Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Temas del día:
Buscar
Espectáculos |EXPECTATIVA, CRÍTICAS Y CONSPIRACIONES

Romance en el Super Bowl: Taylor Swift dará la vuelta al mundo para estar con su nuevo amor

Es el matrimonio perfecto entre el deporte y el espectáculo: la deidad de la música actual viajará de Tokio a Las Vegas para abrazar a su novio, estrella de Kansas, que esta noche juega por la gloria

Romance en el Super Bowl: Taylor Swift dará la vuelta al mundo para estar con su nuevo amor

Swift, dentro de la cancha luego del partido que clasificó a Kansas al Super Bowl

11 de Febrero de 2024 | 04:30
Edición impresa

Cuando Travis Kelce llevó a sus Kansas City Chiefs al Super Bowl, como en una película de Hollywood, tomó en pleno campo de juego a Taylor Swift y la besó. Fue la oficialización de un romance que ya todo el mundo conocía, en el centro de la escena, deleite de los sponsorspero que, rápidamente, se dieron cuenta de un detalle: la noche del 11 de febrero, esta noche, en que Kansas enfrenta a los 49ers por la gloria en el evento deportivo más grande del país, Taylor no iba a poder estar alentando a su novio.

Es que la estrella iba a estar el sábado por la noche, ayer, en Tokio, literalmente al otro lado del mundo, en el marco de su exitoso Eras Tour. Pero el amor todo lo puede. Y también el poder del marketing, claro: Swift es la deidad pop del momento. Su imperio creciente se estima en más de mil millones de dólares. Su recién lanzada película, que documenta su gira, le valió una recaudación de 93,2 millones de dólares, y se convirtió en el largometraje musical más vendido de la historia.

Para la revista Time, fue la persona de 2023, y hace una semana se consagró también, una vez más, en los Premios Grammy, ganando el cuarto premio a mejor disco, cifra record.

Y sale con una de las estrellas de la NFL, la liga de fútbol americano que es una institución en su país, y que el año pasado convocó en su gran final, el Super Bowl, a 115 millones de personas detrás del televisor solo en Estados Unidos. La liga, al igual que la NBA, ha intentado en el pasado unir los mundos del deporte y el espectáculo para atraer nuevos espectadores y renovar la audiencia. Así lo atestiguan sus ya famosos shows de mediotiempo del Super Bowl, quizás lo más interesante para el público extranjero del gran evento que tendrá lugar hoy. Pero lo de Travis y Taylor es aún mejor: es un reality en medio de la cancha, que une dos mundos y trae al verde césped a la principal figura de la música (y a una ola de “swifties” con ella, claro).

Entonces, no extraña el esfuerzo que hará Taylor para estar en la finalísima: las 12 horas que precisa para cubrir la distancia, más la diferencia en el huso horario, posibilitarán a la artista llegar a tiempo, en un avión privado, aunque no sin antes dejar todo, incluida una interesante huella de carbono.

UNA AGENDA LOCA

El raid de Swift, en rigor, ya empezó: el domingo estuvo en Los Ángeles para llevarse algunos premios Grammy más a su casa. Y de allí, un largo viaje a Tokio, atravesando nueve zonas horarias y cruzando la línea internacional de cambio de fecha. Al volar de California a la capital japonesa, Swift perdió 17 horas: .cuandosalió de Los Ángeles en la mañana del lunes 5 de febrero, alrededor de las 9 de la mañana, en Tokio ya eran las 2 de la madrugada del 6 de febrero. Llegó alrededor de las 2 de la tarde

Swift hizo sus conciertos entre el miércoles y el sábado en el Tokyo Dome, cada uno para 55 mil personas. Y entonces, otra vez se subió a un avión privado (no hay vuelos comerciales directos de Tokio a Las Vegas): otras 12 horas arriba de un avión y, con la diferencia horaria (las mencionadas 17 horas) se especulaba que podría estar aterrizando en la madrugada, incluso antes. Casi un viaje en el tiempo.

El espectáculo comenzará hoy a las 19 horas de nuevos país, las 22 de Las Vegas. Habrá que ver cuánto dura el festejo, si lo hay, pero Taylor no tendrá tanto tiempo: el viernes tiene que estar en Australia, para cantar tres días seguidos, otra vez atravesando numerosas zonas horarias tras volar, al menos, 17 horas más en avión.

Partido que clasificó a Kansas al Super Bowl

Considerando todo lo anterior, Swift habrá viajado más de 30.500 kilómetros en poco menos de dos semanas, sin incluir el transporte hacia y desde los lugares, hoteles, el aeropuerto y cualquier viaje que ocurra entre el Super Bowl y las fechas de su gira por Melbourne. Como referencia, la circunferencia de la Tierra es de 40.000 kilómetros.

CONTAMÍNAME

Una cifra estratosférica, que tiene a los anti-Swift muy enojados, señalando que las emisiones de dióxido de carbono que calientan el planeta y son liberadas con cada vuelo son fastuosas.

Si bien las emisiones exactas de carbono dependen de muchos factores, como las rutas de vuelo y el número de pasajeros, es posible una estimación aproximada, dijo Gregory Keoleian, codirector del Centro de Sistemas Sostenibles de la Universidad de Michigan. Viajar 30.500 kilómetros en un Dassault Falcon 900LX, uno de los aviones de Swift, podría liberar más de 90.718 kilos de emisiones de dióxido de carbono, dijo.

Eso sería aproximadamente 14 veces más de lo que emite el hogar estadounidense promedio en un año, según la Administración de Información de Energía de Estados Unidos.

Y la controversia sobre el uso de jets privados por parte de Swift ilustra la “gran disparidad” entre las personas ricas y las de bajos ingresos en lo que respecta a las emisiones de gases de efecto invernadero que genera cada persona, dijo Julia Stein, profesora de la Facultad de Derecho de la Universidad de California en Los Ángeles.

“Se está viendo que esto se desarrolla en una especie de escala microcósmica (con Swift), pero eso también es cierto para los países industrializados por sus emisiones de carbono históricamente”, dijo.

 

Swift recorrerá más de 30 mil kilómetros en dos semanas para acompañar a Travis Kelce en su partido

 

Pero “es sorprendente que la señorita Swift reciba tanta indignación cuando los clientes de aviones privados son abrumadoramente hombres mayores de 50 años”, señaló Jeff Colgan, profesor de ciencias políticas en la Universidad de Brown. “El enfoque realmente debería estar en una clase más amplia de personas”. Grandes eventos internacionales, desde los Juegos Olímpicos hasta la cumbre anual sobre cambio climático de la ONU, también han sido criticados debido a las miles de personas que vuelan para asistir a ellos, viajes que contribuyen al cambio climático.

Lo cierto es que uno de los ofuscados, un estudiante universitario de Florida, usa datos públicos y redes sociales para rastrear los vuelos privados de multimillonarios, políticos y otras celebridades, incluida Taylor Swift que, incómoda, ya intentó que Jack Sweeney, el muchacho en cuestión ”cese y desista”. Sweeney enfatizó que, si bien nunca ha tenido la intención de causar daño, cree firmemente en la importancia de la transparencia y la información pública.

AMOR Y CONSPIRACIÓN

La investigación de Sweeney se encabalga con quienes critican a Taylor por otra razón: crítica de Donald Trump y militante de Joe Biden y su agenda progresista, la derecha estadounidense tiene en ella a una enemiga, y ahora la señala por hipócrita por sostener un supuesto show sustentable y ambientalista que es el que más contamina en el mundo, gracias a las mencionadas emisiones de carbono.

Son un argumento más que alimenta el odio de quienes creen que Swift desempeña un papel en las operaciones psicológicas del Pentágono: ella y su novio, dos veces campeón del Super Bowl, serían activos clave en un complot secreto para ayudar al presidente Joe Biden a ser reelegido en 2024. En ese marco, quizás el éxito de los Chiefs fue pactado como parte de un plan, y por ende la presencia de Taylor no podía no darse. Para estos conspiracionistas, el plan es llevar parte del electorado conservador de la Estados Unidos profunda, fanáticos muchos de ellos del deporte más masivo del país, hacia el voto a Biden.

Pero no es cosa de tuiteros trasnochados: en el marco de esta política de la posverdad que vivimos, figuras políticas y mediáticas de derecha, como el ex candidato presidencial republicano Vivek Ramaswamy, la activista política Laura Loomer y la presentadora Alison Steinberg de One America News Network, han amplificado las acusaciones.

Pero, claro, otras figuras de la cultura pop han quedado en medio de campañas políticas mucho antes de la flamante pareja a la que algunos fans se refieren como Swelce. El expresidente Bill Clinton apareció por primera vez en MTV durante su campaña de 1992, cuando aún era gobernador de Arkansas. Grandes estrellas como Johnny Cash, Mary Tyler Moore y Willie Nelson respaldaron al expresidente Jimmy Carter hace más de 40 años, cuando se postuló por segunda vez a la Casa Blanca. Ronald Reagan se inició en la política después de una carrera como actor.

“Esa pregunta de, ¿funciona esto en la cultura pop? Absolutamente, puede que sí”, dijo Penney. “Y lo hace. Y la historia lo ha demostrado”.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

Partido que clasificó a Kansas al Super Bowl

+ Comentarios

Para comentar suscribite haciendo click aquí

ESTA NOTA ES EXCLUSIVA PARA SUSCRIPTORES

HA ALCANZADO EL LIMITE DE NOTAS GRATUITAS

Para disfrutar este artículo, análisis y más,
por favor, suscríbase a uno de nuestros planes digitales

¿Ya tiene suscripción? Ingresar

Básico Promocional

$98/mes

*LOS PRIMEROS 3 MESES, LUEGO $1520

Acceso ilimitado a www.eldia.com

Suscribirme

Full Promocional

$128/mes

*LOS PRIMEROS 3 MESES, LUEGO $2350

Acceso ilimitado a www.eldia.com

Acceso a la versión PDF

Beneficios Club El Día

Suscribirme
Ir al Inicio
cargando...
Básico Promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$98.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $1520.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla