Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp

Maldición, va a ser un día hermoso: Tarea Fina monta otra fiesta ricotera con invitados de lujo

La banda tributo a Los Redondos protagoniza una noche XL, con más de tres horas de duración y la preencia de Gaspar Benegas, Walter Sidotti y Sergio Colombo como invitados

Maldición, va a ser un día hermoso: Tarea Fina monta otra fiesta ricotera con invitados de lujo

Foto: Sol Viladrich

Tarea Fina nació hace más de una década (sus miembros no se ponen de acuerdo en la fecha de fundación) como suelen nacer los homenajes y tributos: “Por la pasión y el cariño” que le tenían a la música de Patricio Rey y los Redonditos de Ricota, explica Sebastián, uno de los pilares del combo tributo ricotero.

“Todo pasó tan rápido”, suspira Sebastián al intentar explicar cómo aquel tributo entre amigos se convirtió en esto, el centro de uno de los eventos ricoteros indispensables, la Fiesta Ricotera y Fundamentalista XXL que volverá a llevarse a cabo esta noche, desde las 20, en el Galpón de las Artes (71 entre 13 y 14): un evento que supo tener como invitados a Sergio Dawi, Baltasar Comotto y Oscar Reyna en el pasado, y que en una nueva edición del show que se extiende por tres horas tendrá sobre escena, tocando codo a codo temas ricoteros con Tarea Fina, al batero de Los Redondos Walter Sidotti, y a Gaspar Benegas y Sergio Colombo, guitarra y saxo de Los Fundamentalistas del Aire Acondicionado, la banda del Indio.

“Esto no estaba en la imaginación de ninguno. En un momento miré a la batería y estaba tocando Walter”, se ríe Sebastián sobre el fenómeno de estas fiestas y la posibilidad de tocar con gente que admiran.

Sidotti fue el primer convocado, hace más de un lustro. Invitado habitual de bandas tributo, Sidotti cuenta que acepta porque aunque “nunca dejé de tocar esos temas”, anhela “el reencuentro con la gente, esa fiesta que se genera”.

Para Colombo fue importante que Tarea Fina “suene como suena: suenan bárbaro, te llenan el escenario de sonido”. Y además, menciona “el plus de estar tocando con el baterista de Los Redondos”. Pero, otra vez, la gente fue un pilar fundamental para querer ser parte de la fiesta: “Hay shows que meten miles de personas y se siente todo ese quilombo”, se entusiasma.

El saxofonista del Indio regresa además, con el combo, a “la música que uno escuchó de chico: en mi barrio se escuchaban Marley, Los Stones y Los Redondos”, por lo cual tocar con Solari ha sido “maravilloso”.

Colombo también compartió escenario con Skay y con la Kermesse Redonda, y repite que el público es algo “único”: “La gente se vuelve loca. Y yo me siento agradecido a la vida que me haya puesto en ese lugar. Muchas veces estoy solo en casa y pienso, tirado en la cama, cómo fue que pasó, cómo llegué hasta ahí, qué locura… es como decir ‘algún día voy a tocar con los Stones’. Si, dale… no va a pasar. ¡Pero pasó!”

Colombo y Sidotti han estado en medio de esa misa ricotera, pero aún así no encuentran razones para el fenómeno. “Muchos le buscan una explicación, pero no la encuentran”, se ríe Walter, y adhiere Colombo: “Lo estudiaron a nivel internacional… pero ese fenómeno no tiene explicación”.

“Creo”, lanza Sidotti como hipótesis, “que algo que perdura son las letras del Indio. Quizás el sonido, las grabaciones, en 50 años, no se si le gustarán a la gente, pero las letras del Indio van a perdurar”. Y Colombo acepta: “Sabemos que la banda es excelente, pero para mi son esas letras. Cambiaron el vocabulario de una generación”.

Junto a Benegas, guitarra de Los Fundamentalistas, Colombo y Sidotti serán parte del show de más de tres horas y 40 canciones, que cuenta con varias etapas donde se repasan temas de Los Redondos y del Indio.

“La idea es que sea una fiesta, que deje de ser un show donde la gente compra un ticket, escucha y se va a la casa”, explica Sebastián, y revela que la propuesta tiene “tres actos, va de menor a mayor. En la segunda parte empiezan a aparecer los invitados, cada cual tiene su segmento, y al final se juntan todos. Y en el medio, y esto fue por elección de ellos, bajan al público y se involucran entre la gente. Le damos al público el show, y también la posibilidad de estar con sus ídolos”.

“Y todo se completa”, dice Sidotti, “con la fiesta: la fiesta es la gente, esa es la magia”

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla