Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
UNOS 150 MIL ADULTOS LA padecerían CADA AÑO EN EL PAÍS

Alertan por el alto riesgo de sufrir neumonía pasados los 65 años de edad

Un estudio local mostró que uno de cada cinco adultos mayores que contrae esta enfermedad muere en las primeras dos semanas y casi cuatro de cada diez al año del episodio. Instan a vacunarse

Analía Mykietiuk (Directora de Epidemiología de la Municipalidad de La Plata).- “No hay consciencia de lo peligrosa que puede ser la neumonía para alguien mayor. La mayoría de las personas no la tiene identificada como una enfermedad grave; creen que es menos seria que un infarto, cuando en realidad es al revés”

Gustavo Lopardo (Ex presidente de la Sociedad Argentina de Infectología).-“Vimos que 2 de cada 3 casos de neumonía requirieron hospitalización. Pero que además la mortalidad entre mayores de 65 años, que era del 19% a los 14 días, trepaba al 38% al año del episodio. Un dato por demás alarmante”

Carla Vizzotti (Integrante de la Comisión de Vacunas de la SADI).- “Dado que el virus de la gripe es una causa relevante de neumonía es importante que los mayores de 65 años reciban también la vacuna antigripal todos los años. Esta puede aplicarse simultáneamente con la vacuna contra el neumococo”

La vacunación contra la neumonía reduce hasta el 75% el riesgo de sufrir la enfermedad

Por NICOLÁS MALDONADO

nmaldonado@eldia.com

Por alta mortalidad que tiene la neumonía entre los adultos mayores, el Ministerio de Salud resolvió hace dos años incorporar la vacuna antineumocócica en el calendario oficial para quienes tienen más 65 años o alguna enfermedad que justifique su aplicación. Pero el hecho de que hoy esté disponible en los hospitales de manera gratuita no parece haber mejorado la tasa de vacunación en forma sustancial. Una gran cantidad de adultos sigue sin recibirla, aseguran especialistas de la Sociedad Argentina de Infectología al alertar sobre el altísimo riesgo que implica para ellos esta situación.

Aunque la neumonía puede cursarse de manera ambulatoria, en ocasiones puede ser grave, requerir internación y hasta resultar fatal. De hecho un estudio reciente realizado en Argentina mostró que uno de cada cinco mayores de 65 años que la sufren muere en las primeras dos semanas y casi cuatro de cada diez fallecen al año de haber contraído la enfermedad. De acuerdo con ese trabajo, la población riesgo no es ciertamente menor: serían nada menos que 150 mil adultos por año en el país.

Como muchos saben, la neumonía es una enfermedad respiratoria caracterizada por una infección en los pulmones. Si bien puede ser producida por virus y hongos, generalmente es causada por bacterias, entre las cuales la más común es el neumococo.

“El neumococo es responsable de una importante carga de enfermedad en la población adulta. Se manifiesta tanto en formas localizadas (neumonía aguda de la comunidad) como enfermedad invasiva (meningitis, sepsis)”, explica el médico infectólogo Gustavo Lopardo, ex presidente de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI) y principal responsable de la investigación.

En el estudio, realizado en la localidad de General Roca, “lo que se vio fue que 2 de cada 3 casos de neumonía requirieron hospitalización. Pero que además la mortalidad entre mayores de 65 años, que era del 19% a los 14 días, trepaba al 38% al año del episodio. Un dato por demás alarmante”, señala el investigador.

Una posible explicación a estas muertes que ocurren con posterioridad es que las personas que padecen una neumonía a mayor edad tienen a su vez otras enfermedades, como problemas cardiológicos o respiratorios. “La neumonía es como un gatillo que muestra que esas personas tienen comorbilidades. Si pudiéramos prevenir la neumonía probablemente esto cambiaría”, sostiene Lopardo, para quien “es necesario actuar con medidas preventivas como la vacunación”.

“No deberían llegar a la guardia personas con neumonía no vacunadas porque nadie se los indicó”

 

FALTA VACUNACION

Si bien existen antibióticos para la neumonía por neumococo, su mortalidad –que de acuerdo con datos oficiales ronda el 12% en la población general– no ha variado en los últimos 50 años. Sumado a ello, las tasas de vacunación, sobre todo en adultos y adultos mayores, siguen estando por debajo de lo ideal.

Por este motivo, la Sociedad Argentina de Infectología (SADI) acaba de lanzar por tercer año consecutivo su campaña Evitemos la Neumonía, una iniciativa dirigida a los mayores de 65 años y a las personas de entre 18 y 64 años con factores de riesgo. Su objetivo es incrementar la concientización en la comunidad sobre la neumonía y la importancia de ayudar a prevenirla mediante la vacunación.

“El esquema secuencial de vacunación contra el neumococo está recomendado para todas aquellas personas entre 18 y 64 años con condiciones crónicas, como enfermedades cardíacas, respiratorias (asma, EPOC), renales, diabetes, inmunodeficiencias congénitas o adquiridas y personas trasplantadas, tabaquismo, entre otras, presentando la prescripción médica. Mientras que los mayores de 65 años pueden acercarse para vacunarse sin indicación médica. Las vacunas son gratuitas en vacunatorios, hospitales o centros públicos de salud”, detalla la médica infectóloga Carla Vizzotti, miembro de la Comisión de Vacunas de la Sociedad.

“Dado que el virus de la gripe es una causa relevante de neumonía es importante que los mayores de 65 años reciban también la vacuna antigripal todos los años. Esta puede aplicarse simultáneamente con la vacuna contra el neumococo”, aclara la infectóloga.

Frente al riesgo que supone la neumonía, los beneficios, de vacunarse no son por cierto desdeñables. Una investigación hecha en Estados Unidos sobre 2.034 mayores de 65 años tratados por una neumonía adquirida en la comunidad (no intrahospitalaria) mostró que aquellos que habían recibido al vacuna antineumocócica presentaron un 73% menos riesgo de hospitalización.

“Investigaciones de este tipo confirman la importancia de la vacunación en esta población de personas para prevenir complicaciones e incluso la muerte, y representan un verdadero desafío para la comunidad médica: no deberían llegar a la guardia personas con neumonía no vacunadas por desconocer la existencia de las vacunas o porque sus médicos olvidaron recomendárselas”, señalan desde la entidad.

LA CLAVE, SU RECOMENDACIÓN

“Sin dudas, son múltiples las causas por las que los adultos con factores de riesgo y los mayores de 65 años no acceden a la vacunación -reconoce Carla Vizzotti-. Han desaparecido enfermedades gracias a las vacunas, por lo que las nuevas generaciones no vivieron brotes, ni conocieron las enfermedades. Esto hace que la percepción de riesgo disminuya y no valoren la importancia de vacunarse. Otra barrera relevante es el acceso a la información, conocer la disponibilidad de esta herramienta clave para la prevención es fundamental”.

La vacuna contra la neumonía se aplica gratis en hospitales, vacunatorios y centros de salud

 

“También existe la falta de la recomendación médica, lo que se suma a la creencia de que vacunarse es sólo para los chicos. Hoy sabemos que si el médico recomienda la vacuna y el paciente está de acuerdo, la tasa de vacunación es altísima, pero si el médico no recomienda la vacunación o desestima esa posibilidad, esa persona no se vacuna. Por eso, es fundamental la actitud del médico, sobre todo del médico de cabecera”, comenta el doctor. Lopardo.

A su entender, es necesario instalar un cambio de paradigma en la comunidad médica y en la sociedad para que se reconozca que la vacunación no tiene edad. “Así como los pediatras saben que hay que vacunar a los chicos, otros especialistas tienen que estar al tanto de las recomendaciones para los adultos: los diabetólogos, cardiólogos, neumonólogos y los médicos de cabecera, en particular -dice-. No hay que perder las oportunidades de recomendar la vacunación”.

La vacunación contra el neumococo en adultos consiste en la aplicación de dos vacunas diferentes, lo que se denomina esquema secuencial: primero, la vacuna antineumocócica conjugada 13 valente y, doce meses más tarde, la vacuna polisacárida 23 valente. No obstante ello, quienes padecen trastornos del sistema inmunológico deben darse la segunda vacuna ocho semanas después de la primera.

Contra un mito instalado en la comunidad, la vacuna contra el neumococo pueden aplicarse en el mismo momento que la antigripal, una en cada brazo. Si bien los mayores de 65 años no requieren orden médica para recibir ambas vacunas, quienes presenten una condición de riesgo deben contar con la indicación.

 

17 mil platenses
A tres semanas de arrancar la campaña antigripal, unas 17 mil personas ya fueron vacunadas en La Plata, el 80% de las cuales recibió además la vacuna antineumocócica”, dijeron en la dirección municipal de Epidemiología, donde explicaron que se salió a buscar a la población

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla