Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $85,91
Dólar Ahorro/Turista $141.75
Dólar Blue $161,00
Euro $98,75
Merval 0,00%
Riesgo País 1372
Revista Domingo |DUEÑAS DE ANTICUERPOS ESPECIALES
La llama: podría ayudar contra el coronavirus

Este camélido andino le ofreció al hombre durante años múltiples prestaciones, sobre todo de carga. Ahora, una de sus propiedades podría resultar clave para ponerle freno a la pandemia

La llama: podría ayudar contra el coronavirus
8 de Noviembre de 2020 | 06:04
Edición impresa

Pariente del camello, pero sin joroba, las llamas, que también pertenecen a la familia de los camélidos, son animales muy fuertes que, en nuestro país domesticados por los habitantes de los Andes, ofrecieron durante años al hombre múltiples prestaciones. Pero una de ellas, ahora, saltó a la palestra ya que entre sus propiedades cuenta con una que podría servir para combatir nada más y nada menos que al coronavirus.

También parientes salvajes de los guanacos y las vicuñas, los indígenas las supieron usar durante siglos como animales de carga, ya que las llamas pueden soportar un peso de entre 23 y 34 kilogramos y recorrer con esa carga hasta 32 kilómetros en un solo día. Así, un séquito de llamas, que puede estar formado por varios cientos de individuos, pudieron transportar durante años grandes volúmenes de carga a lo largo de las duras cordilleras andinas. El tema es que, ahora, científicos argentinos trabajan con llamas para obtener anticuerpos especiales de los que se pueden obtener “nanoanticuerpos”, que no se encuentran en otros animales, y que estarían demostrando su efectividad contra el coronavirus.

Los resultados se obtuvieron tras siete meses, cuando un equipo de investigadores del INTA, Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca y del Conicet, Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, obtuvieron los nanoanticuerpos VHH provenientes de las llamas con capacidad de neutralizar la infección por coronavirus, según los científicos anunciaron oficialmente.

COMO VIVEN LAS LLAMAS DEL EXPERIMENTO

En un corral de campo experimental de animales de producción perteneciente al INTA Castelar, viven las cinco llamas macho con las que los investigadores trabajaron en el hallazgo de nanoanticuerpos que neutralizan el virus del coronavirus.

Las llamas, cuatro blancas y una de color marrón, se encuentran en un gran corral de 60 por 100 metros que contiene a otro más pequeño de 30 por 60 metros, con un precorral e instalaciones al reparo.

Convertidas en las estrellas del predio tras el hallazgo, las cinco llamas permanecen en semiconfinamiento, ya que, según se explicó, se trabaja con ellas con patógenos que no son interespecíficos (no enferman a otras especies) pero con los que hay que tener ciertos cuidados.

Trabajan con llamas para obtener anticuerpos que no se encuentran en otros animales

 

Mientras tanto, los cinco ejemplares demuestran sus habilidades.

Diego Franco, jefe de área del establecimiento, cuenta que las llamas “tambien favorecen el bienestar del suelo, cuyos cuidados se realizan con principios agroecológicos. Cortan el pasto, porque no lo arrancan, y gracias a las almohadillas plantares que poseen no compactan el suelo ni lo desertifican. Y además, concentran sus deyecciones en una zona específica”.

“En el campo experimental -explica- hay unidades de camélido, rodeo de cría de bovinos y cerca de 90 vacas adultas, debido a que producimos nuestra propia cría, en unas 60 hectáreas. Allí se realiza un pastoreo rotativo, un descanso de los lugares donde los animales van comiendo para favorecer el rebrote de las plantas y no se utilizan agroquímicos, porque el campo se ubica en un ambiente periurbano y sería una locura hacerlo”.

EL DESARROLLO CIENTÍFICO

“Los ensayos de neutralización llevados a cabo con las llamas tanto con pseudovirus como con el virus salvaje -explicaron los científicos- confirmaron que estas moléculas inhiben la infección viral provocada por el SARS-CoV-2, resultando tratamientos innovadores contra la enfermedad de COVID-19 y complementarios a las vacunas y otros métodos disponibles”.

El desarrollo científico se alcanzó con distintos especialistas en biotecnología, bioquímica y veterinaria que venían trabajando sobre nanoanticuerpos y distintas especies de virus que, según se afirmó, posicionan a la Argentina como el primer país de Sudamérica con la potencialidad de convertirlos en productos terapéuticos.

Itatí Ibáñez, investigadora del Conicet y una de las responsables del proyecto, explicó que “utilizamos a las llamas, que son un tipo de camélido, porque tienen anticuerpos especiales de los que se pueden obtener los nanoanticuerpos, que son pequeños y que no se encuentran en otros animales. El procedimiento consistió en tomar la información genética de las proteínas del coronavirus y la de la espícula del virus, que se conoce como proteína Spike, que es la que forma la corona. Esa junto con un dominio, que es un pedacito más chiquito de esa proteína, las produjimos en el laboratorio y con eso inmunizamos a la llama, que no es lo mismo que infectarla con el virus”.

“Cuando el sistema inmune de la llama detecta esa proteína -añadió- empieza a producir los anticuerpos comunes a todos nosotros y unos más pequeños (nanoanticuerpos). Tras cinco inmunizaciones, y al observar una respuesta inmunológica elevada, tomamos 200 mililitros para obtener los linfocitos, que contienen toda la información genética de los anticuerpos de la llama. Luego, los producimos de forma in vitro en el laboratorio y armamos una biblioteca de genes de nanoanticuerpos, y seleccionamos aquellos que reconocen las proteínas del coronavirus”.

“Sin embargo -detalló la científica- eso no significa que todos los anticuerpos de la llama neutralizan el virus SARS CoV2. Realizamos un ensayo de neutralización, y obtuvimos cerca de 60 nanoanticuerpos que se unen a la proteína del coronavirus, y al menos 10 son neutralizantes. En el estudio se observan en células in vitro si el nanoanticuerpo puede bloquear o no la infección viral. Ahora, la fase preclínica está muy avanzada porque ya tenemos las moléculas neutralizantes, y llegar hasta ese punto es complejo porque requiere mucho tiempo, pero nosotros unimos los equipos de Inta y Conicet, y con nuestro “know how” lo realizamos en siete meses. En unas semanas enviaremos las pruebas a Estados Unidos, para que se realice la fase en ratones”.

Otro de los responsables del desarrollo, Andrés Wigdorovitz, explicó por su parte que “la fase en ratones durará tres meses. Pero si esto se va a convertir en producto, y las pruebas en ratones andan bien, tenemos que analizar las estrategias públicas, privadas o mixtas que pueden escalar la producción y seleccionar el socio estratégico que apoyará el desarrollo, porque luego hay que decidir si continuamos con la misma forma de fabricación o lo hacemos en levadura, para lo cual hay que realizar nuevas pruebas, porque la molécula tiene que estar hecha con el mismo sistema en la fase pre clínica como en el producto final”.

En cuanto a las diferencias existentes entre la inmunidad de esta molécula de nanoanticuerpos de la llama con una posible vacuna contra el coronavirus, la también partícipe de la investigación Viviana Parreño señaló que “en este caso se trata de una estrategia de inmunidad pasiva, porque se le da el anticuerpo ya listo al organismo. Una vacuna despierta al sistema inmune para que genere anticuerpos, y eso tarda 15 días. Esta molécula, en cambio, ya tiene los anticuerpos. Una dosis protectiva actúa inmediatamente, por lo que se debe nebulizar todos los días para tener la inmunidad, tal como los mamíferos, donde las madres pasan los anticuerpos a la cría a través de la leche”.

“Armamos una biblioteca de genes y seleccionamos los que reconocen las proteínas del COVID”

 

“Si hay una estrategia epidemiológica de producir a gran escala -añadió Parreño- esto podría utilizarse en todas las personas que tengan edad de trabajar y con bajo riesgo de sufrir una enfermedad severa. Se le da la nebulización todos los días, y al encontrarse con el virus tiene la infección atenuada, responde con su sistema inmune y queda protegido. Así, con millones de personas se realiza la profilaxis y el virus no tiene adónde ir y se lo bloquea, frenando la dispersión del brote. Es algo similar a los anticuerpos monoclonales que le dieron a Donald Trump, con lo que mejoró notablemente”.

“Esto podría llegar a la par de la vacuna o después -apuntó Wigdorovitz- pero puede utilizarse para inmunosuprimidos que se vacunan y no son sensibles, quedando protegidos en una etapa en que están muy vulnerables. Podría utilizarse también con fines preventivos o con quienes ya están contagiados”.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia
cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla