Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Nosotros, ante la Argentina pobre

Por: OSCAR ALCOBA (*) oalcoba36@gmail.com

25 de Agosto de 2018 | 01:29
Edición impresa

Por estos días el pueblo asiste con honda preocupación a un nuevo hecho de gravísima corrupción, que son “los cuadernos del club de la obra pública”, precisamente del chofer de Roberto Baratta (el número dos del ex ministro Julio De Vido) que le apuntan a varios dirigentes políticos y a la cabeza de la conducción empresaria de la obra pública.

Son las famosas “coimas”que casi todo el mundo conocía, pero de las que recién ahora aparecen pruebas que involucran también a empresarios.

Y un silencio cómplice durante años, que hoy forma parte de una absurda sentencia generalizada en nuestra sociedad, que es “el roban, pero hacen”.

La ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, como imputada tiene ante si una gran oportunidad de demostrar su inocencia, renunciando a sus fueros y presentarse ante la Justicia como cualquier vecino bien nacido.

Los argentinos debemos saber si la política es sólo un importante negocio para algunos de sus referentes y adeptos, o una manera de trabajar por el bien de todos los habitantes de este suelo.

Pues la bendita grieta de la cual tanto se habla, no es otra que la que existe entre la mayoría de nuestro pueblo y buena parte de nuestra clase dirigente; o sea el abismo o la ruptura profunda que hoy divide a representantes y representados.

Dado que cuando se desdibuja este nexo, el político pierde autoridad, pues el ejemplo (tal como decía Aristóteles) siempre tiene que venir de arriba. Y esto no es una “simple tormenta”, sino una crisis profunda de valores.

“Un filósofo de café me dijo hace poco: un pobre vive el día; no al día, sino ‘el día’. Su único día, su incierto día”

 

Los ciudadanos perciben que los presidentes pasan y la sociedad está sumida cada vez más en la indigencia; y que en gran medida los políticos se interesan de los problemas de la gente, sólo durante las campañas electorales.

Y es cierto, no hay democracia cuando predominan los negociados, el clientelismo, el acomodo, el espíritu cortesano, la frivolidad, el nepotismo, la justicia de los amigos, y ahora la histórica “pandilla de la obra pública”. Todos amparados muchas veces por una Justicia lenta y tardía.

¿Quién responde en este país por la desocupación y pobreza más grande de nuestra historia? Nadie. Porque a la vieja corporación política parece que no le importa ni los jubilados, ni los maestros, ni los asalariados; sólo quiere más poder para consolidar su rédito sectorial.

El pueblo está harto de ver el enriquecimiento de muchos dirigentes y el creciente empobrecimiento de la sociedad.

Un filósofo de café me dijo hace poco: un pobre-pobre vive el día, no al día, sino “el día”.

Su único día, su último día, su incierto día. Y me dio una triste categoría: los pobres-pobres, los semipobres, los medio pobres, y los próximos pobres.

Los informes del observatorio de la deuda social de la Universidad Católica Argentina han sido el termómetro de la citada pobreza (31,4 % aproximadamente).

Y los millones del dinero público, que se van en la corrupción, dejan de ir a solucionar las necesidades de la población más humilde. Además hay que expresar que con mayor inflación, hay mayor corrupción y mayor pobreza. Es que somos pobres también de República, de instituciones, de respeto al prójimo, de objetivos a futuro, de conceptualizar el esfuerzo y sacrificio como claves para el éxito de una Nación.

La política argentina hoy se reduce a confrontaciones mezquinas, distribución de cargos por listas sábanas y en descalificar luego al que gana.

Ni hablar de discutir un modelo de país y de propuestas de políticas públicas a largo plazo.

En mi barrio, algunos dicen que lamentablemente no tenemos futuro. Y otros, que tienen la esperanza de ver a alguien condenado por el delito de corrupción y el recupero del dinero robado.

 

(*) Abogado, exconcejal en el municipio de Berisso

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $223.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla