Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $87,17
Dólar Ahorro/Turista $143.83
Dólar Blue $150,00
Euro $103,25
Merval 0,00%
Riesgo País 1429
Información General |EXPERTOS ANALIZAN EL FENÓMENO
Argentina se convirtió en el país con menor población en superar el millón de contagios

Las otras cuatro naciones que alcanzaron semejante número de infecciones por COVID son Estados Unidos, India, Brasil y Rusia

Argentina se convirtió en el país con menor población en superar el millón de contagios

La cantidad de personas diagnosticadas con covid en el país alcanzó ayer 1.002.662 / Télam

20 de Octubre de 2020 | 01:48
Edición impresa

A horas de cumplirse siete meses de establecido el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio, Argentina superó ayer la barrera del millón de contagios confirmados de COVID, convirtiéndose de este modo en el país menos poblado en alcanzar esa cifra. Y es que los otras cuatro naciones que ya lo hicieron son Estados Unidos, India, Brasil y Rusia, que la superan ampliamente en cantidad de población.

Aunque el dato puede ser cuestionado por relativo, ya que la cantidad de contagios confirmados varía según la modalidad de conteo que aplica cada gobierno, lo cierto es que Argentina también se ubica actualmente como el país con mayor cantidad de fallecimientos diarios por millón de habitantes, según información de los Centros de Control Epidemiológico Europeos.

Con esta realidad de fondo, si bien muchos epidemiólogos reconocen que la política de aislamiento social fue de gran importancia para evitar en principio el desborde del sistema de salud achatando la curva de infecciones, su prolongación no logró de por sí evitar un gran número de contagios y fallecimientos por COVID.

“Si sólo se regula el ritmo de los contagios, el pico se ensancha. Pero las infecciones no bajan; sólo se distribuyen en un lapso mayor. Evitaste las muertes por un colapso, pero las flexibilizaciones de la cuarentena, sin otra medida adicional, son una ramita al fuego. No tenés un incendio descontrolado, pero la llama sigue encendida”, advirtió el físico investigador del Conicet, Jorge Aliaga, ex decano de la Facultad de Ciencias Exactas de la UBA, al manifestar su preocupación por la reciente vuelta a clases “sin medidas certeras de rastreo de contactos estrechos”.

La insuficiente cantidad de testeos realizados a lo largo de la cuarentena en Argentina constituye una de las críticas centrales a la política aplicada por el gobierno nacional para controlar el avance del COVID. Con poco más de 52 mil tests realizados por cada millón de habitantes, nuestro país se ubicaría en el puesto 121 a nivel mundial, por debajo de Chile (48º), Perú (73°), Colombia (94°), Brasil (96°), Uruguay (100°) y Venezuela (102°), según el sitio Worldometers.

FALLECIMIENTOS POR MILLÓN

“Estamos viendo que se comenta que Argentina está primero en cuanto a la cantidad de casos y de fallecidos por día; la verdad es que hay que ser prudentes y tratar de no confundir a la gente, esto no es una carrera para ver quién tiene más o quién tiene menos fallecidos en el mundo, porque estamos viendo que las formas de medir son muy disímiles, muy caóticas, con muchos sesgos, con muchos errores”, dijo ayer el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán, al hacer un balance de la situación epidemiológica y brindar detalles sobre las medidas que se tomarán en relación a la apertura del aislamiento social.

Aunque sin duda los métodos de medición varían entre países, lo cierto es que la cantidad de muertes confirmadas por millón de habitantes resulta un dato difícil de cuestionar. Y en este sentido, con ocho fallecimientos diarios por millón de habitantes, Argentina es hoy, según los Centros de Control Epidemiológico Europeos, el país que ocupa el primer lugar a nivel mundial.

En este dramático ranking le siguen la República Checa con alrededor de 5 fallecimientos por millón de habitantes; Israel, con poco más de 4; Colombia, con algo más de 3; España, con alrededor de 2,5; México, con 2,43; Brasil, con 2,40; y Bolivia, con 2,17, según datos del sitio Ourworldindata.org.

Este indicador, el de muertes diarias por millón de habitantes, es importante porque permite estimar el número real de contagios de las últimas semanas. Y se suma a otros que causan preocupación, como la alta positividad, señalan los expertos.

“Tomando en cuenta los sesgos que introducen la calidad de la atención médica, la edad de los infectados y la prevalencia de comorbilidades, el número de muertes diarias por millón de habitantes nos permite estimar qué porcentaje de la población se infectó hace dos o tres semanas (que es lo que tarda el cuadro en evolucionar hacia un desenlace fatal)”, explicó el bioinformático Rodrigo Quiroga, quien se desempeña como investigador del Conicet.

“También tenemos que tener en cuenta qué protocolos se utilizan para considerar a alguien muerto por COVID-19. Cada país tiene sus propias normas: algunos solo contaban las muertes hospitalarias y no las que ocurrían en hogares o geriátricos; mientras otros, como Bélgica, consideraban todo fallecimiento sospechoso como COVID-19. Es decir, que puede variar la cantidad de fallecidos, aunque la de infectados sea similar”, reconoció Quiroga, quien sin embargo consideró que “es una de las comparaciones más fiables con que contamos”.

TESTEOS

Por su parte, Eduardo López, médico infectólogo que integra el comité de expertos que asesora al presidente Alberto Fernández, señaló sobre este tema que “la primera política que se hizo bien fue la primera medida, es decir la cuarentena precoz, preventiva, que fue exitosa, y abarcó las primeras dos/tres cuarentenas que permitieron desde el 18 de marzo dotar al equipo y sistema de salud que estaba muy desmadrado, y al mismo tiempo comprar los kits diagnósticos que en la Argentina no había”.

“Lo segundo que se hizo bien también fue que el Presidente se ponga al frente de la pandemia, encabezando todos los anuncios”, agregó.

Por último, sostuvo que “el pecado original que nunca pudimos superar fue la baja intensidad de los testeos. Cuando se comenzó el plan detectAR fue muy útil, pero en algunas áreas no se hizo rápidamente, y el virus avanzó y se propagó muy rápidamente. Argentina tiene pocos testeos por millón de habitantes, no se hacen con la intensidad que se deberían hacer, y no vamos a buscar lo suficiente a los asintomáticos y contactos estrechos”.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla