Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Librerías invadidas por obras escritas por futbolistas. Cuentos y ensayos de Sampaoli, Gago, Saviola, Soso, Chatruc y otros

La literatura también mira al Mundial de fútbol en Rusia

Intelectuales y científicos como Sábato y Favaloro, hinchas apasionados de Estudiantes y Gimnasia respectivamente Pág.2

René Favaloro

Ernesto Sabato

Asalto al Mundial.- Gustavo Grabia. Editorial: Sudamericana. Páginas: 240. Precio: $ 329,00

Historia oral del Mundial 78.- Matías Bauso. Páginas: 868. Precio: $ 499,00

Mis latidos.- Jorge Sampaoli. Editorial: Planeta. Páginas: 192. Precio: $ 275,00

Pelota de papel 2.- Editorial: Planeta. Páginas: 312. Precio: $ 349,00

Por MARCELO ORTALE
marhila2003@yahoo.com.ar

Está demás decir que la industria del libro no se mantuvo ajena al Mundial de fútbol que empezará en Rusia en los próximos días. En el último mes las librerías de la Argentina se poblaron con una veintena de obras escritas por periodistas, jugadores y directores técnicos, cuyas producciones comparten hoy los lugares preferentes de las góndolas y vidrieras.

Claro que hay fines de lucro. Pero es verdad que el fútbol también suscita una pasión desinteresada, un sentimiento que desborda todo intento de comprensión racional. Como los discutibles toros en España.

Lo real es que dentro de pocos días un número de habitantes del planeta imposible de imaginar –se estima que más de 3.500 millones de personas- comenzarán a ver por las pantallas de televisión, por sus smartphones, tablets o celulares, el Mundial de fútbol en Rusia. Se tratará, claro, de un tsunami mediático que durará un mes y que estará asistido por una tecnología inédita en la transmisión. Frente a semejante fenómeno las editoriales argentinas salieron a decir “aquí estamos”.

Es probable que las listas suenen aburridas, pero resultan imprescindibles. Aquí van algunas, por tramos. En las librerías platenses, porteñas y de otras ciudades cualquier lector puede encontrarse estos días con la versión 2 de “Pelota de papel”, editado por Planeta.

Literatura y fútbol son dos pasiones que, a veces, van de la mano y en otras se enfrentan

 

Fue presentado hace poco en la Feria del Libro y consiste en una colección de cuentos escritos por 41 jugadores de fútbol, algunos técnicos y periodistas.

Entre ellos están Fernando Gago, Javier Saviola, Nahuel Guzmán, Lautaro Martínez, Emmanuel Gigliotti, Fabricio Coloccini, Diego Lugano, Agustín Lucas, Jorge Cazulo, Mariano Soso, Mikel San José, Ignacio Bogino, Maximiliano Velázquez, Gonzalo Bettini, Emiliano Alfaro, Mónica Santino, Gustavo Lombardi, Kurt Lutman, Roberto Bonano, Juan Pablo Sorin, Fernando Pandolfi, Aldo Pedro Poy, Sol Domínguez, Sebastián Beccacece, Héctor Bracamonte, Santiago Ladino, Ángel Cappa, José Chatruc, Claudio Morresi, Adrián Bianchi, Matías Carnival, Santiago Amorín, Evelina Cabrera, Coco Conde, Pablo Ricchetti, Santiago “Bigote” López, César Carignano y Daniel Albornós

Ellos son los cuentistas. El entrenador de la selección argentina, Jorge Sampaoli, tuvo a su cargo el epílogo del libro y mientras el mundialista Jorge Valdano el texto de contratapa.

Tal como está dicho, la obra pretende estimular la lectura y permitir que muchos futbolistas se entrenen en la literatura, sin dejar de señalarse que los derechos de autor fueron destinados a dos fundaciones benéficas. Asimismo, desde su lanzamiento, “Pelota de Papel” es distribuido en escuelas, clubes, pensiones, cárceles y ferias.

Entre los libros recién llegados puede mencionarse el titulado “Asalto al Mundial” de Gustavo Grabia (Sudamericana), acerca del viaje de los barrabravas a esos torneos internacionales; “El gran arrepentido” de Fernando Pastor, sobre la corrupción en la FIFA; “Cábalas del fútbol” de Ricardo Gotha (Edhasa) y “Mis latidos”, Jorge Sampaoli, al que le sigue pronto “Mi plan” del mismo director técnico.

En la primera de esas obras, Sampaoli ofrece una sorprendente definición sobre su ideología futbolística: “Yo no planifico nada. Todo surge en mi cabeza cuando tiene que surgir. Brota naturalmente en el momento oportuno. Odio la planificación. Si planifico, me pongo en el lugar de un oficinista. Soy el de Alumni del 91. El fútbol no se estudia; se siente y se vive. Parto desde ahí. Yo soy de la calle; negar eso es imposible. Es raro que me hayan puesto la etiqueta de planificador. No sé a qué obedece”.

No sería de extrañar que estas palabras del técnico de la selección argentina promuevan ahora una multiplicación de las invocaciones tribuneras a Lionel Messi, para que se haga cargo in totum –genialidades mediante- del arduo trámite de llevar el buque a puerto.

OTROS TITULOS

Otros de los títulos de este mes son “Historia oral del Mundial 78”, de Matías Bauso (Sudamericana); “La patria transpirada” de Juan Sasturain (Sudamericana) y “Mis Mundiales” de Enrique Macaya Márquez (Planeta) , este último un repaso de las tácticas y de anécdotas de todos los torneos que cubrió el veterano y sobrio periodista deportivo, desde el de Suecia en 1958 al último de Brasil, en 2014, es decir quince mundiales de fútbol.

También de Planeta llegaron a las librerías “El Beto”, sobre la vida deportiva de Norberto Alonso y “El Pato”, referido al arquero Ubaldo Fillol. Apareció asimismo “Historias insólitas de la selección argentina”, de Luciano Wernicke (Planeta), una colección de curiosidades y casos increíbles de la escuadra argentina en distintos mundiales.

Otro libro de la última horneada es “Generación Lío” de Héctor Roberto Laurada y Julio Martínez, que analiza la construcción del seleccionado argentino de fútbol alrededor de la figura de Messi y la verdad sobre el teórico y presunto “club de amigos” del crack rosarino.

LITERATURA Y FUTBOL

Literatura y fútbol son dos pasiones que a veces van de la mano y, en cambio, en otras se enfrentan. En La Plata sigue vivo y palpitante el caso de Ernesto Sábato que en diciembre de 2004 no trepidó vestirse en el estadio con la camiseta de Estudiantes, club del que fue hincha apasionado.

Del otro lado futbolístico de la ciudad –Gimnasia- puede rescatarse el caso de René Favaloro que, además de haber sido un cardiólogo eminente, escribió varios libros de excelencia, entre ellos dos obras de investigación y divulgación sobre José de San Martín. Fue autor también de la autobiografía “De La Pampa a los Estados Unidos” que alcanzó a tener ocho ediciones en Sudamericana. Asimismo escribió “Recuerdos de un médico rural”. Pues bien, a su intelecto –como en el caso de Sábato- le añadió su pasión por Gimnasia.

Albert Camus, en su juventud, fue arquero de Racing Universitario de Argel

 

Hay otros ejemplos ilustres, como el de Albert Camus, uno de los más revolucionarios escritores de las últimas décadas, con obras que alcanzaron repercusión universal. Camus, en su juventud fue arquero del club profesional Racing Universitario de Argel y siempre dijo que le gustó más ser jugador de fútbol que escritor.

En cambio, sobran los intelectuales y escritores que despreciaron al fútbol. Entre ellos, nuestro Borges que lo calificó como una “cosa estúpida de los ingleses”. En una entrevista que le hizo Roberto Alifano, Borges le respondió: “No entiendo cómo se hizo tan popular el fútbol. Un deporte innoble, agresivo, desagradable y meramente comercial. Además es un juego convencional, meramente convencional, que interesa menos como deporte que como generador de fanatismo. Lo único que interesa es el resultado final; yo creo que nadie disfruta con el juego en sí, que también es estéticamente horrible, horrible y zonzo. Son creo que 11 jugadores que corren detrás de una pelota para tratar de meterla en un arco. Algo absurdo, pueril, y esa calamidad, esta estupidez, apasiona a la gente. A mí me parece ridículo”.

El fútbol, hasta ahora, no fue generoso con las mujeres, aún cuando cada vez son más las que van a las tribunas, son más las que lo juegan o dirigen como referís y más las periodistas deportivas que, por ejemplo, irán a cubrir el Mundial de Rusia.

Hace cuatro años se presentó en el país el libro “Las dueñas de la pelota”, una colección de cuentos sobre fútbol escritos por mujeres que editó El Ateneo. La novelista Claudia Piñeiro dijo en el prólogo: “En medio de este clima inhóspito, aparecemos en la cancha nosotras, catorce jugadoras dispuestas a embarrarnos en textos relacionados con el fútbol, deporte que muchas veces nos apasiona, pero en el que tratan de hacernos creer que estamos de prestado. Todas mujeres”.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...