios mucho menores a los que hoy se cobran en cualquier equipo de Primera División: “No se ganaba lo que se gana hoy, y hay una diferencia muy grande. Ojalá todos los de esa época volvamos a jugar ahora”.

FUE CAMPEÓN MUNDIAL PERO SE ENOJÓ CON EL FÚTBOL 

La vida que hace hoy en día el volante central que compartió el círculo central con Andrés Yllana en gran parte de aquella histórica campaña albiazul, es completamente distinta a la que hacía en su época de futbolista. Una lesión de rodilla lo alejó de las canchas en su momento y eso despertó un gran enojo para con la actividad.

“Me dio mucho enojo no pisar más una cancha, y en la etapa que me tocó lesionarme de la rodilla estuve un año sin ver fútbol. Nunca busqué la posibilidad de volver a estar ligado al fútbol. Pero si me hubiese tocado la chance lo hubiese hecho”.

También contó por qué cree que nunca pudo emigrar al fútbol del Viejo Continente a pesar de haber sido campeón mundial con la Selección Sub 20 en Qatar 1995: “Uno jugaba todos los partidos para estar cada día mejor y que se vea en otros lados. No me tocó irme porque se ve que mi juego no convencía. Siempre traté de hacer las cosas bien. Lo de la Selección fue muy importante.Uno en su momento no se dio cuenta de lo que había logrado, pero es un gran recuerdo. Y nos juntamos a comer con algunos chicos para esa fecha. Ahora que uno está retirado se da cuenta de que fue algo muy lindo”.

Hoy por hoy el pasatiempo del Grillo no tiene mucho que ver con la pelota número 5: “Veo fútbol cuando hay un partido bueno. Juego al paddle, estamos viejos, y hacemos cualquier otra cosa”, contó entre risas.

EL TRABAJO Y SUS NIETOS

Al Grillo no se le presentó la oportunidad de volver a ligarse al fútbol. El enojo ya pasó y si alguien lo llama volvería a respirar el ambiente con gusto.

Mientras tanto, hay que vivir y se desempeña en una empresa de seguridad. Custodia un banco de lunes a viernes y algunos fines de semana trabaja en un boliche.

Laburo de seguridad en una empresa de unos amigos. Surgió con amigos y lo seguí haciendo y quedó eso. Hay que seguir trabajando. Estamos en un lugar fijo con un amigo, en un banco, de lunes a viernes, en horario típico de banco. Y los fines de semana trabajo en un boliche”, contó y valoró tener el tiempo necesario para poder disfrutar de sus nietos.

Tengo tres nietos hermosos, dos de mi hijo y una nena de mi hija. Disfrutando de una vida tranquila. Eso no quita que si alguien me llamara lo haría con gusto. Uno no se preocupó en su momento, pero si está la posibilidad lo haría con gusto porque fue lo que hice toda la vida”, subrayó, y de todos modos se encargó repetir: “Estoy tranquilo, al lado de la familia y viendo crecer a mis nietos, que es lo importante”.


 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Multimedia
+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla