Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Indumentaria contestataria: el diseño relata las demandas callejeras

Las crisis sociales, políticas y económicas generan cambios culturales que la moda capta y lleva a las pasarelas y calles

Indumentaria contestataria: el diseño relata las demandas callejeras

Una paleta blanca y negra con acento de tonos vibrantes / Mili Melzi

Por: MATILDE CARLOS
vivirbien@eldia.com| @tendenciera

15 de Marzo de 2020 | 08:45
Edición impresa

Al decir de la socióloga argentina Susana Saulquin, el auge del diseño de autor en la Argentina es hijo de la crisis del 2001 que con su violento impacto sobre las importaciones y los viajes al exterior para comprar insumos y prendas, modificó pautas de consumo en un mercado que siempre miró hacia afuera en cuanto a moda.

En el momento en que los primeros exponentes de las carreras de Diseño de Indumentaria comenzaban a asomar con creatividad y personalidad, el contexto económico-social les dio la visibilidad necesaria para su irrupción en el mercado. Así los colectivos de diseñadores nacieron como una respuesta a dicha crisis, bajo el lema de que la unión hace la fuerza, los talentos se asociaron en espacios compartidos, en propuestas perfomativas para darse a conocer y en desfiles y showrooms autofinanciados.

Nombres que hoy son referentes en nuestro país y en escenarios tan lejanos como Oriente o Asia Menor comenzaron a sonar entonces y nunca dejaron de crecer. Edu de Crisci es uno de ellos.

Este joven creador nació en La Plata en 1984 y se formó en la carrera de Diseño de Indumentaria en la Universidad de Palermo. Tal como lo hicieron sus antecesores, los primeros pasos fueron en el colectivo Proyecto Cuadrilla conformado por un grupo de nuevos diseñadores entre los que estaban también Ladrón de Guevara, Desastrería y Fernando More. Durante esos años desarrolló nueve colecciones, con desfiles y presentaciones en el Hotel Faena, Bafweek, La Ciudad de Moda, Six O’Clock y MICA; y también trabajó para la marca Cora Groppo en su equipo de diseño.

Sus creaciones personales y de impecable factura le permitieron participar de la primera temporada de Project Runway Latinoamérica, donde resultó finalista. Su mirada atenta al contexto social lo impulsó a desarrollar en 2018 “Volver al Futuro”, una propuesta mediante la cual resignificó prendas del guardarropas deportivo para analizar un territorio de crisis social y económica. Esta colección fue seleccionada por Autores de Moda BA del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, y fue presentada en el Bafweek edición Otoño invierno 2019.

Consultado por El DIA sobre las razones de esa relación con lo deportivo, el diseñador no duda en afirmar que tiene que ver con su realidad cotidiana que está atravesada por el deporte, tanto porque suele practicarlo como por su desempeño como jefe de producto para una firma de sportwear.

Justamente esa inclinación por dotar al guardarropa deportivo de una funcionalidad urbana se vio nuevamente expresada en “Si quiero o si tengo?”, la última colección otoño-invierno 2020 que vio la luz en la reciente edición de Bafweek. Prendas superpuestas que brindan protección al usuario para el cada vez más conflictivo contexto social latinoamericano son su sello de autor.

Dota al guardarropa deportivo de una funcionalidad urbana

 

La paleta blanca y negra con acento de tonos vibrantes ofrece diseños personales y lúdicos pero que no opacan el mundo en el que visten a sus portadores: el de la protesta callejera, las luchas por la ampliación de derechos; una disputa cara a cara a políticas que ya no van más porque remiten a otras épocas. “Creo que esta generación, la mía y todas la venideras, están paradas en un lugar de mucha fortaleza porque son masa, y porque son cosas por las que se lucha y que ya pasan o que van a pasar. Llamemos la legalización del aborto, la diversidad de género; hoy todo eso está cobrando una fuerza bárbara y creo que las demandas callejeras van por ese lado, y eso por supuesto se ve reflejado un poco en mi relato y en la vida diaria; ver a todas las chicas con el pañuelo verde me parece muy bueno”, dice De Cisci.

En la era de los cuestionamientos a la verdad y a las instituciones, poner el cuerpo es la manera de hacer efectiva y visible la pelea. Por ello Edu acompaña esta ola de activismo popular con sus creaciones, haciendo de la moda un verdadero soporte de comunicación no verbal.

De cara al futuro y pensando en los desafíos del diseño de indumentaria, De Crisci plantea su deseo de seguir explorando todo el universo tecnológico que tiene la indumentaria deportiva en cuanto a los textiles y las composiciones nuevas en los géneros. “Creo que mi conocimiento de eso todavía es muy superficial; me encantaría meterme un poco más en ese mundo, indagar en ingeniería textil y cosas así que con el tiempo van a venir. También me gustaría empezar a fusionar la moda urbana con la estética deportiva con alguna que otra pieza de sastrería, algo más elegante. Creo que el sportwear está mutando hacia ese lado” concluye.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

Una paleta blanca y negra con acento de tonos vibrantes / Mili Melzi

Una de las prendas de la colección otoño-invierno 2020 de Edu De Crisci / Mili Melzi

cargando...
Plan Básico
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$64.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $194.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla