Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Temas del día:
Buscar
Toda la semana |LOS ADULTOS TIENEN UN PAPEL FUNDAMENTAL PARA DETENER EL DAÑO

Desarrollo infantil: el abuso de las pantallas generaría retrasos y adicción en los niños

En los menores a un año, los especialistas exigen no se usen los dispositivos tecnológicos. Para los más grandes, sugieren regular el tiempo para prevenir abusos. Los casos que pueden simular síntomas de autismo

Desarrollo infantil: el abuso de las pantallas generaría retrasos y adicción en los niños

Las criaturas menores a un año deberían estar lejos de los dispositivos digitales / Web

17 de Septiembre de 2023 | 08:29
Edición impresa

En un revelador estudio publicado en la prestigiosa revista JAMA Pediatría, se informó sobre una preocupante realidad que afecta a los más pequeños de la casa. En un mundo cada vez más digitalizado, se constató que los niños de tan solo un año de edad que pasan dos o más horas diarias frente a pantallas (ya sea al ver televisión, vídeos, o al usar teléfonos móviles u otros dispositivos digitales) corren un riesgo inesperado en su desarrollo. Un equipo de expertos, que se basaron en datos de más de 7.000 niños, descubrió una relación directa entre el tiempo ante las pantallas y el surgimiento de retrasos en el desarrollo de estas criaturas.

Sobre este tema, EL DIA dialogó con dos especialistas: Cecilia Di Virgilio, médica pediatra, y Mauricio Pedersoli, neurólogo infantil. Por su lado, la especialista introdujo que “el uso de las pantallas influye de un modo claramente negativo en el neurodesarrollo de los niños”. En tanto, el doctor coincidió en que las pantallas “generan trastornos en el desarrollo neurológico”.

Los resultados del extenso estudio son alarmantes. Cuanto mayor es el tiempo que los bebés pasan frente a las pantallas, mayor es la probabilidad de que experimenten retrasos en áreas cruciales para su crecimiento, especialmente en las habilidades de comunicación y resolución de problemas.

“Las recomendaciones a nivel mundial son el no uso de pantallas en menores de tres años”, aconsejó la profesional y, a la vez, aclaró que los niños solo deberían utilizarla “de un modo muy escaso con un fin de compartir” algo en familia. “Está contraindicado el uso” porque, para favorecer el neurodesarrollo, se deben “poder recibir todas los estímulos” para trabajar el “lenguaje”, “la interacción social” y otras facetas de la vida humana, explicó Di Virgilio.

Existe un ejemplo impactante: los niños que dedicaban hasta dos horas diarias a las pantallas a la edad de 1 año tenían un 61 por ciento más de probabilidades de sufrir retrasos en el desarrollo de sus habilidades comunicativas a los 2 años en comparación con aquellos que limitaban su exposición a menos de una hora diaria. Un riesgo que se elevaba a casi cinco veces más para los que pasaban cuatro o más horas al día frente a una pantalla.

Las pantallas táctiles pueden afectar la motricidad fina de los niños / Pexels

EFECTOS NOCIVOS

“Si se interrumpe el momento sagrado del desarrollo neurológico tan rápido, habrá consecuencias”, aseveró Pedersoli. Por ende, “si los bebés están mirando una pantalla en lugar de estar interactuando y aprendiendo, no será raro que haya una tragedia en términos de salud pública”, sumó.

Pero los efectos perjudiciales no se limitan solo a la comunicación y la resolución de problemas. Este estudio también reveló consecuencias relacionadas con la cantidad de tiempo que los bebés pasan frente a las pantallas en áreas como el desarrollo de habilidades personales, sociales y motoras. En un mundo donde la tecnología se volvió omnipresente, estos hallazgos hacen sonar la alarma sobre cómo nuestros pequeños interactúan con el entorno digital.

Por su parte, Cecilia explicitó que, en el caso de los chicos muy expuestos a pantallas, pueden haber “signos tempranos compatibles con espectro autista”. Ante esto, se debe atender a no limitar “el contacto interurbano con las personas, que es fundamental”, aportó. En esa línea, completó que “cuanto más pantallas haya y (los niños) estén expuestos a menos contacto, van a tener signos de autismo, con falta de habla, con dificultades en la mirada y en la conexión con las personas”. No obstante, a la hora de poner algún límite, los padres deben tener en cuenta, según Di Virgilio, que “al querer retirarles el celular a los niños, aparecen crisis de llanto, de excitación psicomotriz y demás reacciones que pueden indicar que hay un uso que se está transformando en una adicción real”. “Esto se ve en los menores de tres años que llegan al consultorio por signos de autismo y, en realidad, son producto del exceso de pantallas”, afirmó.

 

“Si se interrumpe el momento sagrado del desarrollo, habrá consecuencias”, aseveró Pedersoli

 

Los expertos en salud infantil subrayan la importancia de limitar el tiempo frente a las pantallas, fomentando en su lugar la actividad física y las interacciones personales cara a cara. Según las directrices de la Organización Mundial de la Salud, el “tiempo sedentario frente a una pantalla” no se recomienda para los bebés, y se debe limitar a no más de una hora al día para los niños de 2 años. Si bien el estudio no pudo distinguir entre el tiempo educativo y otras formas de exposición a las pantallas, queda claro que es crucial encontrar un equilibrio entre aprovechar los aspectos educativos de la tecnología y proteger el desarrollo sano de nuestros niños en un mundo digital en constante evolución.

Recomiendan evitar el uso de las pantallas al momento de las comidas / Web

EVIDENCIAS

“Los menores de 12 meses que ven televisión más de dos horas por día podrían tener trastornos en el lenguaje. Incluso, que esté la televisión de fondo también se demostró algunos retrasos del lenguaje por disminución de la calidad de la interacción entre los cuidadores y el hijo”, compartió Perdersoli.

En un trabajo con alumnos de escuelas públicas, los niños dibujaron figuras humanas. Allí se destacó “una diferencia en la calidad del dibujo entre los que veían más de tres horas por día la televisión, versus los que veían como máximo 60 minutos”, adhirió el neurólogo infantil. Además, “hay estudios por resonancia funcional que observaron una menor activación del lóbulo frontal luego de dos semanas de videojuegos violentos, en comparación con los que no habían estado expuesto a los mismos”, enumeró Mauricio.

Para sumar otro caso, en China detectaron “un aumento de los trastornos de conducta en los niños que habían estado expuestos a pantallas antes de los dos años o más de una hora por día”.

 

“Influyen de un modo negativo en el neurodesarrollo de los niños”, afirmó Cecilia Di Virgilio

 

Respecto a la motricidad fina, Pedersoli resaltó que “hay muchísimas evidencias que hablan de los efectos negativos de las pantallas táctiles en el desarrollo”. “Los niños de 5 y 6 años que solían usar la tablet o smartphones más de dos horas por día presentaba habilidades manuales muy descendidas para la edad”, sentenció.

CONSEJOS

“Se desaconseja el uso de pantallas en menores de tres años; debe ser lo más limitado posible entre los 3 y 5 años; y en mayores de 5 años también hay que regularlos en la cantidad de la exposición”, advirtió la pediatra. Del mismo modo, pidió a los adultos que “tengan control” del uso de las pantallas a todas las edades. “Somos los adultos los que tenemos que entender este efecto perjudicial de los celulares en el desarrollo de los niños, porque somos quienes lo incorporamos en la casa y quienes tenemos que tener claro que este uso o incorporación temprana es perjudicial y tiene efectos negativos. Debemos regular tomar conciencia y controlar”, concluyó.

Pedersoli explicó que para los menores de dos o tres años, “cero pantallas”; desde los 2 a los 5 años, “una hora de calidad”; los niños de más de cinco años, “máximo dos horas”. En este último caso, “tratar de no utilizar las pantallas en horarios más tarde que las 20 horas, para no alterar el sueño” y “no sumar las pantallas a la hora de comer por sus momentos sagrados para la interacción familiar”.

Los más chicos deben ser cuidados de los efectos nocivos de las pantallas / Pexels

 

Algunas advertencias

AISLAMIENTO SOCIAL:
El niño o la niña prefiere pasar la mayor parte del tiempo frente a una pantalla que interactuar con otras personas, incluso con su familia o amigos.

PÉRDIDA DE INTERÉS:
El niño o la niña deja de lado otras actividades que antes le gustaban o le resultaban divertidas, como el deporte, el arte, la lectura o el juego.

IRRITABILIDAD:
El niño o la niña se muestra más irascible, ansioso o agresivo cuando no puede acceder a una pantalla o cuando se le pide que la apague.

MENTIRAS:
El niño o la niña miente sobre el tiempo que pasa frente a una pantalla o sobre el tipo de contenidos que consume, para evitar las consecuencias o las críticas.

DEPENDENCIA:
El niño o la niña necesita estar conectado a una pantalla para sentirse bien, relajado o feliz, y sufre síntomas de abstinencia cuando no puede hacerlo.

Consejos

LIMITAR EL TIEMPO DE EXPOSICIÓN A LAS PANTALLAS SEGÚN LA EDAD DEL NIÑO
La Academia Americana de Pediatría recomienda evitar el uso de pantallas en menores de 18 meses, salvo para videollamadas familiares. Entre los 18 y los 24 meses, se puede introducir el uso de pantallas de forma ocasional y siempre con supervisión de un adulto. Entre los 2 y los 5 años, se recomienda un máximo de una hora al día de contenido educativo y de calidad. A partir de los 6 años, se debe establecer un límite razonable y adaptado a las necesidades de cada familia y niño.

OFRECER ALTERNATIVAS AL USO DE LAS PANTALLAS QUE FAVOREZCAN EL DESARROLLO INTEGRAL DE LOS NIÑOS
Las pantallas no deben sustituir otras actividades esenciales para el crecimiento y el bienestar de los niños, como el juego libre, la lectura, la actividad física, el contacto con la naturaleza o las relaciones sociales. Los padres deben animar a sus hijos a realizar estas actividades y participar en ellas siempre que sea posible.

FOMENTAR EL USO DE PANTALLAS CON FINES EDUCATIVOS, CREATIVOS O SOCIALES, Y EVITAR EL CONSUMO PASIVO O RECREATIVO
Las pantallas pueden ser una herramienta útil para aprender, crear o comunicarse con otras personas, siempre que se haga con criterio y moderación. Sin embargo, el uso de pantallas para entretenerse o distraerse puede tener efectos negativos en el desarrollo cognitivo, emocional y social de los niños, así como en su salud física.

CREAR UN AMBIENTE FAMILIAR FAVORABLE AL USO RESPONSABLE Y SALUDABLE DE LAS PANTALLAS
Esto implica establecer unas normas claras y coherentes sobre el uso de las pantallas, tanto para los niños como para los adultos. También implica crear espacios libres de pantallas en la casa, como el dormitorio o el comedor, y fijar momentos del día sin pantallas, como la hora de las comidas o antes de dormir. Además, se debe promover el diálogo y la orientación sobre el contenido que se consume en las pantallas, así como el respeto y la seguridad en el entorno digital.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

ESTA NOTA ES EXCLUSIVA PARA SUSCRIPTORES

HA ALCANZADO EL LIMITE DE NOTAS GRATUITAS

Para disfrutar este artículo, análisis y más,
por favor, suscríbase a uno de nuestros planes digitales

¿Ya tiene suscripción? Ingresar

Básico Promocional

$120/mes

*LOS PRIMEROS 3 MESES, LUEGO $2250

Acceso ilimitado a www.eldia.com

Suscribirme

Full Promocional

$160/mes

*LOS PRIMEROS 3 MESES, LUEGO $3450

Acceso ilimitado a www.eldia.com

Acceso a la versión PDF

Beneficios Club El Día

Suscribirme
Ir al Inicio
cargando...
Básico Promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$120.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $2250.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla