Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Macri y Alberto F. siguieron con los cruces y chicanas después del debate

El Presidente estuvo en Paraná y rechazó las críticas del candidato opositor y volvió a defender a los abuelos. Fernández y su tropa le respondieron sobre el “dedito acusador”. Corrupción y pobreza, los cruces que se vienen

Macri y Alberto F. siguieron con los cruces y chicanas después del debate
15 de Octubre de 2019 | 02:26
Edición impresa

El debate, que tuvo poco de debate aunque algunos momentos -los menos- picantes, volvió a recalentar la campaña en la cuenta regresiva al domingo 27 de octubre donde se elegirá al nuevo Presidente, entre otros cargos. El día después del polémico formato televisivo que se armó para confrontar ideas entre los seis candidatos a encabezar el Poder Ejecutivo, los dos principales contendientes -según los votos de las PASO-, Alberto Fernández (Frente de Todos) y Mauricio Macri (Juntos por el Cambio) volvieron a cruzar críticas y chicanas.

El Presidente aseguró que no le dice a la sociedad “desde ningún atril” lo que tiene que pensar, sino que la “deja vivir con libertad, porque desde ahí se crea”, y replicó con sorna e interactuando con la gente a su rival del Frente de Todos, Alberto Fernández, por el tema de los celulares de los jubilados.

Al encabezar una nueva marcha del “Sí se puede” en Paraná (Entre Ríos), Macri dijo que “nuestros abuelos tienen celulares, corazón y fuerza”, después del cruce que mantuvo el domingo en el debate con Fernández, según quien los jubilados no poseen celulares porque “no pueden pagarlos”.

Macri ya había mostrado un perfil más agresivo en otros pasajes del debate del domingo a la noche. “Volvió el dedito acusador, el atril y la canchereada. El kirchnerismo no cambió, por más que se oculte y trate de mostrarnos algo distinto. El domingo 27 que esto depende de nosotros”, lanzó el presidente, luego de que Fernández hiciera varias intervenciones enfatizando con su dedo índice.

“Hablan del dedito porque no tienen otro tema. ¿De verdad les parece algo grave que señale?”, le habría dicho Alberto a su equipo aunque públicamente no habló del tema. Si algunos kirchneristas que también relativizaron el gesto del dedo vía redes sociales y hasta pusieron una foto del ex presidente Raúl Alfonsín durante un discurso durante la campaña de 1983, que se lo ve con su mano derecha en alto y apuntando con su dedo índice.

no estaba en casa pero...

La ex presidenta Cristina Kirchner, quien anoche jugó de local en El Calafate presentando su libro, culpó al periodismo: “Lamento que no se comentara absolutamente nada de cuestiones mencionadas por candidatos que en otro país serían un escándalo”, aunque aclaró que no vio el debate porque “estaba con gente en casa”. Y agregó: “Hablan del dedo de Alberto (Fernández) “, pero “me preocupa porque los medios de comunicación deben cumplir un rol importante en la sociedad y creo que no es bueno porque la situación del país es grave. Vamos afrontar momentos difíciles”.

Desde Rosario, el candidato presidencial del Frente de Todos prometió que hará “un país más federal” porque hay “una Argentina unitaria” que “fracasó en términos de federalismo” y dijo que para cambiar esa realidad y la gente “no se escape del lugar donde nació” en busca de oportunidades formará una administración “con un presidente y 24 gobernadores”. Así se expresó Fernández en el cierre del “Foro de Ciudades: Hábitat, Federalismo e Identidad” que organizó la Federación Argentina de Municipios (FAM).

Hablan del dedito porque no tienen otro tema. ¿De verdad les parece algo grave que señale?”

Alberto Fernández, Frente de Todos

Nuestros abuelos tienen celulares, corazón y fuerza. Estamos orgullosos de las cosas que cambiamos”

Mauricio Macri, Juntos por el Cambio

 

“Entre todos vamos a ser un gobierno distinto, vamos a intentar cambiar”, insistió Fernández, tras lo cual pidió un aplauso para “un miembro de esa mesa, que será el gobernador del Chaco, Jorge Capitanich y alguien como el gobernador de Santa Fe, Omar Perotti”.

Desde la otra vereda, la diputada de la Coalición Cívica Elisa Carrió consideró anoche que en el debate de candidatos se vio a un “presidente preocupado por su pueblo”, frente a un “chanta”. Insistió en que “nunca registró” las PASO del 11 de agosto porque constituyeron una “interna”, aunque le pidió a la coalición oficialista Juntos por el Cambio “ponerle más pilas al Conurbano bonaerense, y sobre todo nuestros intendentes”.

“No son tiempos fáciles, que la carga económica recayó sobre la clase media desde abril del año pasado, cuando se combinaron la sequía y la pérdida de crédito”, y ocasionó que “el fin de mes” se haya “transformado en una pesadilla agobiante y angustiante”, afirmó ayer el presidente, como lo viene haciendo en los diversos actos de campaña.

El próximo debate será el próximo domingo en la facultad de Derecho de la UBA. Y los candidatos ya calientan motores; Macri, aseguran, hablará más de la corrupción en el anterior gobierno, y Fernández, sobre la pobreza.

Multimedia

Mauricio Macri en Entre Ríos antes de otro acto masivo/télam

Alberto fernández en Rosario con Capitanich, Bielsa y Perotti/twitter

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla