Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
En la plata se hacen seguimientos mensuales

Una tragedia puso la lupa sobre los controles de los ascensores en la Ciudad

El fatal episodio de San Telmo dejó al descubierto la necesidad de verificar con mayor intensidad los elevadores

Una tragedia puso la lupa sobre los controles de los ascensores en la Ciudad

La tragedia de San Telmo, en la que perdió la vida una beba de dos meses tras ser aplastada por un ascensor, disparó diferentes interrogantes sobre los controles que se realizan en estos equipos que hay en la Ciudad. Cómo se hacen, quienes, cada cuánto, de quién es la responsabilidad, son algunas de las preguntas que se realizan quiénes a diario toman este transporte vertical en edificios particulares y establecimientos públicos. A su vez, volvió a poner en primer plano la necesidad de mantener los controles en los tiempos estipulados por ordenanza: cada 30 días, descartando de este modo la posibilidad de espaciarlos para conseguir una rebaja en los gastos de los consorcios como impulsaron en Buenos Aires.

Los equipos, como se dijo, son revisados mensualmente en los consorcios particulares y en los edificios públicos (torres administrativas, ministerios, hospitales, entre otros). Pasa primero el personal técnico y luego lo hace un ingeniero que pone su firma como profesional a la verificación y los trabajos realizados para mantener los equipos en condiciones.

En la Ciudad hay 5.000 unidades sujetas a controles, y se realizan 60 llamadas por emergencias por semana, según informaron en la Cámara de Empresarios de Ascensores de La Plata.

¿Qué trabajos se realizan?: Se trata de tareas de tipo preventivo y correctivo, que apuntan a lograr un mayor rendimiento a lo largo de toda la vida útil de cada una de las partes que la componen. Engrase, revisión y reposición de lubricantes, chequeo de los distintos sistemas de seguridad (incluyéndose el funcionamiento de las cerraduras electromecánicas de pisos y contacto de cabina) revisión de cables de tracción; sistemas de paracaídas; cables de accionamiento; Poleas tractoras; Deflectoras y de re-envio; protectores térmicos y demás accesorios de la instalación con la frecuencia que la misma requiera y tiene un plazo máximo cada treinta días, según reaza la ordenanza municipal.

El servicio también cubre la atención de reclamos de cualquier tipo en días hábiles y en el horario de 8 a 19, y mantener una guardia de emergencia las 24 horas todos los días del año. Se entiende por emergencia, gente encerrada, la totalidad de los ascensores parados o motivo de peligro para el usuario y la instalación.

“Se descarta ampliar el plazo de controles para bajar costos. Es muy peligroso”, aseguran

 

El trabajo está a cargo de las empresas de colocación y mantenimiento de ascensores. En la Ciudad hay 30 compañías, de distinta envergadura.

Hoy por hoy el pago del mantenimiento mensual de los ascensores para los consorcios es de 4.000 pesos, pero el valor real que no se aplica en la mayoría de los casos por la situación económica reinante, ya trepa a los 5.500 pesos, según estimaciones que realizan en la Cámara Empresaria de Ascensores local. En el caso de los edificios públicos los costos son variables según la cantidad de unidades y el movimiento que tienen los elevadores, pero se sabe que son más costosos.

En relación a las responsabilidades ante cualquier accidente las mismas corren por cuenta de la empresa, el profesional que firma cada tarea de mantenimiento y está a cargo de la compañía que realiza el trabajo y el consorcio. En este caso resulta fundamental el seguro que contrate la compañía, ya que va de un mínimo que puede rondar los 100.000 pesos mensuales a cifras que superan largamente el millón de pesos. Ante esa situación, especialistas en el sector siempre afirman que “es importante no escatimar gastos a la hora de la prevención en seguridad”.

Los trabajos están regulados por la ordenanza municipal 8769/97 que establece las pautas de trabajo y las sanciones en caso de no cumplir con los requisitos pautados.

“UNA CLAVE, NO ESCATIMAR LOS GASTOS”

Desde la Cámara Empresaria de Ascensores de La Plata, aseguran que “los ascensores son un medio de transporte por demás de singular. Tanto en el uso como en su mantenimiento requieren de un sensato comportamiento, Vulnerado esta premisa determina la posibilidad de que se produzcan situaciones desagradables como mínimo por no decir peligrosas. Por el lado del uso del ascensor, se debe comprender que es un transporte sin conductor humano que pueda anticiparse a algún imprevisto. Ni los medios de transporte más costosos tienen ese grado de automatización. Insistir en los cuidados que deben tener los usuarios nunca resulta ocioso, prevenir malas acciones es vital para no salir accidentado. En el plano del mantenimiento existe un sinnúmero de variables que juegan a la hora de estar pensando en si se tiene o no un medio de transporte seguro.

El concepto de mantenimiento de un medio de elevación dista bastante de una simple tarea que se repite una tras otra por un tiempo determinado”.

Para tener seguridad, el mantenimiento necesariamente se debe encaminar hacia un profesionalismo total en la actividad.

Apuntan desde la entidad que “los tiempos han cambiado las tecnologías. Se requiere por parte de las empresas que conservan ascensores una conducta y una propensión permanente hacia la actualización de conocimientos, la formación de recursos humanos idóneos, la apuesta a la permanencia de esos valiosos recursos humanos. Esto lleva a que no es para nada bueno subestimar el verdadero valor de la prestación de un servicio de mantenimiento de ascensores, comenzando en primera medida por quienes lo ejecutan, comprender que hay que trabajar a conciencia y con los medios necesarios, cumpliendo las leyes y las exigencias en materia de cuidado de la salud y el medio ambiente,

El tomador de un servicio de mantenimiento (ejemplo Consorcios) debería conocer a quién está contratando, qué tipo de empresa es, sus antecedentes, tiene respaldo, posee personal suficiente para la actividad, que cumplan con los requisitos exigibles por las normas específicas que dentro del plantel de técnicos y profesionales existan personas con capacidades para resolver problemas de diversa índole (electricidad, electrónica, mecánica, hidráulica, normativa profesional, nuevas tecnologías).

Los administradores de consorcios aseguran, desde la Cámara que los agrupa en La Plata, que tras la tragedia de San Telmo, “se descarta la posibilidad de extender los plazos de control de los ascensores. Es muy peligroso. Está bien que se realice mes a mes”.

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla