Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Está detenido

Es vecino y cliente de un almacén de Berisso, pero fue a robar con un cuchillo

Habría participado del asalto al taxista apuñalado. Este caso fue el lunes en 4 y 166. Forcejeó con el dueño frente a su madre y su hermana

Es vecino y cliente de un almacén de Berisso, pero fue a robar con un cuchillo

Victoria beloqui, dueña junto a su hermano del almacén de 4 y 166, brindó detalles del asalto/sebastián casali

Los dueños de un almacén de Berisso todavía no pueden creer el caso de inseguridad que se produjo allí a media tarde del lunes pasado, en particular porque el responsable del asalto en ese negocio de 4 y 166 no fue un ladrón cualquiera. Al contrario, las víctimas le contaron ayer a este diario que “es del barrio” y que “además es cliente, igual que su familia”.

Es por eso que los propietarios del local, dos jóvenes hermanos, no entienden todavía por qué esta vez fue al lugar con una finalidad muy distinta.

“Ahora está preso”, aclararon, “los policías nos dijeron que participó con un cómplice del asalto al taxista”, en alusión al chofer Carlos Granero, al cual -como viene informando EL DIA- en la madrugada del sábado le sustrajeron la recaudación y el auto en 33 y 149.

Antes de huir, uno de los delincuentes -de 18 y 19 años- le asestó una puñalada en el corazón y otra en un pulmón, por las que todavía está internado en el hospital de Melchor Romero (ver aparte).

“FUERON 10 MINUTOS TREMENDOS”

Cuando este diario fue ayer al almacén donde se consumó el violento asalto del lunes, Victoria Beloqui (24), propietaria del negocio junto a su hermano, relató en detalle el episodio que ocurrió a las 4 de la tarde del lunes pasado, cuando los dos estaban en el local junto a su madre.

“Como este pibe es cliente, al igual que su familia, y vive 3 cuadras del local, no nos sorprendió cuando entró”, recordó Victoria.

Sin embargo, los responsables del almacén quedaron desconcertados una vez que el muchacho “se paró detrás de mi hermano y se le fue encima”, relató la chica, apuntando que su hermano “le dio un codazo y comenzaron a forcejear”.

El incidente terminó con el propietario del local en el piso y el ladrón clocándole un cuchillo en el cuello.

“Mi hermano sufrió heridas en las manos porque mientras peleaban se cortó al intentar cubrirse la cara”, explicó la joven comerciante, al tiempo que señaló que las lesiones fueron “leves”. Grave fue el terror que sintieron ella y su madre mientras contemplaban la escena protagonizada por ese joven al que hasta entonces siempre atendieron como cliente.

“Con mi hermano retenido en el piso, le ofrecí al ladrón cigarrillos y una notebook. Pero sólo quería llevarse dinero”

Victoria Beloqui (24) Dueña del almacén

 

Eso impulsó a Victoria a tratar de ayudar a su hermano, para lo cual preparó “en una bolsa atados de cigarrillos y la notebook con la que trabajamos” para darle al ladrón y apurar su salida.

Pero la idea del asaltante era otra y se lo hizo saber enseguida.

“Sólo le importaba llevarse la plata”, explicó, por lo que le ordenó que le acercara todo el dinero que hubiera en la caja mientras él mantenía reducido en el piso a su hermano, sin dejar de presionarle el acero del cuchillo en el cuello.

Sin más opción que acatar esa exigencia, la chica depositó en las manos del vecino devenido en asaltante los 1.600 pesos que había en la caja registradora. Rescató que un rato antes había apartado más efectivo: “Sino se hubiera llevado alrededor de 6.000 pesos”, comentó.

LA SEGUNDA VEZ

Durante su relato, Victoria recordó que ya habían padecido un asalto violento en febrero último. Según recordó, en aquella oportunidad dos ladrones ingresaron en el local a las 2 de la tarde.

“Llegaron en moto -dijo- y mientras uno se quedó afuera, el restante se metió acá a robar”.

El asaltante intimidó a sus víctimas con un arma de fuego, las despojó de la recaudación con convincentes amenazas de muerte y momentos después escapó junto a su acompañante.

A diferencia de lo sucedido en el asalto del lunes, los responsables no parecían del barrio y tampoco fueron capturados.

PIDEN VIGILANCIA

Luego del traumático episodio de inseguridad del lunes, los dueños de este almacén pusieron el acento en reclamar contar con vigilancia para ellos y demás habitantes del barrio.

“Sería importante que nos asignaran presencia policial, al igual que la que cuentan los comerciantes que están sobre la avenida Montevideo, porque nosotros también pagamos nuestros impuestos”, se quejó.

“Sería muy útil, por ejemplo, que tuviéramos efectivos caminantes, como los de la Policía Local, porque está demostrado que contribuye bastante a disuadir a los delincuentes”, sostuvo.

Pero aclaró que “también nos serviría mucho que se hagan patrullajes”. Y reparó en que “en los ocho meses que llevamos al frente del local, nos robaron de tarde, porque no había gente y tampoco vigilancia”.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla