Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Una propuesta para crecer

Un documento de la cámara que agrupa a las automotrices busca potenciar la producción

Reclama una mayor especialización y el uso de combustibles alternativos para venderle al mundo

Un documento de la cámara que agrupa a las automotrices busca potenciar la producción

La industria automotriz está replanteando su futuro / WEB

Adefa, la cámara que agrupa a las terminales automotrices, acaba de presentar un informe sobre las proyecciones del sector para el 2030. El trabajo busca potenciar al sector y plantea que para dentro de una década se podrían fabricar en el país 1.500.000 unidades por año.

El estudio destaca la situación del sector en el país, ante los cambios que está sufriendo la industria automotriz a nivel mundial y los avances de las nuevas tecnologías y formas de movilidad, la posibilidad de explotar recursos naturales como el gas natural o el litio para convertir los modelos en competitivos, en especial las pick ups que son una especialidad en el país.

Además destaca que se hace necesaria la reconversión de las redes de concesionarias y autopartistas, entre numerosos puntos.

Así, las terminales vienen a impulsar una agenda de competitividad que, por los problemas permanente de coyuntura económica, es difícil de implementar.

En esas propuestas, estarían las herramientas para que la industria automotriz local pueda soportar una apertura hacia el mundo que viene.

Se trata de buscar salvavidas que permitan la supervivencia del sector.

Para Adefa, en la actualidad, el sector está sobredimensionado en cuanto a la cantidad de terminales radicadas en el país para el promedio histórico del mercado interno y las posibilidades de exportación, con Brasil como destino principal.

El trabajo destaca que en total son 12 las fábricas instaladas.

El estudio, por ejemplo, señala que se requiere alcanzar escalas de producción competitivas que, según los cálculos, debería rondar en unas 60.000 unidades anuales.

Hoy sólo una está por encima de ese nivel. Otras dos automotrices se aproximan pero el resto está muy por debajo.

Así, debido a las mayores exigencias que se presentan, parece difícil que todas puedan subsistir, más en un esquema de libre comercio

LAS OPCIONES

Una de las cuestiones centrales de la delicada situación es que, por distintos factores, la Argentina no estará a la vanguardia de las inversiones para la producción de vehículos eléctricos e híbridos y que su fuerte podría ser, en este horizonte de al menos 10 años, resignarse a presentarse como un jugador periférico en la fabricación de vehículos con motorización tradicional.

El trabajo de Adefa estima que el 80% de los autos que se venderán durante la próxima década en Latinoamérica, parte de Asia y África, seguirán teniendo propulsores de combustión tradicional, mientras que la movilidad “verde” se fortalecerá en los países centrales, en especial en Europa.

Un trabajo de Abeceb, la consultora que pertenece al ministro Dante Sica, hace referencia a las diferencias de los costos de fabricación de un vehículo.

Así mientras en la Argentina un modelo cuesta U$S15.900; en Brasil, U$S12.700 y, en México, U$S9.600.

Esto muestra las dificultadas de encontrar mercados de exportación.

Hay coincidencia entre los analistas, que entre las principales razones de los mayores costos está la carga impositiva récord en el país que supera el 54% del valor de venta de un modelo.

Unos veinte puntos porcentuales más que en Brasil y más de 30 respecto a México.

En caso de concretarse, algunas de las reformas que impulsa la cámara que agrupa a las terminales hacia el 2030 la producción podría alcanzar 1,5 millones de unidades, las inversiones unos U$S12.000 millones y un aporte del sector al PBI del 0,8% actual al 2%.

Para las terminales se trata de oportunidades que se deben aprovechar, para dar impulso al sector que se constituyó en el más dinámico del sector industrial argentino y que atraviesa una de las peores crisis de la historia, toda una oportunidad para reconvertirse.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla