Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
El ex Zoo, la nueva trinchera para luchar contra la caza y el tráfico de animales

En el corazón del Bosque ya se trabaja en la recepción, recuperación y derivación a reservas naturales de especies rescatadas del millonario negocio ilegal montado en torno a ciertos ejemplares. La reproducción y repoblación

El ex Zoo, la nueva trinchera para luchar contra la caza y el tráfico de animales

archivo

Carlos Altavista

Por: Carlos Altavista
caltavista@eldia.com

10 de Noviembre de 2019 | 03:23
Edición impresa

Los buenos recuerdos de la infancia quedarán para siempre. La salida al zoológico era una fiesta, hoy guardada en decenas de miles de retinas y fotografías de vecinos y vecinas de la Región y más allá. Pero los paradigmas cambian. Y para mejor. La razón de ser del ex Zoo, hoy llamado Bioparque, lejos está de convertirse en un nuevo paseo público. Si bien en algún momento del año entrante las puertas se abrirán a los visitantes, el corazón del lugar latirá al ritmo de una misión superior, que en parte ya está cumpliendo: ser centro de rescate, rehabilitación y derivación de animales recuperados del tráfico ilegal. Y de reproducción de especies en extinción, para reinsertarlas en aquellos sitios devastados por la caza furtiva.

Es que aquel Zoo exhibicionista marcó a generaciones, que se encariñaron con muchos animales. Pero también dejó marcas en algunos de los ejemplares más queridos. Las “porquerías” que se hallaron en el interior de la jirafa cuando se le realizó la autopsia, por caso, aún son recordadas por los trabajadores del lugar. “Bolsas de golosinas, de nylon, maderas, de todo; terrible”, enumeraron. Sí, era hora de cambiar.

Y la mutación está en marcha. “Ahora mismo tenemos un puma rescatado en Lincoln. Lo estamos recuperando. Y su destino será Ecas (estación de cría de animales silvestres)”, contó, durante una extensa charla con este diario, el director general del Bioparque, Alejandro Serena, para recordar que ya tuvieron otro ejemplar, también salvado del tráfico ilegal. “Ese fue un caso bravo. Llegó luego de un decomiso de la Dirección de Fauna de la Provincia, que lo halló muy maltratado. Pero finalmente se puso bien y fue derivado a una reserva del interior bonaerense”, detalló.

El puma que hoy se recupera en el corazón del Bosque no tiene ningún interés en ser visto, sino en sanarse e ir a un lugar seguro. “Se acabó definitivamente la era de la exhibición”, subrayó Serena. “Nuestra misión es otra. Totalmente. El lugar conserva el personal que tenía el Zoo, incluyendo a técnicos y profesionales. Y todos trabajan en la constitución de un centro de rescate, derivación y reproducción de referencia”, remarcó.

Así las cosas, la nueva idea rectora en pleno Bosque platense es la de erigir al antiguo Zoo en un eslabón de la cadena de lucha contra la caza y el tráfico ilegal de especies.

Actualmente hay 500 animales, incluyendo importantes poblaciones de aves, mamíferos y reptiles, colonias de flamencos, guacamayos verdes y rojos, entre otras.

“Quedará la fauna autóctona. Y aquellos animales exóticos que no se pueden trasladar por su edad”, indicó el titular del predio, quien resaltó que una vez que el sitio pueda visitarse “será el animal el que decida si quiere ser visto o no, pues el público estará a una distancia tal que no podrá invadir su espacio, como sí se podía antes”.

En este contexto, la pregunta del millón -¿cuándo abrirá el Bioparque al público?- tiene una respuesta contundente: cuando se traslade al último animal exótico (o no perteneciente a la fauna autóctona). ¿Y cuándo será ese momento? Cuando el último animal esté listo para ser trasladado. En otras palabras, ahora las prioridades cambiaron de plano y los animales mandan.

“Hay que tener mucha cautela en poner fechas. Cada ejemplar tiene un tiempo de adaptación previo al viaje. Algunos necesitan más tiempo, otros menos”, explicó el director, y estimó que “en promedio, cada traslado lleva entre 6 y 7 meses. Son procesos largos, con muchos controles”, señaló. Como debe ser.

Los próximos en partir serán la tigresa Colón, de 12 años, al santuario de Ubuntu, y el hipopótamo Hipólito (13), a la gran reserva de Limpopo, ambos en Sudáfrica. Luego los (treinta y cuatro) ciervos axis, a una reserva de Entre Ríos. Cuatro chivos que recalarán en la Reserva Fitozoológica Carlos Pellegrini de Tucumán. Y los dos lemúres. Todo ello se concretará entre fines de este año y la primera mitad del próximo.

Ya fueron derivados a distintas reservas o santuarios 105 animales. El último fue el yak Chicho, quien viajó a Entre Ríos. Antes, entre otros, se fueron los leones Melena y Mansa a Minnesota, Estados Unidos. “Ambos nacieron acá. Son hermanos. Al año fueron separados, pues el león fue a Olavarría en un préstamo reproductivo. Allí permaneció diez años. La leona quedó aquí. Y se volvieron a juntar para el traslado, que fue en noviembre de 2018”, recordó Serena.

Los precedieron casi 60 especies de aves, un búfalo asiático, un zorro, una lechuza, muflones (cuyo hábitat natural son los espacios abiertos de montaña, algo bastante diferente a una jaula), 23 ovejas de Somalia, 5 ponys, 4 burros enanos, un lobo marino (a Mundo Marino) y 3 chimpancés.

Si hablamos de un centro de rescate y derivación, los chimpancés son un claro ejemplo del nuevo formato del ex Zoo. “Recuperados del comercio ilegal, ahora están en Brasil, en un ámbito ideal para ellos. Fue una historia muy particular porque conformaban una familia, el macho, la hembra y la cría”, realzaron en el Bosque.

Medio año

Ahora bien, ¿cómo se elige el destino de un animal? Es un “largo proceso”, contó Serena, para puntualizar que “la recomendación puede provenir de las direcciones de Fauna bonaerense o nacional, de un experto, o de una consulta en un foro especializado”. Ese es sólo el comienzo.

Mediante imágenes, videos, el estudio de los antecedentes, pedidos de opinión a quienes entienden en la materia y “muchas charlas telefónicas o vía redes con el director técnico y los veterinarios de la reserva o santuario, se accede a un panorama del sitio. Luego, el área de Fauna de la Provincia y la de la Nación tienen que dar el visto bueno cuando se eleva determinada opción”, contaron en el Bioparque.

Siguiente paso. Desde el sitio elegido deben responder por sí o por no. “A veces la aceptación está sujeta a cuestiones de disponibilidad, nada raro”, aclararon.

Cuando la respuesta es positiva, entonces empieza un engorroso pero necesario “papelerío” que, fundamentalmente, consta de certificaciones y permisos nacionales e internacionales.

Cuando le hicieron la autopsia a la jirafa hallaron desde bolsas de nylon hasta maderas

Si a todo ello se le agrega lo central, es decir, la adaptación del animal para realizar el viaje, puede pasar medio año y más también.

Cada animal tiene un tiempo y un tipo de adaptación distintos. “Es mucho más sencillo el de un león, por poner un ejemplo, pues puede viajar sedado. En cambio, al hipopótamo Hipólito no se lo puede dormir”, comentaron en el antiguo Zoo.

Alejandro Serena apuntó que “el porte y el peso del animal lo impiden. Así como su necesidad de hidratación constante, sobre todo de la piel”.

Asimismo, un mes antes del viaje Hipólito empezará a frecuentar la “caja” en la cual será trasladado a Sudáfrica.

“Necesita ir aclimatándose, familiarizarse con el espacio, porque el viaje dura varias horas y (como se dijo) es un animal que no puede sedarse”, se explicó.

Centro de reproducción

Un lugar central en el Bioparque platense será el que ocupe la reproducción de especies en peligro de extinción, con el objetivo de reinsertarlas en sus ámbitos naturales.

“Recientemente firmamos un convenio con el Ecoparque de Buenos Aires para poner en marcha un proyecto de reproducción del guacamayo Ara Militaris”, comentó Serena. También es conocido como papagayo verde. Su hábitat natural se extiende desde México hasta el norte argentino.

Se van a reproducir especies en peligro para repoblar áreas asoladas por la caza y el tráfico ilegal

 

También hay yaguaretés en el ex Zoo. Otra especie en peligro de extinción que aún no se encuentra en ningún proyecto de reproducción pero que seguramente lo hará en el futuro.

“Las cosas se han dado vuelta. Ahora, este tipo de centros se encarga de hacer el trabajo de la naturaleza: reproducción de las especies para poblar áreas que están quedando devastadas por la caza y el tráfico ilegal”, lanzó el titular del predio platense, quien no ocultó su satisfacción, extensiva a todos quienes trabajan en el lugar, por ser parte del combate que se viene dando en distintos sitios del mundo para contrarrestar la acción depredadora del hombre.

Y en esa pelea, ¿cómo están repartidas las fuerzas?

Es una lucha muy dura pues el negocio es millonario. Pero lo cierto es que la tendencia a reemplazar los centros de exhibición por espacios dedicados al rescate, la rehabilitación y la reproducción se está generalizando.

“Este fue un sitio que nació bajo el paradigma del exhibicionismo y el divertimento. Pero desde hace más de tres años venimos trabajando para imprimirle un giro de 180 grados”, remató.

Hay nostálgicos, sin dudas. Pero cuentan en el Bosque que los animales están felices.

500
Animales viven actualmente en el ex Zoológico platense, incluyendo poblaciones de aves, mamíferos, reptiles y colonias de flamencos y guacamayos. Cuando se traslade a todos los “exóticos”, quedará sólo fauna autóctona y el lugar será centro de rescate, recuperación y reproducción.
105
Animales fueron liberados del ex Zoológico local desde que comenzó el proceso para reconvertirlo en un Bioparque. Los ejemplares fueron trasladados a diferentes reservas y santuarios de distintos países. Por caso, los leones están en Minnesotta, EEUU.

 

Multimedia

archivo

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla