Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $130,69
Dólar Ahorro/Turista $215.64
Dólar Blue $239,00
Euro $135,85
Riesgo País 2374
Toda la semana |UNA DE LAS PELÍCULAS MÁS VISTAS DEL MOMENTO
Ese irascible “panda rojo” interior: un disparador de conversaciones entre padres e hijos

A algunos adultos y adolescentes, el más reciente film de la factoría Disney les resulta demasiado frontal para abordar temas como la menstruación, la mentira y las emociones. Pero los expertos creen que son buenas invitaciones a debatir en familia

Ese irascible “panda rojo” interior: un disparador de conversaciones entre padres e hijos

El filme animado Rd pone sobre la mesa varios temas de los adolescentes

Cecilia Famá

Por: Cecilia Famá
vivirbien@eldia.com

3 de Abril de 2022 | 08:34
Edición impresa

“En casa la vimos porque una amiga me comentó que era una película de Disney que trataba el tema de la menstruación y me dio curiosidad. Pero la verdad es que ése es sólo uno de los temas que trata. Me parece que está buenísimo que se aborde todo el tema de la adolescencia y sobre cómo gestionar las emociones. ¿Qué pasa cuando en una familia no hay lugar para que el niño pueda expresar todo lo que siente o lo que le pasa? Si no aprendemos juntos, con nuestros hijos, a expresar nuestras emociones o nuestros puntos de vista -porque también la historia habla de una suerte de mamá cocodrilo, que no la deja hacer nada a la nena, que tampoco tiene ni voz ni voto. En fin, ¿qué termina pasando? Aparece ese panda rojo que no deja de ser otra cosa que todas esas emociones que están ahí adentro, turbulentas, y que la nena necesita de una forma u otra poder expresar”, resume Florencia Rodríguez, mamá de Pedro, de 12 años.

Las charlas entre padres e hijos no tienen que ser sólo en el sillón de casa

“Está bueno porque invita a la reflexión de escuchar a nuestros hijos, a la necesidad de escucharnos todos. De que todo lo que tienen ellos para decirnos siempre es válido, y lo que hay que hacer es enseñarles a expresarlo. La mamá de la protagonista terminó teniendo un panda gigante, enorme, que ella venía trayendo de su crianza y de la relación con su madre; de cosas que acarreó toda la vida y también le trasladó a su hijita. Le da una linda vuelta porque la nena termina diciendo algo así como que ‘hay que abrazar al panda interior’. Una reflexión que invita a conectarse con lo que uno siente y poder convivir con eso tranquilamente. Yo tenía un profesor de la facultad que siempre decía que no somos seres racionales, sino seres emocionales que razonamos. Me parece que la película está buena porque nos invita a todos los papás a alojar a nuestros hijos en lo todo lo que tenga que ver con lo que sientan y piensen, independientemente de que estemos de acuerdo o no. Que ellos sepan que está bueno que lo puedan expresar, para que no pase esto: para que no exploten en un panda rojo”, detalla Florencia. Que además de mamá, es psicóloga.

“Me gustó que el grupo de amigas tenga inclusión y cambios de personalidad”

 

Ocurre que la película animada que en nuestro país se tradujo como “Panda rojo”, o “Red”, como le dicen los chicos, cuenta la historia de una adolescente que se enfrenta a la pubertad, las expectativas culturales y su nueva tendencia a convertirse en un panda rojo gigante cuando se ve superada por la emoción. Y tiene a los espectadores entusiasmados con grandes debates.

“Fue genial. La vi con mi hermana y me gustó el concepto que tiene la película y el mensaje que trata de dar, vi un montón de personas que son fans de la banda que aparece en la película; re loco. El punto es que me gustó mucho el concepto, el mensaje y la ambientación e historia que le pusieron. Es una peli de Disney, siempre va a ser genial. Me gustó también que el grupo de amigas tenga inclusión y cambios de personalidad notorios”, dice Catalina Meneghini (14).

La Mpelícula de Disney habla cobre los primeros romances de los más chicos

En las antípodas, a León Maldonado (14) le provocó “repugnancia”. Amplía su opinión: “es una película que no cuenta con un contexto vasto, siento que le falta desarrollo, estereotipa varios conceptos que no son muy debidos y superpone la ficción y a la realidad a la vez. Por más que sea animada, le falta coherencia”, enfatiza.

José es un papá cuarentón, separado, que todavía no la vio. Pero comenta que “justo a mi hija de 12 años le vino la menstruación por primera vez el fin de semana pasado, y mi psicóloga me recomendó verla juntos, así podíamos hablar del tema a partir de esa historia de Disney. Estoy esperando el fin de semana para que llegue ese momento”.

“Está bueno que se aborde el tema de la adolescencia y cómo gestionar las emociones”

 

UNA OPORTUNIDAD PARA EL DIÁLOGO

“Red” brinda “una muy buena representación de las relaciones entre padres y adolescentes y el desarrollo de los adolescentes”, sostiene la orientadora vocacional Carina Jalo. Los temas son reales y abren “Una oportunidad para la discusión”.

Las conversaciones sobre el cuerpo, la menstruación y la pubertad en general “permiten que nuestros hijos se sientan seguros y capacitados para transitar cada etapa de su vida, sin importar qué tipo de problemas puedan surgir, explica. Envían el mensaje de que no hay nada que no podamos explorar o entender más profundamente cuando la familia es un ámbito de contención y aprendizaje mutuo”.

“Es necesario generar espacios donde la palabra circule y sea tenida en cuenta”

 

Los padres no necesariamente deben explicar todo en detalle; deben compartir la información que consideren adecuada para el nivel de madurez de sus hijos, aconseja Jalo. Por ejemplo, los padres podrían enmarcar el extraño comportamiento de Mei con el empleado de la tienda como arraigado en el miedo o la incertidumbre sobre cómo hablar con él después de darse cuenta de que le gusta.

Por ejemplo, cuando la protagonista se convierte por primera vez en un panda rojo, se esconde en el baño y su madre trae cajas de toallitas femeninas, asumiendo que ya tuvo su primera menstruación. Aunque hay muchos padres que vieron la película están molestos por el guiño al período femenino, los expertos dicen que es bueno tanto para las niñas como para los niños e incluso para los más pequeños, aprender sobre las partes del cuerpo y los procesos corporales. “¿Todavía no habías hablado con tu hijo o hija de 10 años sobre el desarrollo que se da en niños y niñas en la pubertad… ¡Es hora! Los padres deben aprovechar la película para abordar temas que son necesarios que se hablen en casa”, dice Jalo.

Secretos de chicas: la menstruación suele ser un tema tabú

El filme normaliza los períodos y ese tipo de apertura puede hacer que las niñas se sientan más seguras y aceptadas durante la adolescencia.

Los padres también pueden compartir la perspectiva de cómo reaccionaron otros personajes de la película ante la idea de la menstruación de Mei. El padre de la niña parece avergonzado por los períodos. “Mi marido estaba presente cuando hablamos del tema y me ayudó a explicar que los hombres deben saber sobre estos temas e involucrarse, porque es parte de la vida de ambos géneros”, cuenta María, mamá de Tomás, de 8 años.

La relación madre-hija es otro de los grandes temas de este panda rojo. Aunque Mei su madre se aman, no siempre se llevan bien. Esta parte de la historia puede invitar a la conversación sobre el hecho de que es normal no estar de acuerdo con los miembros de la familia y que las peleas o expresar algo distinto no alteran el amor incondicional.

“Invita a la reflexión de escuchar a nuestros hijos, a la necesidad de escucharnos todos”

 

Hacer preguntas sobre las elecciones personales de los personajes es una forma poderosa de involucrar a los niños sobre nuestros valores. “Podríamos preguntarles a nuestros hijos: ´¿Qué creés que impulsó a Mei a mentirle a su mamá? ¿Qué pensás de lo que pasó después de que mintió? ¿Cuáles fueron algunas de las consecuencias?, aconseja Jalo, invitando al diálogo en familia, a hablar sobre las consecuencias que tiene mentir u ocultar cosas importantes.

Sentimientos encontrados y humor cambiante: esta característica adolescente se ve en Red

A FAVOR… Y EN CONTRA

Tamara Sparti, licenciada en psicología, subraya que “pareciera que algunas de las características propias de la época obturan la posibilidad de esta circulación emocional. La época nos presenta un escenario con un tiempo trastocado. Con prisa y sin pausas. En algunos ámbitos, con escaso ejercicio (y cierto desprestigio) de la palabra. En este contexto, vemos jóvenes a los que les cuesta detenerse, tolerar las pausas y muchas veces, con dificultades para servirse de recursos simbólicos que les permita tramitar sentimientos, emociones y sensaciones”.

“En estas condiciones, todas estas cuestiones emocionales, terminan por expresarse o traducirse brutalmente y nos encontramos con jóvenes abúlicos, con trastornos alimentarios, adicciones, y otras manifestaciones en el cuerpo. ¿Cómo podríamos contribuir a un mejor destino para estos sentimientos y emociones de los y las adolescentes? Para comenzar, es necesario generar espacios en los cuales la palabra circule y sea tenida en cuenta de manera genuina. La casa, la escuela, las actividades artísticas y deportivas deben garantizar estos lugares”, dice la experta.

Está bueno que los adultos escuchen a los jóvenes

Aunque las críticas a la película han sido en gran medida positivas, algunos espectadores, especialmente padres, han tenido una opinión diferente. Algunos se han horrorizado de que el filme trate sobre la menstruación; a otros no les gusta su exploración de los enamoramientos románticos y la sexualidad; y otros están molestos porque el personaje principal, Mei Lee, de 13 años, se rebela contra sus padres al mentir repetidamente y escabullirse.

Sin embargo, los psicólogos infantiles dicen que es poco probable que la película promueva el comportamiento malo o que cause daño a los niños más pequeños que pueden no entender sus temas maduros. En todo caso, señalan, la película podría unir a las familias al generar conversaciones apropiadas para la edad sobre temas y valores clave, y al convalidar las luchas que los adolescentes suelen protagonizar.

“La realidad es que nuestros hijos están expuestos a todos estos temas, hasta cierto punto, con o sin control”, dice una experta estadounidense. “Ver una película como esta -agrega- en familia, y comunicarse con los niños durante y después, puede ayudar a los niños a desarrollar una disposición y apertura para compartir su confusión con nosotros. Creo que ahí pueden ocurrir las conversaciones transformadoras”.

“El tema de la menstruación es delicado para las nenas, por el tema de la vergüenza. En la película, cuando aparece la mamá en la escuela con las toallitas femeninas, ella siente toda la vergüenza del mundo, y eso hace ver que es algo común tener vergüenza con algunos temas. También trata sobre cómo empieza a cambiar el humor de las niñas en la preadolescencia, la rebeldía y todos los cambios de temperamento que no pueden controlar. Hay una frase que dice ‘mi panda, mi problema’ y es muy actual. Además de invitar a la conversación de que cada uno maneja las emociones como quiere y/o como puede”, afirma otra mamá, de una nena de 11 años, que prefiere no dar su nombre, pero sí confesar que en casa ya vieron el filme… “unas tres veces”.

Los enojos son moneda corriente entre los adolescentes

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $350.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla