Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Cómo ahorrar energía en cada ambiente de la casa para no perder el subsidio: consejos

Se viene el aumento de tarifas y hay que desplegar el ingenio para tratar de no pagar demás

Cómo ahorrar energía en cada ambiente de la casa para no perder el subsidio: consejos
10 de Agosto de 2022 | 09:08

A partir del mes de septiembre entrará en vigencia la quita de subsidios sobre las tarifas de luz, gas y agua dispuesta por el Gobierno. Y en medio de la difícil crisis económica que atraviesa el país, marcada por un imparable proceso inflacionario, cualquier recomendación que permita resguardar los recursos son bienvenidos.

Atentos a que en el caso de la electricidad los hogares podrán consumir hasta 400Kw por mes para no perder los subsidios, es bueno saber de qué manera se puede reducir el consumo para no superar esa barrera, porque lo que se abonará sin ayuda es aquello que exceda ese límite. Esto es, si una familia tiene un consumo de 470Kw por mes, tendrá que abonar sin subsidio esos 70Kw que superan el tope.

Asimismo, si al mes siguiente consumiera menos de 400Kw seguirá pagando la tarifa con subsidio ya que no lo pierde por haber supero el límite el mes anterior.

Esto es en lo que respecta al suministro eléctrico, ya que sobre el gas y el agua aún no se especificó qué tope se aplicará.

Por eso acá van una serie de recomendaciones para, ambiente por ambiente, reducir el consumo energético en una vivienda:

- El living:

Es un sector de la casa donde suele haber distintos aparatos, como aire acondicionado, TV y la iluminación.

- Aire acondicionado: Es importante consultar un profesional sobre el tipo de equipamiento que mejor responda a las necesidades y a las características del lugar a climatizar. Seleccionar el equipo que tenga una "A" en la eficiencia energética.

Los equipos nuevos utilizan un gas refrigerante más eficiente y menos contaminante. En verano el termostato debe estar en 24° ya que los ambientes no se enfriarán más rápido aunque bajemos más la temperatura. Además, cada grado de diferencia supone un ahorro de un 8% de energía.

En invierno, en la mayor parte de las zonas climáticas del país, ajustar la temperatura a 20° es suficiente para mantener el ambiente en condiciones confortables, mientras que bajar el termostato en 1° puede generar un ahorro del 10% al 20% del consumo en calefacción. Se deben limpiar los filtros cada temporada para no exigir el funcionamiento del equipo porque conlleva a un mayor consumo.

- Iluminación: Dependiendo de la tecnología utilizada, la luz puede llegar a representar un tercio de nuestro consumo eléctrico total. En este caso la recomendación es utilizar lámparas LED, que durante el doble que las bajo consumo y gastan la mitad.

Se recomienda mantener limpias las lámparas y pantallas para aumentar la luminosidad y no dejar luces encendidas en sectores que no estén habitados por más que sean de un consumo bajo.

- TV: El consumo de energía del televisor estará relacionado con el tipo de la pantalla y la cantidad de horas de uso. La pantalla que menos energía consume es la de LED.

No es aconsejable dejarlos en "stand by" ya que es el modo de espera que tienen los distintos artefactos eléctricos, para reactivar sus funciones de forma más rápida, por lo que continúan consumiendo energía.

Una opción es conectar todos los equipos (televisores, DVD, equipo de audio) a una zapatilla para poder conectarlos y desconectarlos con facilidad y así evitar tenerlos en modo de espera, señalan desde la secretaría de Energía.

- La cocina:

- Heladera: es uno de los artefactos eléctricos que más energía consume en una casa ya que su uso es constante. Por eso los modelos no-frost son los más recomendables porque evitan la formación de hielo y ello hace que se consuma menos energía para el enfriamiento.

La ubicación es muy importante ya que debe estar separada de la pared de manera de permitir la circulación de aire en la parte trasera y estar alejada de los focos de calor o de la luz solar directa. También se recomienda revisar que los burletes de las puertas estén en buenas condiciones y limpiar al menos una vez al año, la parte trasera del equipo.

- Lavarropas: está entre los artefactos eléctricos que más consumen en el hogar, siendo el momento de calentar el agua durante el lavado lo que concentra hasta un 85% del consumo.

Los ciclos de lavado más largos no siempre limpian más. Sólo es necesario utilizarlos con ropa verdaderamente sucia.

Algunos tips para el lavado:

Evaluar el grado de suciedad de la ropa que se va a lavar, separando la ropa según lo sucia que esté se administran mejor los ciclos de lavado y se mejora el uso de los ciclos cortos.

Usar el lavarropa a la máxima capacidad de carga y con ciclos cortos de lavado.

Lavar siempre con agua fría. Si fuera necesario calentar el agua, la temperatura no debe superar los 60º C porque así se reduce el gasto a la mitad que si se lavara a 90º C.

Centrifugando se ahorra más energía que utilizando una secadora, por lo que lo ideal es secar colgando la ropa al sol o aire libre.

Utilizar la menor cantidad de jabón posible, indicada en el envase del producto: pasarse de la medida implica que el lavarropas trabaje de más para eliminarlo.

- El microondas: Utilizarlo en lugar de uno convencional supone un ahorro de más de un 30% de energía, aparte del tiempo que se gana ya que son más rápidos.

Se recomienda evitar el uso de este artefacto para descongelar alimentos: es mejor sacar los alimentos del freezer la noche anterior. Tampoco es bueno descongelarlos bajo el chorro de agua.

- Lavavajilla: En muchas ocasiones el uso de este artefacto es más económico (en agua y energía) que el lavado tradicional a mano (con el agua caliente dejándola correr de manera permanente), siempre y cuando se lo utilice completamente lleno.

El 90% del consumo energético de un lavavajillas se produce durante el calentamiento del agua, funciona utilizando poca cantidad de agua (entre 10 y 14 litros por ciclo) y no es necesario "aclarar" la vajilla antes de meterla en el lavavajilla: sólo es necesario retirar los restos sólidos.

- Pequeños electrodomésticos: Es importante no sólo tener en cuenta la potencia de los artefactos sino también el tiempo de uso de los mismos, ya que por los que producen calor, como la plancha o la tostadora, tienen potencias mayores y dan lugar a consumos importantes de energía si su tiempo de uso es prolongado.

Este tipo de aparatos representan cerca del 15% del consumo energético de una vivienda cuando están en modo "stand by", por lo que la secretaría de Energía recomienda enchufarlos a una zapatilla para poder conectarlos y desconectarlos con facilidad y así evitar tenerlos en modo de espera.

En este caso resulta primordial aprovechar el calentamiento de la plancha para planchar grandes cantidades de ropa de una vez y apagar y desenchufar los aparatos eléctricos que no se estén usando ya que en general cuando quedan enchufados, igual están consumiendo energía.

- Dormitorio:

- Calefacción: representa el mayor consumo energético del hogar, por eso se recomienda recambiar los artefactos con más de 15 años.

Bajar en 1º el termostato en invierno puede generar un ahorro del 10% al 20% del consumo de calefacción dependiendo del tipo de clima del país.

Una temperatura de 20º en la mayor parte de las zonas climáticas del país, es suficiente para mantener el ambiente en condiciones confortables en invierno.

Se recomienda limpiar y hacer el mantenimiento de los sistemas de calefacción porque no sólo reduce el consumo de energía sino además extiende su vida útil.

Cerrar las cortinas y persianas por la noche evitará importantes pérdidas de calor.

- Baño:

El agua caliente es el segundo mayor consumo energético en el hogar. Al igual que con la calefacción, se recomienda recambiar los artefactos con más de 15 años.

Hacer un uso responsable del agua caliente en la ducha sin dejara correr, y cuando haya que comprar un inodoro nuevo, optar por los de doble descarga: pueden reducir el consumo de agua hasta en un 65%. Tienen la opción para descargar 3 ó 9 litros, contra los inodoros tradicionales que utilizan entre 15 y 20 litros por descarga.

- Escritorio:

Equipos de computación: para las computadoras de escritorio, pantalla, notebook o laptop, impresora, escáner, etc, existe un sistema voluntario de etiquetado que se aplica en todo el mundo, Energy Star, que garantiza que el equipo sea eficiente energéticamente, siempre y cuando se configure o se programe para ahorrar energía.

En este caso tampoco se recomienda que dejarlos en modo stand by y sí enchufarlos a una zapatilla para poder conectarlos y desconectarlos con facilidad.

La pantalla de la computadora/laptop es el elemento que más energía consume, por lo cual es recomendable el uso de pantallas planas para un mayor ahorro energético.

Si te ausentás de tu computadora por 10 minutos, lo mejor es apagar el monitor y si la ausencia es mayor a 30 minutos apagar todo el equipo.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico Promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$60.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $490.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla