Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Declaró ante la fiscal y negó todo

El acusado de atacar a su ex con una trincheta dijo que estaba “en otro lado”

El acusado de atacar a su ex con una trincheta dijo que estaba “en otro lado”

melina cruz

Lucas Ezequiel Grippo, el docente de la facultad de Periodismo que está acusado de hostigar a su ex pareja desde hace años y agredirla con una trincheta a fines de junio pasado, fue indagado ayer al mediodía por la fiscal que instruyó la causa, Cecilia Corfield. Y accedió a declarar.

Según fuentes judiciales, dio su versión de los hechos “colocándose en otro punto de la Ciudad por razones de trabajo” en el momento en que la víctima, Melina Cruz, resultaba herida en 115 y 42.

A partir de esos dichos los investigadores deberán evaluar su coartada, aunque en principio ya habían solicitado el material de las cámaras de seguridad que hay en la zona, de las que no pudieron obtener imágenes válidas para la causa.

También se lo interrogó sobre las amenazas telefónicas y a través de WhatsApp que Cruz dice haber recibido de una línea registrada a nombre de Grippo, cargos que él también negó refiriendo no tener “ningún teléfono a su nombre”, dijeron los mismos voceros.

Quienes siguen de cerca esta compleja historia consideran que algunos “tramos del relato del acusado” son “insostenibles”, como entienden también que el conflicto “excede al episodio puntual del 25 de junio”, cuando Melina denunció que fue interceptada por su ex pareja y lastimada con una trincheta. En esa oportunidad sufrió cortes en el cuello y otras partes del cuerpo, por las que tuvo que recibir asistencia médica.

La joven asegura, no obstante, que las agresiones comenzaron mucho tiempo atrás. Datan, dijo, “de antes de que naciera nuestra hija; inclusive, me golpeó estando embarazada de 5 meses. Ahí dije basta y decidí separarme”.

En todos estos años (su hija tiene 7) ella lo denunció 12 veces por distintos episodios de violencia y él “violó tres veces la restricción perimetral”, aseguró Melina.

El viernes pasado Grippo quedó detenido en el departamento que vivía, en 18 y diagonal 75, luego de que la Cámara de Apelaciones rechazó el pedido de eximición de prisión que había presentado su defensa y quedó firme la orden de detención por el delito de tentativa de femicidio.

Hasta entonces tenía colocada una tobillera de monitoreo que le advertía a la denunciante si se acercaba a menos de 400 metros, recurso absolutamente novedoso en causas por violencia de género en la Provincia.

Cruz recibió un aparato parecido a un teléfono celular que le advierte con un pitido si el agresor está a menos distancia de la establecida para la restricción de acercamiento (la justicia dispuso que Grippo permaneciera a más de 400 metros de la denunciante).

Por lo que contaron ella y el abogado que la patrocina, a lo largo de todo este tiempo ha sonado varias veces.

Desde el entorno de Grippo lo desmienten y aclaran que no hay pruebas que acrediten los dichos de Cruz, a quien acusan de impedirle al joven tener contacto con su hija. Deslizaron que la denunciante estuvo bajo tratamientos psicológicos “que abandonó” y aclararon que la defensa pidió el material de las cámaras de seguridad de la zona donde ocurrió el ataque que fundamentó el pedido de detención, para “demostrar que (Grippo) no tuvo nada que ver”. Como ya se dijo, las cámaras apostadas en las inmediaciones no llegaron a captar el incidente, pero los médicos que revisaron a Cruz “descartaron la posibilidad de que se haya autolesionado”, aclararon fuentes judiciales.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla