Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Toda la semana |MATERIALES DE SELLADO
Tapa, tapita, tapón: corcho vs. rosca para el vino

De un tiempo a esta parte, las de metal han ganado su lugar en las botellas, y no sólo en las más baratas. Beneficios y desventajas de cada opción

Tapa, tapita, tapón: corcho vs. rosca para el vino

El corcho natural es un sellado histórico en los vinos

15 de Marzo de 2020 | 08:47
Edición impresa

Los bebedores de vino deben haber notado una tendencia que aparece en los estantes de las vinerías: cada vez más bodegueros sellan botellas con tapas a rosca en lugar de corcho. Y no es que se trate de vinos baratos. Las tapas a rosca también aparecen cada vez más en las botellas caras.

Para los productores de vino, la decisión de cómo sellar mejor una botella es muy importante, y el costo de los materiales es sólo una parte de la ecuación. También necesitan considerar si un vino será envejecido por más de cinco años, si estará expuesto a diferentes humedades y cuánto producto están dispuestos a sacrificar para manchar el corcho.

Claro que en ese análisis se juegan varias variantes ya que cada tipo de sellado tiene sus ventajas y problemas.

Muchos mitos han sido derribados en los últimos años pero la tradición (y la falta de información) sigue pesando. Acá te traemos ventajas y desventajas del corcho natural, del corcho sintético y de la tapa rosca, para que puedas sacar tus propias conclusiones.

El corcho natural procede del alcornoque, un árbol nativo de Europa y del norte de África. Los corchos naturales forman parte de una tradición que se remonta a tiempos lejanos. Hoy en día muchos seguimos disfrutando el ritual de descorchar un buen vino.

Entre las ventajas de este producto natural, está la de permitir la entrada de cantidades justas de aire para que respire el vino y consiga un mejor sabor.

Los corchos naturales son excepcionales para grandes vinos, aquellos que requieren un poco más de tiempo para disfrutar o también para vinos de guarda.

Además este corcho proporciona información sobre el estado del vino. Por ejemplo, si no está manchado por el vino dice que no ha estado en contacto con el corcho, por lo que podría no haberse conservado en buenas condiciones.

En cuanto a las desventajas del corcho natural, se puede decir que si el clima es muy seco se secan los corchos y, al volverse porosos, permiten el ingreso excesivo de oxígeno, lo cual deteriora el vino.

Por otro lado, los cambios bruscos de temperatura permiten que una mayor cantidad de aire entre en contacto con el vino, debido a que puede encogerse o ensancharse, y eso podría arruinarlo.

El corcho, por ser un material natural, no es uniforme y sus irregularidades pueden provocar alteraciones en el vino, tales como la formación de TCA (tricloroanisol), responsable del sabor a corcho que a veces puedes percibir en el vino.

Finalmente, el exceso de humedad permite el desarrollo de hongos, lo cual podría transmitir aromas y sabores desagradables al vino.

La versión sintética empezó a verse en los años `70 en Francia sin mucho éxito en ese entonces, pero poco a poco van teniendo una mayor aceptación porque no se rompen ni desmoronan, son fácil de volver a poner en la botella, preservan bien los vinos jóvenes y no contienen TCA.

Claro que también tiene sus desventajas. A diferencia del corcho natural, no proporcionan información sobre el estado del vino (no adquieren el color a vino al estar en contacto con él). También suelen ser más difíciles de extraer que los corchos naturales.

Y además, como los corchos sintéticos no se expanden según cambios de temperatura como sí lo hacen las botellas, más oxígeno del deseado podría filtrarse en la botella y avinagrar el vino si se expone la botella a cambios fuertes de temperatura.

MUCHA ROSCA

Pero la rosca es lo que más llama la atención últimamente, sobre todo cuando se las coloca en vinos de bodegas buenas.

El corcho natural permite la entrada de aire justa en la botella para que respire el vino

 

No hay por qué tenerle miedo a los vinos con tapa rosca. Ojo que dicho sellado no es sinónimo de vino barato o vino malo. Por el contrario, la tapa rosca previene el ingreso de aire al vino. Esto es algo positivo para vinos jóvenes, que es donde normalmente se las encuentra.

La tapa rosca está construida de aluminio, con tres hilos de vuelta, que el cuello de la botella también debe de tener para permitir que se ensamblen y hacer un cierre hermético.

Las ventajas de usar este tipo de cierre son que no se necesita un accesorio para abrir el vino; no hay riesgo de que se filtren sabores indeseados causados por el TCA del corcho; y se puede abrir la botella, tomar una copa, volverla a cerrar, y guardarla en la heladera sin que el vino se oxide o pierda sus cualidades, por un mayor tiempo.

Pero la parte negativa de la tapa a rosca que no es lo ideal para un vino de guarda.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

El corcho natural es un sellado histórico en los vinos

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $223.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla