Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
SEXO Y PAREJA

Las cosas que le pasan a tu cuerpo cuando no tenés sexo

Varios estudios señalan que se producen cambios con la ausencia de la actividad sexual

Las cosas que le pasan a tu cuerpo cuando no tenés sexo

Sexo. ¿Qué sexo?, ¿qué es eso? Ya ni te acordás de cuándo fue la última vez. Evitás hablar de tema. Huís. Puede que hace algún tiempo que no intimás, ya sea porque finalizó la relación, porque la suerte no te acompaña, porque no te sentís a gusto, tenés estrés, o por la razón o motivo que sea. Y no, sin juzgar la vida sexual, lo que es importante saber es lo que te pasa cuando dejás de mantener relaciones sexuales.
El cuerpo humano está planificado para beneficiarse y gozar del sexo. Las caricias, abrazos y el orgasmo provocan que el cerebro genere más oxitocina, dopamina y serotonina, sustancias que desencadenan las sensaciones de bienestar.
El cuerpo es sabio y se adapta a las circunstancias, sin embargo, varios estudios señalan que se producen cambios con la ausencia de sexo.

Estos son los cambios que poedés experimentar:

- Los médicos indican que el sistema inmunológico se debilita cuando dejás de tener sexo. Como resultado, es probable que te enfermes más seguido, principalmente de resfrios, gripes e infecciones. La actividad sexual fortalece el sistema inmunológico. Tener una vida sexual activa aumenta en un 30% la inmunoglobina; al no tenerla quedas más expuestas a enfermedades.

- Tener sexo es como una especie de ejercicio para la vagina, por lo que la falta de él propicia que sus tejidos salgan de la costumbre de relajarse. Para evitar que esto suceda, los especialistas recomiendan  practicar los ejercicios de Kegel.
- Puede que te sientas más ansiosa porque hay una disminución de las hormonas de la felicidad que se producen durante el sexo. Según estudios de la Universidad de Princeton, practicar el sexo con regularidad consigue reducir notoriamente el cortisol, más conocido como la hormona del estrés. Al no tener una vida sexual activa, te podés sentir más irritable y propensa a sufrir episodios de ansiedad.

- Después de un tiempo de no tener sexo, dejarás de anhelarlo. La líbido disminuye, por lo que no tendrás ganas de tener relaciones. Esto pasa porque el cuerpo amortigua la respuesta hormonal a la excitación. Al dejar de tener sexo, poco a poco vas perdiendo el deseo. Tu cuerpo produce menos dopamina, hormona encargada de activar el deseo sexual y de producir placer. Entonces, si no hay sexo, no hay hormona, sin hormona no hay deseo y sin deseo no hay placer, todo es una cadena. Cuando tenés sexo se libera en tu organismo un neurotransmisor llamado dopamina, que controla los impulsos y mejora la atención, además segrega también oxitocina, mejor conocida como la hormona del amor, encargada de fortalecer los lazos románticos. Cuando hay abstinencia, estas sustancias no se segregan, lo que genera drásticos cambios de ánimo.

- Una buena vida sexual está fuertemente ligada a la salud cardiovascular, y entrar en un período de abstinencia elimina ese impulso hormonal y aeróbico. Esto no significa que sufrirás un ataque, pero tu corazón sí podría resultar mínimamente afectado. Debido a que el sexo es considerado también como un excelente ejercicio cardiovascular, diversos estudios realizados a personas con largos períodos de abstinencia, muestran que estos son más propensos a sufrir problemas cardíacos.

- Podrías subir de peso, según un estudio realizado por la Universidad de Alabama que señaló que por cada diez minutos de sexo se queman aproximadamente 40 calorías.

- Al estar en pareja y no tener ganas suficientes de tener sexo regularmente, comenzarán a asaltarte las dudas con respecto al tipo de relación que llevas. Si bien no es lo más importante, el sexo es una parte fundamental de toda relación. En ese sentido no estarás tranquila, ya que incluso podrías llegar a dudar de la fidelidad de tu pareja.

- Pero como todo tiene un lado positivo, al no tener sexo tenés también menos probabilidad de sufrir infecciones urinarias, o las tan temidas Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS), que son transmitidas a través de los fluidos sexuales.

  • + Vistas
  • + Comentadas

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...