Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $80,05
Dólar Ahorro/Turista $132.08
Dólar Blue $145,00
Euro $92,81
Merval 0,00%
Riesgo País 1330
La Ciudad |Está en 48 casi esquina 8 y pasaron varias generaciones de platenses
Titré, otra clásica zapatería de la Ciudad que baja las persianas después de más de seis décadas

El tradicional comercio abrió sus puertas en 1955 y llegó a tener más de 9 mil pares de zapatos de estética clásica. La historia y los motivos

Titré, otra clásica zapatería de la Ciudad que baja las persianas después de más de seis décadas

el local de la calle 48 de la zapatería que baja las persianas en el año de sus bodas de platino / g. calvelo

18 de Enero de 2020 | 02:55
Edición impresa

En el año que cumple sus Bodas de Platino baja las persianas otro clásico de la Ciudad: Titré calzados, una zapatería por la que pasaron varias generaciones de platenses. Marcelo Depino, quien junto a Sandra, hace décadas tomó la posta del tradicional comercio fundado por su padre, contó que la decisión del cierre se produjo “por un combo de razones y porque seguir con el legado es no adaptarse a los cambios”.

Como recordarán los memoriosos, en 1955 Titré abrió sus puertas en calle 8 N° 821, al lado de la tienda Re-Ol. Héctor Depino y su tío José Depino decidieron probar suerte en el rubro con la idea de que la zapatería estuviera destinada al mercado infantil. Con el tiempo se convencieron de que también debían atender la demanda femenina.

Héctor buscó un nombre con sonoridad francesa porque le parecía elegante y surgió “Titré”.

En 1982 la sociedad se separó y José, con uno de sus hijos, fundó la zapatería Tibus, en calle 48 casi esquina 8, donde desde 2001 está Titré.

La zapatería llegó a tener 9 mil pares de zapatos de estética clásica. Esa cifra se entiende cuando se aclara que, por ejemplo, para un modelo de calzado de mujer hay que tener seis números y para los niños, del 19 al 40.

Con semejante volumen de zapatos no resulta extraño que Héctor inventara esa especie de ascensor de calzados que siempre llamó la atención de los niños, cuando desde el primer piso descendía sobre una estrecha plataforma, el modelo y número solicitado por handy al vendedor.

Marcelo, hijo del fundador, señaló que hace 40 años que trabaja en Titré, pero previamente tuvo que aceptar que su padre lo mandara a tres fábricas diferentes para aprender y entender cómo era el mundo en el que él intentaba dar sus primeros pasos.

“Mi papá siempre trabajó con firmas muy clásicas, pero en 1980 cuando yo entré, lo convencí de que vendiéramos distintas marcas y que incorporáramos el calzado de hombres”, contó.

Es que antes de la década de los ´80 no se concebían las marcas, se trabajaba con fábricas y el calzado adquiría para el que lo usaba el nombre de quien lo vendía. Decir que uno calzaba un mocasín Titré fue por años sinónimo de una estética y calidad inconfundibles.

Para la familia la actividad fue mas que un comercio dedicado a la venta de un producto y siempre se destinó el tiempo necesario para asesorar a los clientes. Mabel, Chiqui y Marta, que lleva 40 años de empleada, fueron parte de ese especializado equipo. “Con solo mirar un pie supimos qué número necesitaba el cliente y lo principal fue que los chicos nunca se fueran con un calzado chico, siempre tuvimos plantillas para ofrecer”, reveló el comerciante.

Pero Marcelo y Sandra tienen hijos profesionales que optaron por ganarse la vida de otra manera y ellos aceptaron esa decisión.

“A los 18 yo elegí estar acá, luego me tocó ir a Malvinas, pasé por un proceso traumático, pero en definitiva sé que no podemos vivir para mantener el nombre del comercio, seguir con el legado es no adaptarse a los cambios”, sostuvo y explicó que el cierre no solo es producto de los vaivenes económicos, sino también fruto del desgano, de la rutina y de ir a la busca de otros desafíos que, aunque no estén claros, surgirán.

De acuerdo a la mercadería en stock se cree que Titré cerrará sus puertas entre marzo y abril próximos.

En ese tiempo no serán pocos los que se acerquen hasta el local para mencionar que allí les compraban los zapatos del cole, los de la primera comunión o los que usó el nieto en el bautismo.

“Hay recuerdos de tres generaciones, hace un tiempo una abuela nos preguntó si podíamos conseguir un zapato de badana como el que había usado su hijo, pero para su nieto”, dijo Marcelo, al tiempo que de una pequeña caja amarillenta sacaba un diminuto mocasín cosido a mano que lleva 40 años en una estantería del primer piso.

“Antes la moda era una sola, no había tanta diversidad como ahora”, reflexionó Marcelo.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

el local de la calle 48 de la zapatería que baja las persianas en el año de sus bodas de platino / g. calvelo

un mocasín nº19 de hace más de 40 años y que aún conservan

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $223.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla