Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Espectáculos |EN DIÁLOGO CON EL DIA
Juan Pablo Geretto: “Tengo una buena relación conmigo, no padezco el encierro”

El actor se mantiene activo para no pensar tanto: estrenó “Murciélagos”, primer filme realizado en cuarentena, y el viernes mostrará vía streaming, por segunda vez, su celebrado unipersonal “Maestra Normal”

Juan Pablo Geretto: “Tengo una buena relación conmigo, no padezco el encierro”

En “Murciélagos”, que se puede ver en la web de Amnistía internacional, Geretto es un obsesivo de la limpieza

8 de Julio de 2020 | 05:01
Edición impresa

Con solo 17 años, Juan Pablo Geretto se mudó de Gálvez, donde había pasado su infancia, a Rosario, y comenzó a explorar la escena de los café concert. Tras algunos años, se graduó al unipersonal, es decir, consiguió hacer un show que la gente pagara para ver, siempre, claro, escribiendo y actuando. De alguna manera, una vida haciendo en solitario lo preparó para estos días de soledad entre cuatro paredes.

Así acepta Geretto, en diálogo con EL DIA: “Tengo una muy buena relación conmigo, no lo padezco”, dice del encierro. “Imaginate: la mayor parte de mi vida hice unipersonales, ya tengo un entrenamiento para sostenerme de pie con dos palitos”.

“Sin faltarle el respeto a nadie”, opina el actor nacido en Junín hace 46 años, “cuando uno tiene su comida en la mesa más o menos asegurada, los problemas son otros, más o menos existenciales: qué hago para no pensar tanto. Es trabajo personal”. Pero, aclara, esto de no pensar tanto no es tan sencillo: la pandemia frenó todo, incluido el éxito de “Estrella”, su último unipersonal que iba a sacar de gira este año.

Pero mientras algunos trabajos quedaron truncos, se dieron otros. Al principio de la cuarentena, Geretto recibió un llamado de Virginia Martínez para convocarlo a un proyecto que iba a filmarse desde el encierro: “Murciélagos”, una película coral, compuesta de ocho historias dirigidas por diferentes directores e interpretadas por diversos actores, cada uno desde su casa, con textos de Martínez, realizada con el objetivo de recaudar fondos, en asociación con Amnistía Internacional.

“Me encanta todo lo que hace Virginia, así que dije que sí, y después me fui enterando de cómo era”, cuenta Geretto de esta propuesta solidaria estrenada hace una semana y que puede verse en la página argentina de Amnistía: ocho historias desde el encierro protagonizadas por Oscar Martínez, Peto Menahem, Julieta Vallina, Luis Ziembrowski y su hija Clara, Carlos Belloso, Moro Anghileri, Marcelo D’Andrea, Maida Andrenacci, Hector Díaz y Azul Lombardía.

DESDOBLARSE

Los protagonistas prestaron su trabajo para colaborar en la cinta solidaria: “Decidimos donar el tiempo que, bueno, tiempo teníamos de sobra”, se ríe Geretto, porque, como afirmaba al inicio, este encierro no está hecho más que de minutos eternos. En ese sentido, la propuesta “fue algo bueno para tener algo para hacer, para estudiar, para ocupar la cabeza: tener la oportunidad de trabajar, aunque sea en estas condiciones. No voy a extrañar filmar películas en casa, pero era una situación extraordinaria y así lo tomé”.

Como todos los actores, Geretto, que trabajó bajo las órdenes de Connie Martin, tuvo que filmarse a sí mismo siguiendo las indicaciones de la realizadora. Un proceso de “idas y vueltas de mensajes”, describe el actor de televisión y teatro, con un pasado en “VideoMatch” y participaciones en series como “El puntero”, “Supermax” y “Edha”. Martin estaba en París, cuenta Geretto, y hacia allí, vía satélite, Geretto enviaba cómo había quedado armada la escena, la puesta; “ella me decía que cambie esto, poné aquello, todas las cuestiones técnicas… y luego, todo lo que tenía que ver con la dirección de actuación”.

“Fue un trabajo... arduo”, afirma entre risas Geretto. “En general para todo eso hay más gente, uno tiene que sentarse, estar atento y disponible, pasar la letra... ese es nuestro laburo. Pero acá participábamos en todo. Había que acordarse de poner el teléfono a grabar en 4K, entonces se llenaba la memoria, viste que siempre pasa algo con la tecnología. Y encima te dicen ‘mirá, es fácil, apretás acá, ponés allá’, pero fácil para mi es otra cosa”.

Geretto cuenta que, en el camino, sucedieron los inevitables percances, entre las mañas de las tecnologías y su dificultad para manejarlas: en una ocasión no se grabó el sonido, se había quedado sin pila, y, claro, ¿dónde se consigue una pila en cuarentena? Geretto salió a buscarla vestido del personaje”.

Su entrenamiento en el unipersonal que le sirvió para afrontar la soledad pandémica, dice, de nada le sirvió para esta necesidad de desdoblarse en productor, vestuarista, sonidista, camarógrafo… “En el unipersonal, en realidad, en el único momento que estoy solo es en el escenario. Atrás está el equipo, operando luces, sonido, sosteniendo con el trabajo previo todo lo que se hace sobre el escenario. Incluso muchas veces cuento con ellos, los miro desde el escenario para apoyarme. Esto fue mucho más unipersonal, no estaba el cuerpo de Connie, había que hacer un doble trabajo”, afirma.

EL TEATRO DESDE EL LIVING

De todas formas, también en el unipersonal, en esta pandemia, terminó encargándose de todo: a través de internet lleva su espectáculo más popular, “Maestra Normal”, a los livings de las casas de la audiencia en cuarentena, un espectáculo que realiza desde su propio espacio y en el que, claro, tiene que realizar todo. El unipersonal que tiene lugar en un acto del colegio de una escuela pública y es protagonizado por una docente, tuvo una primera función el pasado mes, y se repetirá este viernes (desde las 21, vía PlateaNet, con una entrada de $350).

“Yo siempre hago primero y pienso luego: para muchas cosas me sale muy bien y para muchísimas muy mal. Pero ahora, para esta segunda vuelta, entiendo mucho más como adaptarla al audiovisual”, avisa Geretto sobre esta alternativa ante el cierre de salas: “En general, todo me parece bien. Después, hay que ver valor le damos a cada palabra”, dice sobre esta experiencia novedosa Geretto, agregando que “creo que a todo hay que darle una oportunidad. Siempre me acuerdo de una frase de Ratatouille: ‘Lo nuevo necesita amigos’”.

“¿Es teatro?”, se pregunta Geretto. “Si digo que hago teatro por streaming, seguramente van a salir los amantes del teatro a decir: ‘Eso no es teatro, el teatro tiene otra mística’. Y es verdad. No está la gente, no es teatro”, concede, y afirma además que “tampoco estamos adaptando la obra a todas las posibilidades que tiene el streaming, porque es algo que hemos adaptado rápidamente. Así que me parece que unimos una palabra que describe una actividad de hace más de 4 mil años, con otra que describe una actividad de hace 10 minutos”.

Pero, advierte Geretto, que tiene varias de sus obras viejas disponibles en la plataforma on demand de teatro Teatrix, “esto no brotó de la nada, se venía haciendo”. Y en ese sentido, cierra el actor: “La pandemia pone la lupa sobre realidades existentes, exagera lo que venía pasando. A mi me causa gracia cuando dicen ‘vamos a salir mejor’. Pero, ¿estamos haciendo algo? ¿O pensamos que espontáneamente nos va sacar mejor? Si no tenés análisis, autocrítica, difícil que salgas mejor de algo así”.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

En “Murciélagos”, que se puede ver en la web de Amnistía internacional, Geretto es un obsesivo de la limpieza

Geretto mostrará en vivo su unipersonal “Maestra Normal” el viernes a las 21 a través de la plataforma PlateaNet

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $223.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla