Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
El adiós al primer y último chalchalero

Fue emblema y referente de la música popular de nuestro país. Varios de sus colegas lo despidieron con dolor y admiración

El adiós al primer y último chalchalero

Juan Carlos Saravia fue despedido por amigos y colegas / Twitter

19 de Enero de 2020 | 04:16
Edición impresa

La muerte de Juan Carlos Saravia, fallecido anteayer a sus 89 años, deja a la música argentino huérfana del último representante de Los Chalchaleros, legendario conjunto folklórico que marcó una época en la cultura popular del país.

En reconocimiento a ese aporte, el gobierno salteño publicó ayer un decreto gubernamental instaurando 48 horas de duelo “acompañando a la familia del folclorista y al pueblo que lamenta su partida”. El guitarrista y cantante, que nació el 14 de mayo de 1930 en Salta, lideró la popular formación folclórica desde 1948 y por más de medio siglo de actividad sosteniéndola como agrupación insignia de la música nativa y un faro para que la producción estética salteña se incorporara al mapa sonoro argentino.

Hijo de Félix y Leila Ruiz de los Llanos, Juan Carlos fue el menor de cinco hermanos y formó Los Chalchaleros junto a Aldo Saravia, Víctor Zambrano y Carlos Franco Sosa, un conjunto que con cambios en su formación -entre ellos la decisiva incorporación del rionegrino Ernesto Cabeza- permaneció vigente desde entonces, tanto a nivel nacional como internacional realizando giras por todo el mundo.

Otros integrantes de la agrupación fueron los fallecidos José Antonio Saravia Toledo y Ricardo Dávalos y también Polo Román, Francisco Figueroa y Facundo Saravia, hijo de Juan Carlos.

En la madrugada Facundo escribió en su cuenta de Twitter acerca de su padre: “Un hombre sencillamente maravilloso, que nunca se animó a ser un gran artista, para no olvidarse de seguir siendo gente”.

Los Chalchaleros registraron alrededor de 750 canciones, entre las que destacan “Zamba de mi esperanza”, “Mama Vieja”, “El arriero”, “Yo vendo unos ojos negros”, “La López Pereyra”, “La Nochera”, “Zamba del Chalchalero” y “Zamba del grillo”, de Atahualpa Yupanqui, primera que el grupo entonó en su estreno en el Teatro Alberdi de Salta.

Durante 1998 Los Chalchaleros festejaron medio siglo de actividad con la realización de una gira nacional e internacional que al pasar por todos los lugares que celebraron su obra, se extendió hasta 2002 y tuvo su cierre el 16 de junio en Salta, misma fecha y misma ciudad, pero 54 años después.

Las repercusiones por la muerte de Saravia alcanzaron al compositor y armonicista Franco Luciani (“Buen viaje maestro Juan Carlos Saravia!! Chalchalero Eterno!!”) al vocalista Luciano Pereyra (“Gracias por la Patria de tu voz”) y al Ministerio de Cultura de la Nación (“Despedimos a Juan Carlos Saravia, músico y cantautor folclórico, fundador y voz del emblemático cuarteto salteño, Los Chalchaleros”).

También en redes sociales se expresaron personalidades de otros ámbitos como el locutor Julio Lagos (“Los argentinos estamos de luto: murió Juan Carlos Saravia, el patriarca de Los Chalchaleros”) y la bailarina Silvina Escudero (“Que en paz descanse un icono del folclore que va a perdurar en su música x siempre”).

Más profusa, la cantante Soledad Pastorutti indicó: “Tu canto Chalchalero sonará para siempre en nuestros corazones. Gracias por tus consejos, tus valores y tu arte...Juan Carlos Saravia”.

Y la compositora y cantante correntina Teresa Parodi consideró en su cuenta de Facebook que el músico salteño “deja una larga huella honda en la historia de la música argentina. De timbre único e inconfundible creó un estilo dentro del canto popular que jamás encontrará olvido”.

La pianista Nora Sarmoria, en tanto, apuntó: “Reconozco en Saravia un legado y el cimiento de un montón de grandes músicos”, mientras que Roberto Cantos, integrante del Dúo Coplanacu, subrayó que “la música de Los Chalchaleros, su música, ha sido de lo más representativo que ha tenido nuestro país durante muchísimos años y nosotros agradecemos profundamente su camino, su entrega”.

Para el Chango Spasiuk, otro de los que ayer se refirieron al último de los Chalchaleros, Saravia fue “un hombre inmensamente generoso, bueno y transparente, más allá de su camino como artista y cantor”.

Los restos de Saravia fueron velados hasta pasado el mediodía de ayer en una funeraria del barrio porteño de Núñez y se inhumaron en el cementerio Jardín de Paz.

 

Seguridad, agua, electricidad. Los vecinos saben que somos la tribuna para que el reclamo sea atendido. Invertí para que la tribuna siga siendo independiente
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Plan Básico
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$64.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $194.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla