Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp

Trump inspeccionó modelos del muro para la frontera con Mexico

Lo hizo en la ciudad de San Diego, al sur de California

Trump inspeccionó modelos del muro para la frontera con Mexico

Télam


El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, llegó hoy a la ciudad fronteriza de San Diego, en el sur de California, donde inspeccionó prototipos del muro que quiere construir en el límite con México y fue recibido por manifestaciones a favor y en contra de su visita, que llega en medio de tensiones con las autoridades demócratas del estado.

El avión presidencial aterrizó en la base aérea de Miramar, cercana a San Diego, donde Trump tomó un helicóptero para ir a ver los modelos de su polémico muro en la zona industrial fronteriza de Otay, reportó la agencia de noticias EFE.

"Si no construimos el muro, no vamos a tener ni siquiera país. Hay muchos problemas en México, tienen los cárteles. Nosotros estamos combatiéndolos, pero ellos no los combaten como nosotros", defendió Trump en declaraciones ante uno de los ocho prototipos. 

La visita es la primera que realiza Trump desde su llegada a la Casa Blanca al bastión demócrata de California, uno de los estados que más se opone a las políticas del magnate republicano, especialmente en materia migratoria.

El llamado "Estado Dorado" es lejos el más rico y el más poblado del país, con 39 millones de habitantes y donde reside también la mayor población hispana: unos 15 millones.

San Diego, en la que el gobernante estuvo poco más de tres horas, es la mayor ciudad fronteriza opuesta a la construcción del muro.

Desde ayer, este rechazo tomó forma en las calles, donde hubo varias protestas contra Trump y su polémica iniciativa, que según defendió impedirá la entrada de inmigración ilegal y drogas.

En los alrededores del parque industrial de Otay, donde se encuentran los modelos del muro que inspeccionó Trump, tanto opositores como simpatizantes del gobernante se dieron cita para recibirlo, en medio de un fuerte dispositivo de seguridad.

Sin embargo, la visita tuvo lugar en un terreno federal, al que no puede acceder el público, y de hecho los prototipos no pueden verse desde el exterior, salvo del lado mexicano de la frontera.

Pero esta vez, la vista fue bloqueada por camiones que protestaban también contra Trump y su muro desde Tijuana, la ciudad mexicana al otro lado del paso fronterizo.

Acompañado por su jefe de gabinete, John Kelly, Trump conversó con funcionarios de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, a quienes les hizo preguntas sobre los características de los ochos modelos, cuatro de ellos de hormigón y los demás fabricados con materiales más ligeros.

Tras una fase de prueba y evaluación, se definirá cuáles serán utilizados para levantar la barrera fronteriza. 

"Hay que tener visión, hay que saber qué hay al otro lado", manifestó Trump.
Mientras, en la ciudad fronteriza fueron convocadas al menos cinco protestas contra el presidente.

"La visita de Trump no es bienvenida. La ciudad de San Diego tiene una postura oficial en rechazo de este muro y de unas políticas antiinmigrantes", dijo la concejal demócrata Georgette Gómez, que el año pasado impulsó la resolución aprobada contra el muro. 

"Unas 30 ciudades fronterizas dicen que no queremos esas posturas", añadió la legisladora, citada por la agencia de noticias DPA. 

Además del polémico muro, Trump inició desde su llegada al poder una cruzada contra las denominadas jurisdicciones "santuario", unas 200 ciudades y condados que no destinan recursos a perseguir a inmigrantes y se niegan a informar a las autoridades federales del estatus migratorio de las personas detenidas.

Muchas de esas ciudades "santuario", como San Francisco, se encuentran en California, que desde el 1 de enero se convirtió en un "estado santuario" para los inmigrantes.

"Las políticas santuario de California son ilegales e inconstitucionales y ponen en peligro la seguridad de toda nuestra nación. Miles de extranjeros peligrosos y violentos son liberados como resultado de las políticas santuario, son liberados para atacar a estudiantes inocentes. ¡ESTO DEBE PARAR!", tuiteó hoy Trump mientras viajaba hacia California.

La semana pasada, el gobierno federal presentó una denuncia contra varias leyes californianas por su política favorable a los territorios "santuario".

Después de evaluar los prototipos, Trump era esperado en la base aérea de Miramar para dar un discurso ante un grupo de militares.

Posteriormente, tomará allí el Air Force One para volar a Los Ángeles, donde asistirá a un evento de recaudación de fondos para financiar su reelección en la hollywoodense Beverly Hills, en el que el precio del cubierto oscila entre 35.000 y 250.000 dólares.
 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...