Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 21 °C
Nublado
Humedad: 89 %
20.4.2018
En un año

Aumentaron un 50% las denuncias por noviazgos violentos en la Región

Es el dato que maneja una ONG local que da charlas preventivas sobre el tema en las escuelas. En la mayoría de los casos los denunciantes son mujeres, pero también hay episodios de varones maltratados

el asesinato de Fernando pastorizzo por nahir galarza y el caso de un adolescente baleado en melchor romero reinstalaron el debate por los noviazgos violentos (archivo)

Se conocieron por chat y durante cinco años mantuvieron una relación de amistad que fue creciendo hasta convertirse en otra cosa. Finalmente, Belén (19) y Nahuel (25) se pusieron de novios. Pero desde el principio del noviazgo la actitud de Nahuel cambió. Adoptó conductas controladoras, comenzó a celar a Belén en exceso, quería decidir en cuestiones tales como la ropa que ella usaba o los círculos de amistades de su novia. Todo terminó con un episodio violento. El joven fue a buscar a la chica con su auto, la forzó a tener relaciones, le sacó fotos no consentidas.

El caso es uno de los tantos que se denunciaron en los últimos tiempos en la ONG platense Las Mirabal, una entidad que trabaja con el tema violencia de género en la Región, donde registran un dato alarmante: entre 2016 y 2017 creció un 50% el número de denuncias que reciben por noviazgos violentos.

Así lo indicó a este diario Flavia Centurión, abogada y presidente de la entidad que brinda charlas en escuelas sobre el tema noviazgos violentos.

Centurión destaca que este dato está en consonancia con otro no menos preocupante: el 40% de crecimiento de las denuncias por violencia de género en la Provincia de Buenos Aires en el mismo lapso, un dato que surge de la Procuración de la Corte.

Los noviazgos violentos volvieron a ubicarse en el centro de atención en los últimos días a partir de dos casos. El primero de ellos, la muerte de Fernando Pastorizzo (20), el último 29 de diciembre, a manos de su novia, Nahir Galarza (19), que lo mató de dos tiros en Gualeguaychú en el marco de una relación signada por la violencia.

El otro, un caso registrado en Melchor Romero el último 6 de enero, cuando un joven de 17 años resultó herido de dos balazos que lo dejaron en estado crítico. El adolescente habría sido baleado por el padrastro de su ex novia, quien dijo haberle disparado cansado del maltrato y el hostigamiento que recibía la chica. El joven había sido denunciado varias veces por su ex pareja por violencia de género.

Según destaca Centurión, “el caso de Nahir Galarza llama la atención por ser excepcional. Si bien se registran casos de noviazgos en los que la víctima es el hombre, en la abrumadora mayoría de los hechos, la víctima de violencia es la mujer” (ver aparte).

tres de cada diez

Lo cierto es que son muchos los indicadores que mencionan los especialistas y que revelan una creciente preocupación por este flagelo.

Según datos manejados por la Organización Mundial de la Salud, 3 de cada 10 adolescentes denuncian que sufren violencia en el noviazgo.

Las víctimas de esta situación suelen ser generalmente mujeres de entre 14 y 21 años, mientras que el 15% de las jóvenes manifiestan haber estado involucradas en algún noviazgo violento.

Por otra parte, especialistas aseguran que la mitad de las mujeres adultas que conviven con parejas violentas afirmaron que las agresiones comenzaron durante el noviazgo.

Estos datos se tornan más preocupantes si se considera que el número de femicidios se incrementó un 8% en 2016 en relación con 2015, según datos elaborados por la ONG Casa del Encuentro.

El 48% de las víctimas fatales fueron adolescentes y el 72% de sus victimarios fueron parejas o ex parejas.

Según datos del Gobierno porteño, en tanto, una de cada diez consultas por violencia de género corresponde a noviazgos violentos.

En el marco de estas tendencias, la Defensoría del Pueblo Bonaerense pidió la última semana que se pongan en marcha desde la escuela primaria programas que apunten a prevenir los noviazgos violentos (ver aparte),

Muchos entienden que el noviazgo violento responde a un fenómeno: la manifestación cada vez más temprana de la violencia de genero.

En ese sentido, Centurión destaca que durante los últimos años la ONG Las Mirabal ofreció charlas preventivas sobre este tema en la mayoría de las escuelas estatales de La Plata y Gran La Plata y que, en esas charlas notaron, “una presencia naturalizada del machismo y la alusión a numerosas relaciones asimétricas, basadas en mecanismos de control” (ver aparte).

La cara trágica más frecuente vinculada al fenómeno de este tipo de relaciones es el femicidio, que en la Argentina se cobra la vida de una mujer cada 30 horas.

Pero no es la única. Además del maltrato psicológico y físico, los noviazgos violentos tienen otras consecuencias perniciosas.

Por caso, hacen crecer entre las adolescentes el riesgo de embarazo no deseado, de suicidio, de uso de sustancias ilegales, de desórdenes alimenticios y de conductas sexuales riesgosas.

situaciones más comunes

Las situaciones de maltrato más habituales y extendidas en parejas de adolescentes y jóvenes están relacionadas con la manifestación de los celos y el ejercicio del control, que hoy se ponen en evidencia y son potenciados por la utilización de las tecnologías de comunicación, como celulares, computadoras, tablets y otros dispositivos.

La violencia (física, sexual o emocional) son modalidades de vinculación en parejas adolescentes que implican abuso de poder, la instalación paulatina de maniobras de dominación y, consecuentemente, la restricción de derechos y la producción de daños para quien las padece, personalmente o mediante la tecnología, indicaron fuentes del el Observatorio de Niñez y Adolescencia de la Defensoría del Pueblo bonaerense.

En las relaciones de novios donde existe violencia hacia uno de los miembros de la pareja existen algunas señales, que al decir de los especialistas, permiten detectar la existencia del problema.

Los especialistas destacan que el maltrato psicológico es anterior al físico, que, aunque puede no llegar nunca, no impide que el miembro de la pareja maltratado se sienta atacado en alguna medida.

Entre las señales de alerta que se consideran claros indicadores de la existencia de una relación violenta se cuentan los celos, la humillación, el sometimiento al silencio, el control del modo de vestir y las salidas o la exigencia de que un miembro de la pareja tenga el celular siempre encendido y responda siempre sin demora.

Estas situaciones, cuando se transforman en cotidianas, van socavando las posibilidades del miembro de la pareja que es maltratado, de elegir libremente.

La relación se convierte en un noviazgo violento cuando aparece la violación del territorio corporal o psicológico del otro.

señales que pueden observar los padres

Los especialistas indican a su vez que hay señales que pueden observar los padres para prevenir relaciones de este tipo.

Entre ellas , saber si la pareja del hijo o la hija se muestran demasiado celosos o posesivos, que se muestren con una vigilancia excesiva o pretendan manejarle el tiempo y la agenda.

Otros indicios son la amenaza, el descrédito o el hablar de la pareja como si se tratara de algo de su propiedad, indican los expertos.

 

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...