Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Temas del día:
Buscar

Viejas obsesiones contra la casta, desafíos a la política y una idea con pretensión fundacional

Viejas obsesiones contra la casta, desafíos a la política y una idea con pretensión fundacional

Milei, durante su discurso

Mariano Pérez de Eulate

Mariano Pérez de Eulate
mpeulate@eldia.com

2 de Marzo de 2024 | 03:57
Edición impresa

Además de que no habló sentado como todos sus antecesores, lo más novedoso del discurso de anoche del presidente Javier Milei claramente fue el llamado a toda la dirigencia política a firmar un pacto con diez puntos básicos para, digamos, refundar la Argentina. Lo propuso para el próximo 25 de mayo, fecha patria revolucionaria, y en Córdoba. No es casual el lugar: es la provincia donde el libertario cuenta con más adhesiones. Allí destruyó al peronismo en el balotaje que lo consagró.

El llamado fue “sin demasiadas esperanzas”, como él mismo sinceró ante un auditorio al que prácticamente no miró por la necesidad de leer el discurso. El ritmo acelerado de lectura, por cierto, le sacó algo de pasión al texto, lo volvió un tanto monocorde, denotó aquello de que Milei no es un político profesional. Eso que él dice que es su principal capital frente a la ciudadanía.

Volvió una y otra vez sobre esa idea. De un lado él y su gobierno, del otro el sistema y la casta política que le viene dificultando hacer el cambio profundo para salir del “momento más crítico de la historia de la Argentina”. En modo compadrito, aseguró que sabe lo que hay que hacer, que tiene la convicción para realizarlo y que lo va a llevar a cabo con o sin el respaldo de la dirigencia tradicional.

Durante buena parte del discurso apareció aquel Milei de la campaña, hablando del “Estado quebrado que hace todo mal”, de que cuanto mayor es el Estado más grande es el despilfarro y que el Estado sólo genera “kioskos” para los corruptos. Le vino al dedillo el reciente escándalo de los seguros en organismos públicos que enchastró al ex presidente Alberto Fernández, a quien por cierto no nombró. Sí mencionó a Cristina, a Máximo Kirchner y a Sergio Massa.

Aún sin sindicarlo con nombre y apellido, sobre el ex ministro de Economía aludió indirectamente cuando habló de que la actual gestión cortó con las supuestas coimas que se pedían para liberar permisos de importación, área que dependía de Massa. El rumor es vox populi en el mundo de la política y las empresas. En verdad, nunca hubo una sola denuncia.

“LA ORGÍA DE GASTO PÚBLICO”

La primera parte del discurso de Milei sonó a campaña porque un gobierno de sólo 82 días tiene para contar, sobre todo, lo que encontró de su antecesor. Críticas por la “orgía de gasto público y emisión descontrolada”, déficits en todas las áreas, organizaciones sociales-piqueteras con tanto poder que condicionaban a la Casa Rosada (“Extorsionaban”, dijo él y los definió como “gerentes de la pobreza”), la salud pública en rojo... en fin, lo que el Milei candidato a presidente denunciaba para buscar votos en el universo no peronista, hace de eso nada más que algunos meses.

LO PROPOSITIVO, EN EL FOCO

Lo propositivo fue lo más interesante de ayer. Toda esa parte del discurso, la segunda mitad, estuvo atravesada por la puñalada que para el Presidente fue la caída de la Ley Bases y los cuestionamientos al mega DNU, herramientas que concebía como fundacionales de su gestión. Una vez más anoche, desde el Congreso, ese fracaso político fue presentado por el jefe de Estado como una respuesta de “la casta” para defender sus “privilegios”.

Básicamente Milei atacó a la mayoría de los legisladores que lo escuchaban (salvo, claro, a los pocos pero ruidosos de la Libertad Avanza, que aplaudieron hasta las comas) munido del simbólico contrato electoral “de esfuerzo y sacrifico” que firmó con los votantes en el balotaje del 19 de noviembre del año pasado, que lo consagró con el 56% de las voluntades en una oferta de sólo dos opciones.

Para Milei ese es el “mandato de cambio” que lo lleva a decir que seguirá con su hoja de ruta disruptiva aún sin el apoyo de la casa de las leyes, a la que hace muy poco definió como “un nido de ratas” (anoche tuvo el decoro de bajar un poco las adjetivaciones) o avisarle a los diputados y senadores que “si lo que buscan es conflicto, conflicto tendrán” porque “si eligen el camino de la confrontación se encontrarán con un animal al que no están acostumbrados a tratar”.

Del universo de los posibles aludidos, y punteando las “leyes anticasta” que avisó que se apresta a enviar al vapuleado -por él- Congreso, tal vez sobresalgan los sindicalistas. Les adelantó que propondrá, ya no una reforma laboral en la que concibe la supremacía de los convenios específicos por sobre los de cada sector o rama, sino un cambio en el mecanismo para elegir a las autoridades de los gremios, en comicios libres auditados por la justicia electoral nacional, con suspensión de reelecciones indefinidas y demás etcéteras (teléfono para “los gordos” de la CGT).

El último presidente que sugirió eso fue Raúl Alfonsín y nunca pudo hacerlo. Claro, porque se necesita del Congreso, el refugio de la casta según la lógica libertaria, para que modifique la ley de Asociaciones Sindicales. Otra vez, como con los contenido de la Ley Bases, para eso se requiere negociación política, no imposición. No parece el estilo Milei. Al menos no por lo visto hasta ahora.

EL AJUSTE PROFUNDO

En el tramo de contar “lo hecho”, que es para lo que los presidentes exponen ante la Asamblea Legislativa antes de dejar inauguradas las sesiones ordinarias, Milei tuvo necesariamente que hablar del profundo ajuste de la economía con su receta de “shock” pero disfrazándolo, digamos, de buena noticia. Así, resaltó que no se fue hacia una hiperinflación, que se cortó con la emisión monetaria, que se manejó la deuda millonaria con los importadores y que en general se ajustó en el sector público. Una suerte de refutación de las acusaciones opositoras respecto de que la tijera pasó sobre la clase media y los jubilados.

“Ha habido licuación pero hubo más motosierra para la política”, dijo. Los números no parecen darle del todo la razón respecto a qué sectores hicieron más esfuerzo para bajar el gasto público en enero, su primer mes completo en el sillón de Rivadavia: las jubilaciones y pensiones contributivas explican el 33% de ese esfuerzo. Es el mayor rubro. Los salarios públicos un 11%, las transferencias a provincias un 12%, los subsidios a la energía un 14% y así con otros ítems. Milei, como todos los presidentes, también construye su propio relato.

 

Durante buena parte del discurso apareció aquel Milei de la campaña

 

¿Es posible el Pacto de Mayo, esa invitación inclusiva lanzada ayer por el Presidente? Por supuesto que los diez puntos a acordar anunciados en forma general suenan muy lindos (ver página 3). Pero el delicado entramado de intereses distritales, los necesarios renunciamientos que se requerirían de parte de la dirigencia en general, aquella poca vocación presidencial a la negociación y, sobre todo, la falta de soporte político institucional real de La Libertad Avanza como oficialismo, abren interrogantes sobre su real concreción.

Tal vez por eso, y porque sabe que su receta para encauzar la economía requerirá más sacrifico de ese aliado “extra casta” que aún parece darle crédito, es que anoche Milei le pidió a la gente “paciencia y confianza”. Las próximas semanas, acaso de cara al eventual encuentro en Córdoba, dirán si se los otorga.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Para comentar suscribite haciendo click aquí

ESTA NOTA ES EXCLUSIVA PARA SUSCRIPTORES

HA ALCANZADO EL LIMITE DE NOTAS GRATUITAS

Para disfrutar este artículo, análisis y más,
por favor, suscríbase a uno de nuestros planes digitales

¿Ya tiene suscripción? Ingresar

Básico Promocional

$120/mes

*LOS PRIMEROS 3 MESES, LUEGO $2250

Acceso ilimitado a www.eldia.com

Suscribirme

Full Promocional

$160/mes

*LOS PRIMEROS 3 MESES, LUEGO $3450

Acceso ilimitado a www.eldia.com

Acceso a la versión PDF

Beneficios Club El Día

Suscribirme
Ir al Inicio
cargando...
Básico Promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$120.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $2250.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla