Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $92,00
Dólar Ahorro/Turista $151.80
Dólar Blue $156,00
Euro $109,84
Merval 0,00%
Riesgo País 1422
La Ciudad |Cambio de hábitos a la hora de elegir calidad y cantidad
En La Plata, el precio de la carne subió más que el promedio del país

Según distintos informes, el aumento en 2020 fue del 74 por ciento, pero los carniceros de la Ciudad dicen que ese número quedó corto. En los últimos cuatro meses hubo incrementos vertiginosos, resaltan los comerciantes locales

14 de Enero de 2021 | 02:39
Edición impresa

Los precios de la carne vacuna superaron más del doble el índice de inflación de 2020. Pero eso no es todo, carniceros de La Plata aseguran que “subió más del porcentaje que se dio a conocer en distintos informes del sector”, cercano al 74 por ciento promedio. No pueden calcular con exactitud, pero tienen la percepción que los cambios en las pizarras fueron vertiginosos en el último cuatrimestre del año marcado por la pandemia. Algunos sostienen que este mes iba a bajar el valor, pero ya se llegó casi a la mitad del mes y no hubo novedades a la baja, sostienen los comerciantes consultados en una recorrida realizada por EL DIA.

El mercado ganadero de la Bolsa de Comercio de Rosario y compañías consignatarias (ROSGAN), publicó un informe en donde detallan que durante 2020 los distintos cortes de carne vacuna sufrieron un aumento del 74,8 por ciento.

“El aumento fue hasta un poco más. En 3 ó 4 meses subió muchísimo y la gente, como la plata no rinde, compra lo que puede”, aseguró Gerardo, dueño de una carnicería de barrio, en diálogo con este medio.

Remarcando que ya conoce quiénes son sus clientes, se percató que en el último tiempo “en vez de llevar un kilo se llevan 600 gramos de churrasco”, algo que marca cómo afectan los aumentos de los precios. Además indicó que, al aumentar poco y nada los sueldos, la diferencia se siente.

Por otro lado, dijo que muchos se vuelcan al pollo por el precio: “Optan por las promociones de pata y muslo o milanesas”, mientras que precisó que cayó la venta de cerdo porque “empardó el precio de la carne vacuna”.

Edgardo, quien se encuentra a cargo de una carnicería de la zona norte de nuestra ciudad, también cree que durante el 2020 el aumento “más del 74 por ciento.

“Se frenó un poco la venta, se nota. Aumentó un montón la carne y aún no bajó. Pensé que iba a bajar después de las Fiestas y aún no lo hizo”, le precisó a EL DÍA.

Los carniceros apuntan que la gente hace una selección quirúrgica de lo que van a llevar porque el poder adquisitivo decayó ante la suba de los precios que no tuvieron freno en el último tramo de 2020.

El Rosgan, indicó en su informe, que en relación al resto de las carnes que conforman mayormente la dieta de los consumidores nacionales, “el pollo fresco también mostró alzas significativas en el último mes del año, del 19,1 por ciento, mientras que, en pechito de cerdo los ajustes fueron más moderados, 4,4 por ciento por sobre el mes anterior”.

En comparación con los valores de diciembre de 2019, añadió la entidad, “el pollo incrementó su precio un 57,9 por ciento y el cerdo un 59,3 por ciento, unos 15 puntos menos en relación a los cortes de carne vacuna”.

“Antes se llevaban un kilo de churrascos y otro de picada. Ahora son 600 y 300 gramos”

Según un trabajo del el Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (IERAL), el consumidor final pagó por los cortes de carne bovina en diciembre pasado un 74 por ciento más que en el mismo mes del 2019, la carne aviar 58 por ciento arriba (pollo entero) y la porcina un 59 por ciento. Números muy similares al trabajo antes mencionado.

El IERAL de la Fundación Mediterránea señala que los cortes de la carne se incrementaron durante el 2020 “hasta el doble de la inflación”.

Según el estudio, a nivel del consumidor final, los cortes de carne bovina se ubicaron en diciembre 2020 un 74 por ciento arriba de los valores del mismo mes del 2019 (contra una inflación punta a punta del 36 por ciento).

La suba no necesariamente estuvo relacionada con la escasez del producto ya que, de acuerdo a datos oficiales y estimaciones propias del Ieral, la producción de las tres carnes habría llegado a 6,04 millones de toneladas, unos 133,6 kilos promedio por habitante, mientras que las exportaciones fueron de 1,19 millones (26,4 kilos per cápita).

Aunque el sector incrementó su producción y su exportación, los precios aumentaron por arriba de la inflación, en contraposición con los salarios que no siguieron el mismo ritmo. Así, el salario mensual promedio de la economía (sector privado formal) del 2020 permitió comprar 156 kilos de carne bovina, un 9,7% menos que en el 2019. Además, esta relación desmejoró sensiblemente hacia finales de año: se estima que en diciembre de 2020 el salario medio podía comprar 133 kilos de carne bovina, un 20% menos que en diciembre del 2019.

Esto repercutió en el consumo, que está en su mínimo histórico. Los segmentos de clases media y baja que permanecen activos en el mercado se encuentran seguramente al límite de su capacidad de pago. “Tampoco parece haber mucho margen para absorber otra ronda de subas importantes de precios”, explica el trabajo.

El salario promedio del sector privado registrado alcanza para comprar 20 por ciento menos de kilos de carne vacuna que hace un año. Permite llevarse 133 kilos. Con esta pérdida de poder adquisitivo, el consumo per capita retrocede y al mismo tiempo gana relevancia tanto la producción como las exportaciones, que llegan a niveles récord.

El consumo de carne bovina se habría ubicado en 49,7 kilos per cápita, el registro más bajo del último siglo, según plantearon en el sector. Por el contrario, el consumo de carne aviar se habría aproximado a 44,1 kilos per cápita, la cifra más alta de la historia.

100
años. en el último siglo, 2020 marcó el consumo más bajo de carne, con 49,7 kilos per capita, según distintos estudios de comportamiento de los clientes en referencia a la alimentación. La suba de los precios y los cambios de hábitos fueron dos factores que generaron ese récord negativo.
74
por ciento es la suba alcanzada en 2020 por los cortes de carne vacuna. Lo que generó retracción en la compra y consumo de este producto, típico de los argentinos. Distintos estudios marcan ese aumento, que duplica la inflación. En La Plata aseguran que el incremento fue mayor aún.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

Edgardo, carnicería de 13 y 39 “A pesar de que estamos en la zona Norte y es un barrio de buen poder adquisitivo vemos como la gente va cambiando los hábitos de compra. Los cortes vacunos subieron más de lo que se dice en los informes. El 74 por ciento quedó corto en las estimaciones para 2020”.

Gerardo, carnicería de 28 y 48 “Ya no te piden un kilo de bife y otro de picada. En el día a día se puede ver cómo los clientes de siempre van reduciendo la demanda por el fuerte crecimiento del precio de la carne vacuna. Dicen que van a bajar los precios, pero aún no llegó esa baja y los sueldos no han tenido grandes subas en el último tiempo”.

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla