Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $101,99
Dólar Ahorro/Turista $168.28
Dólar Blue $180,00
Euro $119,79
Riesgo País 1601
La Ciudad |La medida rige desde abril pero con las bajas temperaturas dejó de cumplirse
En los días más fríos son pocos los micros que circulan con las ventanillas abiertas

Así lo había dispuesto el Gobierno para evitar contagios en el transporte público. Desde que empezó la ola polar se ven cerradas

En los días más fríos son pocos los micros que circulan con las ventanillas abiertas

Micros y trenes deberían circular con las ventanillas abiertas/ d.ripoll

19 de Junio de 2021 | 02:33
Edición impresa

Los viajes en autotransporte de pasajeros causan el 30 por ciento de los contagios, según las últimas estadísticas difundidas respecto a la transmisión del Covid. Y el dato lo sabe Ricardo, vecino de Villa Elvira que tiene que abordar todos días el servicio de la línea Este y aunque usa doble barbijo teme contraer el virus porque las unidades van con todas las ventanillas cerradas.

“No han puesto los topes reglamentarios en las ventanillas y nadie controla que se cumpla el protocolo para viajar”, planteó el hombre que es, también, usuario de la 307. “A veces tengo que ir a Ensenada y pasa exactamente lo mismo: no hay ventilación cruzada en esos micros tampoco”, añadió preocupado porque no se cumplen las pautas establecidas para el transporte público.

Cuando irrumpió en la Región la segunda ola de coronavirus, allá por medidos de abril último, se dispuso que los pasajeros debían viajar en unidades de colectivo y vagones de tren totalmente aireados, por lo que se resolvieron medidas complementarias de fijación de las ventanillas en las unidades de transporte de personas. El objetivo de la directiva es asegurar que queden abiertas, garantizar así la ventilación y mitigar la circulación del coronavirus.

Ocurre que por esos días e incluso durante el otoño más avanzado la medida, en líneas generales, se cumplió, pero ahora, en estas últimas jornadas de frío extremo, algunos de los usuarios del servicio prefieren viajar con las ventanillas cerradas y en muchos casos se terminan enfrentando en discusiones con el chofer, que trata de dejar ventilada la unidad, o incluso entre los pasajeros mismos.

Ricardo toma el micro (distintos ramales de la Este, algunos que llegan hasta el centro platense por la avenida 7 y otros por la avenida 1) en la parada de 7 y 82. Se baja, la mayoría de las veces, en 1 y 67. “Los choferes están cansados de pelearse con la gente; incluso en algunas oportunidades el conductor para el micro y se pone a abrir todas las ventanillas, pero después, a medida que la gente va subiendo se las cierra. La solución serían esos topes, pero ningún micro los tiene”, dijo.

En rigor, la medida de dejar una ventilación cruzada en las unidades del transporte público rige desde el año pasado (es más, se recomienda esa prevención en los autos de alquiler, los particulares donde viajen personas no convivientes y en los hogares y comercios). Pero luego, cuando aflojó la primera ola quedó casi sin efecto el cumplimiento de esa recomendación. Llegó el calor del verano y entonces, frente a una segunda ola con temperaturas agradables volvió a cobrar vigencia la medida pero entonces nadie se quejó por la apertura de ventanillas. Ahora, con temperaturas más crudas, viajar en colectivo o en tren con las unidades abiertas es todo un desafío.

Oportunamente, cuando se dictó la medida, desde Transporte de la Nación se explicó que la colocación de topes en las ventanillas sería la única manera de asegurar la ventilación cruzada en las unidades; se anunció, asimismo, que sería una medida de “cumplimiento efectivo” y que iba a controlarse igual que con el porcentaje de ocupación de cada transporte.

La ventilación cruzada es un recurso al que apelan las autoridades sanitarias para minimizar los riesgos de contagio. Su finalidad es generar corrientes dentro de los espacios cerrados, que permitan una renovación constante del aire.

“Evita que se acumulen aerosoles en el aire y reduce el riesgo de tener un evento de súper contagio, que ocurre cuando una persona contagia a muchas otras, incluso estando a más de dos metros de distancia”, resaltó la investigadora adjunta del Conicet en el Centro de Investigaciones del Mar y la Atmósfera (CIMA-FCEyN-UBA), Andrea Pineda Rojas.

Según precisó la especialista, el contagio se puede dar tanto respirando una alta concentración de aerosoles (las gotículas que despedimos al hablar, toser, estornudar e incluso respirar) infectivos en poco tiempo (contagio en proximidad) o una baja concentración durante mucho tiempo de exposición (contagio a distancia).

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

Micros y trenes deberían circular con las ventanillas abiertas/ d.ripoll

Ventanillas cerradas. La medida se cumple poco en la plata/d. ripoll

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $305.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla