Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $102,00
Dólar Ahorro/Turista $168.30
Dólar Blue $180,00
Euro $119,79
Riesgo País 1601
Información General |Coronavirus y vida cotidiana
Nacimientos en pandemia: la Ciudad, en el piso más bajo desde 2010

En 2020 nacieron 3.000 bebés menos (24%) que en 2019 en La Plata y la tendencia se mantiene en lo que va de 2021. La caída viene desde 2016 y se profundizó con la pandemia. Un fenómeno con múltiples causas

Nacimientos en pandemia: la Ciudad, en el piso más bajo desde 2010
13 de Junio de 2021 | 02:32
Edición impresa

“Algunos esperaban que la pandemia y el aislamiento provocaran una especie de ´baby boom´, una explosión de nacimientos a partir de la mayor cantidad de tiempo compartido por las parejas en las casas. Pero es una creencia popular. No estamos viendo eso, sino todo lo contrario”, dice Ximena González Ibáñez, coordinadora del servicio de Obstetricia del Hospital Español y agrega: “en nuestro hospital el número de partos registró una caída del 16 por ciento aproximadamente desde el año 2016 al 2018 y del 30 por ciento desde el 2018 al 2020, una reducción que acompaña a lo observado en todo el sector privado de la Provincia”. Desde la maternidad del Hospital Gutiérrez, Analía Arturi, jefa del servicio de Pediatría y Neonatología de ese centro asistencial y miembro de la Sociedad Argentina de Pediatría, describe un panorama similar: “en 2016 teníamos en el hospital 1.500 partos anuales. En el 2020 tuvimos entre 1.100 y 1.200”.

Ambos casos ilustran una tendencia que confirman los datos del Registro Provincial de las Personas: los nacimientos en La Plata y en la Provincia disminuyen y en el último año llegaron a su nivel más bajo desde 2010, tendencia que se mantiene en lo que va de 2021.

El fenómeno se hizo más marcada a partir de 2016 y se profundizó aún más en 2020. Y lejos de limitarse a la Región o el país, se extiende en gran parte del mundo.

A la hora de analizar las razones y de tratar de establecer cuál es el peso de la pandemia en la caída del número de nacimientos a nivel local, los especialistas hablan de múltiples factores.

Destacan, en principio, que la tendencia a la baja ya se observaba antes de la crisis sanitaria y que en ella incidían distintas causas, tales como el peso de la incertidumbre económica, la tendencia de la mujer a retrasar la decisión de ser madre o renunciar a la maternidad para priorizar el estudio o el trabajo, o la adoptada por la sociedad, incluso a nivel global, de tener uno o pocos hijos.

Mientras esos factores son los que más pesan en el sector social que accede a la medicina privada, en los sectores que se atienden en el hospital público aparecen otros como la inestabilidad económica, la situación habitacional deficitaria o algunos positivos, como el impacto de las políticas orientadas a evitar los embarazos no deseados.

En lo que se refiere al impacto directo de la pandemia en esta tendencia, los expertos consultados para esta nota se muestran cautelosos: dicen que es temprano para relacionar con certeza la crisis sanitaria con la baja de los nacimientos (teniendo en cuenta que recién los de enero de 2021 en adelante están reflejando lo sucedido durante la pandemia y el aislamiento).

Con todo, destacan que la crisis sanitaria vino a agravar muchos de los factores (económicos, habitacionales o de inestabilidad de pareja) que operan sobre la tendencia de los nacimientos a caer.

Si bien se cree que recién en 2022 (cuando se conozcan los datos totales de 2021) va a quedar más claro el impacto de la crisis sanitaria sobre la natalidad a nivel local, lo cierto es que el tema ya preocupa en varios países que alertaron sobre una relación directa entre crisis sanitaria y caídas récord del número de nacimientos, como las experimentadas por Estados Unidos, Italia o Japón en 2020 (ver aparte).

Los números

Lo que aparece claro en las cifras que se manejan en el Registro Provincial de las Personas es la tendencia a la baja de los nacimientos tanto a nivel provincial como en la Ciudad. En ambos casos, el 2020 representa el año con menos nacimientos desde 2010.

Así, si en el primer año de la serie en la provincia hubo 248.173 nacimientos, en 2014 iba a producirse el pico del período considerado, con 251.934. Desde entonces y paulatinamente el número comenzó a decrecer, a 251.042 en 2015; 235.891 en 2016; 228.513 en 2017: 215.127 en 2018; 207.714 en 2019, hasta llegar a los 179.370 en 2020.

En La Plata, mientras tanto, en 2010 se inscribieron 15.778 nacimientos, lo que representa el año con el mayor número de registros del periodo considerado. A partir de ese momento el indicador va cayendo paulatinamente con altibajos. La caída se profundiza después de 2016 y llega a la marca más baja en 2020, con 10.010 nacimientos, un 23% menos que en 2019.

Según destacó en diálogo con este diario el director del Registro Provincial de las personas, Patricio Zalabardo, “se hace difícil analizar cuál es el peso de la pandemia en estos indicadores, cuando la caída ya era progresiva, tanto en la Provincia como en la Plata en los últimos años, sobre todo a partir de 2016”.

Zalabardo agrega que “a partir de ese año pesan factores relacionados con las circunstancias de ese momento, “como la incertidumbre económica o la ausencia del estado” en la caída de los nacimientos.

Sobre la evolución del indicador Zalabardo destacó que “en lo que va de 2021 vemos que se mantiene la tendencia a la baja y se puede inferir que la incertidumbre derivada de la crisis sanitaria repercuta en las decisiones de las familias”.

Impacto indirecto

Para Ximena González Ibáñez, la pandemia, más que incidir en la baja del número de nacimientos de manera directa, agravó algunos de los factores que ya venían empujando los registros a la baja, como la incertidumbre económica.

“Teniendo en cuenta que aquellos que evaluaron la situación de pandemia para planificar un embarazo son aquellos que tuvieron su nacimiento desde Enero hasta la fecha, no ha habido aun disminución de los mismos por esta nueva realidad, ya que los partos registrados desde junio del 2020 se mantuvieron estables al día de hoy”, sostuvo González Ibáñez y agregó que “esto no quiere decir que un impacto como consecuencia directa de la pandemia no pueda verse más adelante”.

La profesional destaca que la baja de los nacimientos se nota en todos los establecimientos privados “desde hace años y aún más en este último tiempo”.

Para la especialista, a la hora de analizar las características del fenómeno en ese ámbito, “existen motivos pre-pandemia de la disminución del número de nacimientos”.

Entre ellos subraya a la situación de inestabilidad económica, “de la cual deriva que se opte por familias con menor cantidad de hijos; la falta de trabajo lo cual lleva también a la pérdida de obras sociales y la pérdida de pode adquisitivo que restringe el acceso a prepagas”.

Pero al mismo tiempo habla del peso de factores culturales que contribuirían a abonar la tendencia.

Entre ellos, el caso de las mujeres que postergan la decisión de ser madres, lo cual aumenta los tiempos en el logro del embarazo y disminuye las chances de lograrlo.

Y alude a la existencia de “una franja de edad entre las mujeres, que es la que se encuentra hoy en la etapa fértil de la vida, que se permite replantear el rol que como mujer quiere ocupar, priorizando sus estudios y trabajos, renunciando o postergando la maternidad”.

Adelaida Soria, que es jefa del servicio de Obstetricia del Hospital San Martín destaca que también en el ámbito de la salud pública se registra una caída de los nacimientos.

“Mientras tendencias como el retraso de la maternidad por motivos profesionales tienen que ver más con el sector social que se atiende en el ámbito privado (que representa alrededor del 30% de los nacimientos de la Provincia) , hay otros factores que impulsan a la baja a los registros de nacimientos que se observa en los hospitales”, le dijo Soria a este diario.

Entre ellos, la especialista destaca las condiciones económicas o habitacionales adversas de las familias y “el peso de las políticas públicas orientadas a evitar los embarazos no deseados, ya sea a través de la implementación de consejerías de salud sexual y reproductiva -que ofrecen una amplia gama de métodos anticonceptivos- o a través de la finalización de embarazos mediante la IVE (interrupción voluntaria del embarazo) o ILE (interrupción legal)”.

Pandemia y consultas

Hay otro impacto de la pandemia, más allá de los números. Y se puede percibir en las dudas y miedos que transiten los pacientes en el ámbito de los consultorios preconcepcionales, según destaca González Ibáñez.

“El encarar un embarazo en situación de pandemia es un tema frecuente planteado por aquellas pacientes que realizan consulta preconcepcional, ya que son muchos los miedos que la paciente siente ante la situación que vivimos”, explicó la especialista.

Esas inquietudes y miedos no sólo se refieren al parto propiamente dicho y a los riesgos de contagio del Covid, sino que abarcan un amplio abanico de dudas que tienen que ver con la oportunidad de traer un nuevo ser al mundo en un contexto de incertidumbre y hasta con las formas de crianza que impone la pandemia.

“Algunas parejas llegan sumidas en la incertidumbre e incluso desmotivadas por la crisis sanitaria. Yo opto por explicarles que la vida es bella. Que dentro de todas las situaciones derivadas de la pandemia, la maternidad es una de las más favorecidas, ya que el aislamiento tiene su costado favorable para que el grupo padre-madre-hijo puedan compartir más”, dice la obstetra.

En cuanto al futuro, la mirada de los distintos profesionales difiere: Adelaida Soria cree que el número de nacimientos permanecerá en una meseta, o en todo caso seguirá un descenso lento y paulatino, sin grandes altibajos. El antropólogo platense Héctor Lahitte, que trabaja en un libro sobre las consecuencias culturales que dejará la pandemia cree en cambio que el verdadero impacto recién se va a ver en los próximos años, a través de una caída de los nacimientos todavía más profunda” (ver aparte).

 

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

“Se hace difícil estimar el peso de la pandemia en estos indicadores, ya que la caída es progresiva, sobre todo desde 2016” Patricio Zalabardo Director del Registro Provincial de las Personas

“Creo que el número de nacimientos en el futuro inmediato permanecerá en una meseta o en un descenso paulatino, pero sin grandes altibajos” Adelaida Soria Jefa del Servicio de Obstetricia Hospital San Martín

Analía Arturi , Jefa de Pediatría y Neonatología Hospital Gutiérrez Es probable que la pandemia haya acentuado una tendencia que se notaba. En el hospital Gutiérrez pasamos de atender 1.500 partos anuales en 2016 a 1.200 en 2020”

Ximena González Ibáñez, coordinadora servicio de Obstetricia, Hospital Español La pandemia añadió problemas a los ya existentes tanto a nivel local como global, que ya venían determinando una caída drástica en el número de nacimientos”

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $305.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla