Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
DOLOR

Adiós al Profesor

A los 90 años murió Jorge Kistenmacher, un amante del deporte

Adiós al Profesor

Adiós al Profesor

La familia albirroja ayer despidió a un grande que le ha dado mucho al fútbol principalmente, pero también a otras variadas disciplinas. A los 90 años falleció en nuestra ciudad Jorge Everardo Kistenmacher, más conocido como el Profesor, un hombre amante del deporte que ha dejado un tremendo legado al fútbol y que ha cosechado tantísimos pergaminos tanto en nuestro país como en el exterior.

Clic para ampliarEste profesor de Educación Física -título que obtuvo luego de una brillante carrera, en la que terminó como abanderado, en el Instituto General Belgrano de San Fernando- fue un auténtico innovador por las enseñanzas que introdujo sobre todo en el entrenamiento futbolístico. Todas sus ideas revolucionaron los entrenamientos de este deporte: las prácticas con pelota, el entrenamiento de los arqueros, las concentraciones previas a los partidos, trabajar jugadas de pizarrón, entre tantas otras que él introdujo.

"El único que me escuchó fue Zubeldía", dijo Kistenmacher (quien nació en Concepción de Tucumán el 13 de agosto de 1919) una vez en una entrevista rememorando aquella época. Fue precisamente allá por el año 1959 cuando se incorporó a Estudiantes como preparador físico y luego fue colaborador de Osvaldo Zubeldía en el Estudiantes que llegó a la cúspide del fútbol mundial.

Clic para ampliarY uno de los orgullos que más atesoraba como anécdota fue el hecho de haber sido quien eligió, junto al presidente Mariano Mangano, los terrenos en donde actualmente se encuentra emplazado el Country de City Bell.

Fue el preparador físico de una de las mejores épocas de Estudiantes y siguió hasta luego de la Copa Libertadores que disputó Estudiantes en 1971 y perdió frente a Nacional de Montevideo. Ahí se fue a Peñarol de Uruguay llevado por el medico de ése club, en donde repitió la historia: también se consagró Campeón de Mundo con esa institución uruguaya en 1982 tras vencer en la final al conjunto inglés del Aston Villa. "Le gané dos finales a los ingleses", recordaba siempre el Profe con una sonrisa cuando se le recordaba sus dos logros mundiales.

ATLETA Y ESCRITOR

Clic para ampliarKistenmacher fue además atleta -disciplina en la que cosechó una buena cantidad de medallas-, escritor de más de una decena de libros sobre su especialidad y también tuvo su momento en la Selección Nacional Argentina, a la que llegó en el año 1973. Allí fue el jefe de preparadores físicos del equipo que disputó las Eliminatorias para el Mundial de Alemania de 1974. En 1977 y finalmente en 1978 fueron sus últimos dos años como PF. En el primer año en Independiente y luego en Vélez, club en donde cerró su carrera.

El 13 de agosto pasado Jorge Kistenmacher cumplió 90 años y el club Estudiantes le realizó un homenaje con una almuerzo en el Círculo Italiano. Allí estuvieron todos: sus familiares, compañeros, amigos, directivos, ex futbolistas y parte del actual plantel albirrojo, encabezado por la Brujita Verón. Fue una especie de "despedida inconsciente" en donde el Profe logró reunir a todos en una misma fiesta que disfrutó como un púber.

Kistenmacher fue un ganador de la vida. Tanto en lo humano como en lo profesional. Ayer su vida se apagó para siempre. En lo personal dejó un amor incondicional a su compañera de toda la vida, Sara Poggio, tres hijas y varios nietos. Pero también quedarán todas sus enseñanzas, su trato amable y su amor por la profesión que lo llevó a ser uno de los mejores. Chau, Profe, y gracias por todo.

NOTAS RELACIONADAS:
Desfile incesante

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...