Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $91,81
Dólar Ahorro/Turista $151.49
Dólar Blue $156,00
Euro $108,86
Merval 0,00%
Riesgo País 1428
Deportes |EL SACERDOTE BENDIJO A MARADONA Y TUVO UNA CHARLA ÍNTIMA
La confesión del 10 a un cura de Berisso: “Me dijo que quería paz y que Gimnasia le dio felicidad”

Gustavo Rubio contó algunas cosas que le confesó Diego en una charla a solas en Estancia Chica hace un año. “Un tipo sencillo”, agregó

La confesión del 10 a un cura de Berisso: “Me dijo que quería paz y que Gimnasia le dio felicidad”

Diego junto al padre rubio en Abasto / Foto: Twitter

2 de Diciembre de 2020 | 02:01
Edición impresa

Gustavo Rubio, sacerdote de María Auxiliadora de Berisso, fue el último cura que habló en la intimidad con Diego Maradona y contó algunas cosas que el Diez le confesó durante una charla a solas que tuvieron en el predio de Estancia Chica.

En ese momento, el padre fue convocado por Gimnasia por un pedido expreso del propio Diez, para bendecirlo a él y también las instalaciones luego de su arribo a la institución mens sana.

Rubio tuvo una linda charla en la que Diego se abrió y le contó por qué había pedido su presencia en el campo de entrenamiento albiazul.

“Él le pidió un sacerdote a la gente de Gimnasia y yo ligué de ir a verlo porque toda mi familia es de Gimnasia y me mandaron a llamar. Me llamó la atención que Maradona llamara un cura, pensé que era como para sacar la mufa, esas cosas de hinchas, pero cuando nos encontramos me dijo que quería que lo bendijera para su vida, para lo que viviera de ahí en adelante”, contó el sacerdote en diálogo con Mañana Sylvestre.

Asimismo contó que “llevé la unción de los enfermos, el óleo, y cuando lo saqué se quedó sorprendido. Me dijo ‘uh el aceitito’ y me comentó que Doña Tota, su mamá, cuando la cosa se le ponía muy dura, ella iba a la parroquia y el sacerdote le daba el aceitito para darle fuerzas y salir adelante. Se emocionó mucho”

Pero más adelante comentó que tuvieron un momento de soledad en el cual charlaron algunas cosas más profundas cómo qué era lo que él quería para su vida.

“Charlamos un poquito, él me contó que había vuelto a la iglesia, que estuvo con el Papa y que estaba muy agradecido con la vida, con Gimnasia, por tener un lugar donde ser acogido y lo único que pedía era paz, le pedía a Dios paz”

Claro que esa intimidad, según cuenta el propio Rubio, lo sorprendió: “Me impresionó muchísimo porque uno tiene la imagen superficial de Diego, lo que uno ve por tele o o lee en los diarios, y me impresionó mucho encontrarme con el Maradona hombre, pidiendo paz…’para lo que Dios me regale de vida en adelante’, me dijo”.

Esta conversación que tuvo con el Diez y que lo dejó impresionado, fue a solas: “Él me llevó aparte, charlamos solos, le di el sacramento y lo bendije...Para mí fue muy fuerte, es tan grande Maradona como persona y jugador que me emocionó mucho verlo pequeño, con esta necesidad de decir ‘quiero paz’, para estar bien, para vivir la vida”.

“ME RECONOCIÓ SUS LÍMITES”

Entre otras cosas, el sacerdote también señaló que Diego le reconoció sus errores en la vida, aunque también le dijo que había hechos cosas buenas.

“Me dijo también, ‘yo me mandé muchas cagadas en la vida, me arrepiento, pero tuve cosas buenas también en la vida’ y habló de afectos y del fútbol. Fue muy importante eso, y me dijo que ‘ no soy ejemplo para nadie’. Me pareció importante que él reconociera sus límites”.

“Me dijo que había hecho muchas cagadas en la vida y se arrepentía pero que también hizo cosas buenas”

Gustavo Rubio,
Sacerdote que conversó con Diego

 

En otro orden, aseguró que Diego se emocionó mucho al hablar de sus padres, algo que fue moneda corriente durante distintas entrevistas que había dado Pelusa en el último tiempo: “Me habló de sus padres con mucha admiración y cariño, se le llenaban los ojos de lágrimas. Me dijo que la vuelta a la iglesia estuvo inspirada por la vida de su madre y la fe de su madre. Me contaba que una de las cosas que aprendió de ella fue la fe sencilla”.

Sobre sus orígenes también le habló el Diez y le dijo: “‘Yo no reniego de mi origen’, interpreté por Fiorito, la pobreza, de sus amigos y me dijo que había sido un afortunado de tener éxito pero que siempre volvía a su origen. La verdad que un tipo sencillo”.

Por último y a modo personal Rubio confesó que “me dio alegría porque me tocó a mi y poder darle el sacramento y la bendición. Y me dio alegría y orgullo que un club tan entrañable y sencillo como Gimnasia lo haya acogido, le haya abierto la puerta, eso lo llenó de felicidad. Y eso me lo dijo él. Gimnasia merece su pequeño homenaje”.

Ese famoso encuentro entre el Diez y el sacerdote se dio el 12 de septiembre de 2019 en el predio de Estancia Chica, en la previa de un entrenamiento del plantel. El párroco, tal como contó, le dio la bendición al propio DT, al grupo y a todas las instalaciones del predio por un pedido expreso del entrenador.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla