Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Temas del día:
Buscar
Toda la semana |EL ESTUDIO QUE PUEDE ANTICIPARSE A LA ENFERMEDAD GRAVE

Mamografías: claves para una detección temprana del cáncer

Es una de las principales causas de muerte entre las mujeres de todo el mundo. Diagnosticarlo rápidamente es importante para aumentar las posibilidades de supervivencia y tratamiento efectivo

Mamografías: claves para una detección temprana del cáncer

Una vista de las imágenes que proyecta el aparato de rayos / Web

14 de Mayo de 2023 | 09:08
Edición impresa

El cáncer de mama es una de las principales causas de muerte entre las mujeres de todo el mundo. Por esto, la detección temprana es clave para aumentar las posibilidades de supervivencia y tratamiento efectivo. Sin embargo, todavía existen muchas preguntas sin respuesta en cuanto a la frecuencia y el momento adecuados para realizar mamografías.

Sobre este tema, EL DIA consultó a Francisco Terrier, que es especialista en la materia, acreditado por la Sociedad Argentina de Mastología. Además, oficia de jefe de la Unidad de Patología Mamaria del Hospital Italiano; también ejerce el cargo de vicepresidente de la Sociedad Argentina de Mastología, y dirige una clínica local.

“Consiste en el diagnóstico temprano, precoz, cómo se dice comúnmente ‘encontrarlo bien chiquitito, bien rápido’ y, para eso, es el mejor estudio demostrado largamente con los años”, explicó el entrevistado.

Un reciente estudio publicado en The New York Times volvió a poner sobre la mesa la pregunta sobre la frecuencia de las mamografías. Según el estudio, las mamografías anuales pueden no ser necesarias para todas las mujeres, especialmente para aquellas con bajo riesgo de cáncer.

Recientemente, en Estados Unidos, la Task Force, que es un grupo de trabajo de servicios preventivos no oficial, pero apoyado por Estado, hizo una recomendación en la que, en realidad, retomaron parcialmente un documento de 2009. Hasta ese entonces la frecuencia recomendada era una vez por año a partir de los 40. Luego se recomendó que sea cada 2 años a partir de los 50 y ahora recomiendan a partir de los 40 cada 2 años.

“En todo el mundo ha habido idas y vueltas en las recomendaciones. El ejemplo de Estados Unidos no que tampoco es el único ni el oficial del país, pero todas las recomendaciones giran en la duda del grupo de los 40 y 50 años. No obstante, últimamente se empezó a hablar de hasta qué edad”, advirtió el especialista consultado por EL DIA.

El estudio norteamericano incluyó a más de 800.000 mujeres, y encontró que las mamografías realizadas cada dos años para mujeres de entre 50 y 74 años redujeron el riesgo de muerte por cáncer de mama en un 25%. Sin embargo, el riesgo adicional de exposición a la radiación ionizante y el costo de las pruebas más frecuentes pueden superar los beneficios en mujeres de bajo riesgo.

En la investigación también se encontró que el tipo de cáncer de mama detectado a través de mamografías anuales era en su mayoría menos avanzado que el detectado a través de mamografías realizadas cada dos años. Esto sugiere que la detección temprana puede no ser la única solución para prevenir el cáncer de mama.

A pesar de estos resultados, es importante tener en cuenta que la frecuencia de las mamografías debe determinarse en función del riesgo individual de cada mujer. Aquellas con antecedentes familiares de cáncer de mama u otros factores de riesgo pueden necesitar mamografías más frecuentes.

QUÉ PASA EN ARGENTINA

“La frecuencia habitualmente es anual a partir de los 40 años y sin límite de edad”, informó Terrier.

En ese punto, los grupos de riesgo son todas las mujeres a partir de tal edad, aunque puede haber grupos de “riesgo aumentado” por antecedentes familiares. En este caso, “si una mujer tiene un antecedente en su madre, tiene que empezar antes y se estila 10 años antes, pero eso no es una recomendación tan fija”, explicitó el vicepresidente de la Sociedad Argentina de Mastología.

En esa línea, “generalmente no es empezar a hacerse a la monografía, sino arrancar a hacer la consulta con especialistas con el matólogo y a planificar el cuidado de su salud mamaria”, adelantó.

LÍMITES DE EDAD

En cuanto al tope de edades para realizarse mamografías, Terrier comentó que “siempre el concepto fue que la paciente añosa, más de 74 o 75, tiene cánceres menos agresivos”. “Además se dudaba también de, a esa edad, qué hacerle”, sumó.

“Cada vez, la vida se prolonga más y los tratamientos son menos agresivos. Una cirugía a los 76 no es lo mismo que era hace 20 años, ahora las anestesias son otra cosa, hay tratamientos que pueden dar un tratamiento hormonal a esa paciente de 85 años y se puede operar. Entonces, el hecho de no hacer la mamografía sería ‘no nos enteremos’. Eso no es lo que la mayoría recomienda; es preferible enterarse y después adaptar el tratamiento a la paciente. La edad, hoy, no es una cuestión cronológica, sino que es el estado biológico de cada uno. En otras palabras, se puede tener 85 y estar como de 60”, resumió el jefe de la Unidad de Patología Mamaria del Hospital Italiano.

“La mamografía consiste en placas radiológicas. Es un aparato de rayos dedicado para la mama que, para que se vea bien el estudio, tiene esas dos planchas que son las famosas que aprietan para captar la imagen”, detalló el doctor.

En sus palabras, “si se hiciera sin apretar no se vería bien todo el tejido y no sería un estudio útil. Así, se la toma en dos o tres ángulos diferentes y, con personal entrenado, es un estudio que no dura más de tres a cuatro minutos”.

Sobre una de las molestias que ocasiona, Terrier empatizó: “A veces nos dicen las pacientes que nosotros nunca nos hicimos este estudio y eso es verdad, pero, realmente, es la recomendación que les damos. En algunas ocasiones duele o tira más”.

RECOMENDACIONES

A continuación, un punteo de los consejos de Terrier:

1. “Mantener un peso adecuado porque la paciente con sobrepeso tiene un aumento de posibilidad de tener el cáncer de mama”.

2. “No fumar es muy útil para infinidad de enfermedades oncológicas, no solo para el cáncer mamá y no sólo oncológica, sino cardiológicas y salud en general”.

3. “Un consumo adecuado y mínimo de alcohol ayuda para mejorar e tratamiento del cáncer y otras patologías”.

4. “Una dieta lo más sana y balanceada posible, evitar grasas evitar, comidas procesadas”.

El aparato tiene dos placas que aprietan la mama / Web

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

ESTA NOTA ES EXCLUSIVA PARA SUSCRIPTORES

HA ALCANZADO EL LIMITE DE NOTAS GRATUITAS

Para disfrutar este artículo, análisis y más,
por favor, suscríbase a uno de nuestros planes digitales

¿Ya tiene suscripción? Ingresar

Básico Promocional

$98/mes

*LOS PRIMEROS 3 MESES, LUEGO $1520

Acceso ilimitado a www.eldia.com

Suscribirme

Full Promocional

$128/mes

*LOS PRIMEROS 3 MESES, LUEGO $2350

Acceso ilimitado a www.eldia.com

Acceso a la versión PDF

Beneficios Club El Día

Suscribirme
Ir al Inicio
cargando...
Básico Promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$98.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $1520.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla