Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $109,67
Dólar Ahorro/Turista $180.96
Dólar Blue $212,00
Euro $122,97
Riesgo País 1897
Política y Economía |A las demandas cambiarias se suman pagos al FMI, a BONISTAS y al club de parís
Las reservas del Banco Central, bajo presión

Entre acreedores y lo que requiere el mercado, la sangría para los próximos meses sería de más de 10 mil millones de dólares

Las reservas del Banco Central, bajo presión
29 de Noviembre de 2021 | 03:29
Edición impresa

Tan repentina como inédita, la medida con la que el jueves pasado el Banco Central resolvió prohibir a las tarjetas de crédito la financiación en cuotas de pasajes al exterior y paquetes turísticos reveló el grado de frenesí al que está dispuesta la entidad monetaria para evitar la salida de dólares del país y proteger sus reservas internacionales.

La decisión, que se suma a la serie de restricciones que ya limitan el acceso al mercado cambiario, se da a su vez en un contexto de creciente presión sobre el capital del que dispone el Banco Central.

Porque, a la vez que el Gobierno pretende llegar a un demorado acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) deberá concretar pagos previstos al propio FMI, a tenedores privados de bonos y al Club de París.

Por un lado, la presión sobre las reservas internacionales del Central incluye demandas domésticas del mercado (como las divisas destinadas para ahorrar, importaciones y gastos en el exterior que, aunque restringidas, sumarían habría demanda de otros 2.900 millones de dólares). A lo que hay que agregar un calendario de vencimientos que podrían implicar que -sin un acuerdo con el FMI- sea necesario reestructurar pagos por 7.600 millones de dólares.

“Los vencimientos en moneda extranjera para lo que resta de 2021 no significarán mayores preocupaciones, ya que serán mayormente cancelados con Derechos Especiales de Giro (se pagarán 1.892 millones de dólares de vencimientos al FMI) y en menor medida, con asistencia del Banco Central al Tesoro (68 millones de dólares)”, estimaron desde la consultora Equilibra. Pero advirtieron que “2022 traerá rápidamente dolores de cabeza: en enero vencen 746 millones de dólares de capital e intereses de bonos y letras del Gobierno nacional y se le pagarán otros 731 millones de dólares al FMI que dejarán la cuenta de DEG en cero. Hay que contabilizar además 315 millones de dólares de vencimientos con otros multilaterales, que en el mejor de los casos podrán refinanciarse”.

Mientras que ya a partir de febrero, continuaron en Equilibra, “todos los servicios de deuda que no puedan refinanciarse deberán cubrirse con reservas internacionales. Entre febrero y marzo, se le deberán pagar 3.245 millones de dólares al FMI y 670 millones de dólares a otros multilaterales, además de caducar el ‘período puente’ acordado con el Club de París para regularizar los servicios de deuda con el organismo”.

También un informe de la consultora Ecolatina apuntó que “la reprogramación de los vencimientos con el Fondo se vuelve significativamente necesaria para sostener la deuda en situación de pago normal, ya que el stock de reservas resulta insuficiente como para hacer frente al perfil actual (alrededor de 20.000 millones de dólares anuales en 2022-2023)”.

Esta consultora observa para el año próximo “una situación más compleja de administrar, con variables que no serán tan favorables como en el 2021” y que “un cambio de la estrategia cambiaria en pos de proteger las reservas netas implicaría que el Banco Central convalide una depreciación del tipo de cambio oficial que se acerque más a la inflación”. Pero “la alternativa es una profundización de las restricciones cambiarias vigentes, algo que no iría de la mano de las eventuales condiciones negociadas con el FMI”.

Por último, Ecolatina advirtió que “a pesar de que un acuerdo con el Fondo y un reacomodamiento de la política cambiaria podrían quitar presión sobre las reservas netas, el bajo punto de partida de éstas implica que la presión estructural continuará vigente” y que las reservas “serán apenas suficientes para satisfacer la demanda de divisas necesaria para el funcionamiento de la actividad económica del año 2022”.

Según economistas, 2022 “traerá rápidamente dolores de cabeza” para el Gobierno

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $305.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla