Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
ENFOQUE

La Selección y una rara sensación antes de la Copa

La Selección y una rara sensación antes de la Copa

Por EDUARDO TUCCI

deportes@eldia.com

A pocos días del inicio de la Copa América sobrevuela a la Selección argentina una sensación inédita en muchos años: no arranca la competencia como favorita al título, más allá de la goleada previa en un amistoso ante un adversario muy flojo. Es más, los propios protagonistas de esta empresa que tendrá como epicentro tierra brasileña lo reconocen y sin ir más lejos Lio Messi, en esta nueva etapa de comunicación más fluida, acaba de reconocer que “Atravesamos un proceso de recambio y no somos favoritos”.

El alerta de la Pulga surge en medio de antecedentes recientes poco gratos que incluyen el deslucido papel en Rusia 2018 sumado a los cuatro mundiales y cuatro Copas Américas sin ninguna alegría. Está claro que el capitán, ahora mucho más locuaz que otras veces, lejos de rendirse planteó insistir en procura de revivir tiempos gloriosos. Es más, no sólo apostó al torneo que se iniciará esta semana sino que hasta se atrevió a mencionar la siguiente Copa (Colombia 2020) como desafíos propios: “Me van a tener que seguir aguantando un poquito más”, tiró en el plano individual y le avisó a todos que “Estamos pasando un momento de recambio pero el respeto por Argentina, esté como esté, está siempre en el mundo”, cuando se refirió al conjunto.

Argentina no es favorita aunque nadie puede negarle chances de llegar al tope de la competencia. Eso sí, de lograrlo lo hará recorriendo un camino inverso a cuando fue candidata de fierro en las ediciones 2004, 2007, 2011,2015 y 2016 pese a que no se quedó con ninguna de ellas.

Los archivos nos devuelven datos precisos en torno a situaciones similares. Habría que retroceder más de veinte años para encontrarse con una situación similar a la actual: en la Copa de Bolivia 1997 Daniel Passaella apostó por un equipo con 19 futbolistas provenientes del medio local para conformar un grupo que, en ese momento, no arrancó entre los elegidos para pelear cosas impotantes. Aquella vez nos despedimos del torneo en cuartos de final ante Perú.

Ahora la situación es otra en cuanto a los convocados ya que, inicialmente, el combinado albiceleste está apostando por sus mejores exponentes aunque con un proyecto que recién despunta según coinciden todos los análisis. Messi fue claro cuando advirtió que “Vamos con la misma ilusión y las mismas ganas de siempre, pero la realidad es que la selección está atravesando un proceso de recambio y no somos candidatos. Hay muchos chicos nuevos, con pocos partidos en la selección”, analizó.

El propio titular de la AFA admitió por estos días que “Vamos a Brasil a intentar recuperar el prestigio”. Tapia también ya adelantó que la prioridad central de la Argentina es Qatar 2022: “Hay que tratar de seguir desarrollando este proyecto recién comenzado con Scaloni. Realmente la idea es proyectar al próximo Mundial una selección que sea mucho más competitiva”.

Los malos manejos, los bruscos cambios de timón –en las últimas Eliminatorias los DT duraron muy poco y así no hay proyecto que aguante--, nos hicieron desembocar en el actual momento que incluye como dato el fracaso del último Mundial. Lo ocurrido la noche del viernes en tierra sanjuanina sirvió para el reencuentro del equipo con su público. Hubo goles, apariciones fantásticas de Messi y algunas sociedades que pueden terminar en algo bueno.

“Nos estamos conociendo. De la mayoría de los chicos no conozco sus movimientos. Hace dos semanas que estoy practicando con ellos”, fue el cuadro de situación que pintó el Kun Agüero pese a sostener que “Argentina es candidato en todas las competiciones, nos ponemos eso y queremos llegar a lo más amplio siempre”.

Estamos en vísperas del acontecimiento más importante del año a nivel Selección. Con la siempre esperada presencia de Messi, con un proceso nuevo en marcha y las ganas de volver a ser lo que fuimos.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla