Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar

Cartonazo: salió la tarjeta para jugar por $50.000, que se pueden duplicar

La Ciudad |El descanso, imposible
Villa Montoro, otro barrio con descontrol y miedo

En la zona de 116 y 603 denuncian que los fines de semana se producen concentraciones con música a todo volumen y desmanes

2 de Octubre de 2022 | 03:15
Edición impresa

Contra lo que cualquiera puede buscar cuando necesita reponer energía en su casa, en un enclave de Villa Elvira, con el fin de semana llegan los días del descontrol en los que la calle se transforma en una zona de riesgo. Nada, ni siquiera las paredes más anchas, paran el ruido infernal de la fiesta ajena.

El calvario, que se repite en formas parecidas, de noche y de día, en otros puntos del centro y la periferia de la Ciudad, ocurre en Villa Montoro, en cercanías a la zona de 116 y 603.

Aún con el miedo que las persigue y con el que conviven, un grupo de vecinas y vecinos del área se decidió a plantear su reclamo en una charla con este diario.

En una charla para la que pidieron estricta reserva de identidad por temor a la escena del barrio, contaron sobre el drama que les toca padecer. “Hace bastantes meses que se reúnen con autos y la música a decibeles altísimos que perjudican no solo a nosotros los adultos sino a jóvenes con discapacidad por ejemplo”, señaló una mujer que insistió en evitar brindar su identidad para evitar represalias.

“Nos cansamos de llamar al 147”

Según precisó una de las vecinas que hizo de vocera del barrio, “lo prioritario y urgente es que terminen con la música al palo. Nos cansamos de llamar al 147 y la comisaría de Ponsati, que hacen lo que pueden”, señalan otra de los vecina.

Por su parte, un frentista de esa zona que también formó parte del grupo, sostuvo que “nos ha modificado la vida y no queremos vivir así.

“Nadie duerme, al día siguiente parecemos zombis”, agregó el hombre que también prefirió reservar su identidad.

La inseguridad es el otro tema para la preocupación en el barrio. Hace unos 20 días apuñalaron a un joven que terminó internado en grave estado en el hospital San Martín. Recibió ocho puñaladas”, comentó otra vecina.

En suma, se habla de atropello a las normas de convivencia, en situaciones que se parecen más a las de un boliche que una calle de barrio. Se mezcla con la música a todo volumen, el tránsito imposible por la calle, hombres orinando en las paredes de las casas y motos con sus clásicos “cortes”.

La escena se repite los fines de semana. Incluso, los domingos a la noche, cuentan desde la zona.

El reclamo se viene expresando en los últimos meses y volvió este fin de semana.

“Se ponen en la calle, con parlantes en una camioneta, los domingos después de las ocho de la noche”, lamentó sobre ese cuadro una vecina que también habló con este diario varias semanas atrás. “Juegan al fútbol. Terminan y al rato empiezan estás fiestas en las calles y veredas”, había detallado la mujer con palabras parecidas a las que ahora emplearon un grupo de vecinos.

Situaciones parecidas vienen denunciando desde otras zonas de la Ciudad. Entre esas, la que rodea a la plaza “Luis Castells”, en Villa Elisa, el Bosque, Plaza Malvinas, diagonal 74.

A esa lista se suman los reclamos de vecinos del Barrio Don Carlos, entre las localidades de Hernández y Gorina. Allí en la zona que comprende, aproximadamente, las calles 131 y 140, entre 501 y 506, viven su propio calvario en las tardes y noches de los fines de semana.

En el vecindario denuncian que es imposible descansar por las tardes y las noches

Se repiten las carreras y exhibiciones de maniobras temerarias en motos. Suelen reunirse a acelerar o correr hasta más de un centenar de conductores de motos de baja cilindrada. Hace pocos días, a eso se sumó una pelea, con tiros y la quema de una moto.

En la zona vienen reclamando por operativos de tránsito y reductores de velocidad. Incluso, analizaron cerrar las calles con montículos de tierra. Hace pocos días llevaron nuevamente el reclamo al Municipio y se encontraron con una novedad que no esperaban: “El barrio es un loteo privado que aún no tiene las calles cedidas al Municipio”, expusieron en una nota.

Se precisó en ese sentido que uno de los conglomerados de esa zona, en apariencia una urbanización tradicional, es un loteo que “aún no tiene la documentación necesaria para que las calles sean públicas. Por esto, los vecinos se encuentran atrapados en una trampa jurídica dado que no pueden tomar independencia de los desarrolladores. No solamente para solicitar algún permiso o servicio si no para cualquier acción que quieran realizar”.

Según esa descripción, ni siquiera existirían en el catastro Municipal las calles en las que se necesita acción oficial. Ante eso, contaron que se presentaron en la comisaría con una denuncia contra quienes les vendieron esos lotes, en casos, hace varios años.

“Las calles del emprendimiento son privadas y están bajo la responsabilidad de los desarrolladores”, insisten en la nota que enviaron a este diario.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

a la tarde o la noche, descontrol en la zona de 116 y 603 / video

Hace 7 días, picada, pelea y una moto incendiada en don Carlos / video

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico Promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$60.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $490.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla