Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Un problema que aparece en todos los estratos sociales

Dos de cada diez chicos sufren abusos, un flagelo cada vez más visible

Es el dato que manejan entidades que contienen a las víctimas. Los casos ocurridos en clubes de fútbol y denunciados las últimas semanas devolvieron el tema al centro del debate. Buscan mejorar la prevención

Dos de cada diez chicos sufren abusos, un flagelo cada vez más visible

allanamientos en river. los abusos denunciados en el deporte en las últimas semanas provocaron una fuerte conmoción

Sebastián Cuatrommo tenía 13 años cuando sufrió un abuso sexual que calló durante más de tres décadas hasta que estuvo en condiciones de denunciarlo y poner a su abusador frente a la Justicia. Convertido hoy en presidente de una entidad que brinda contención a chicos y adolescentes que pasaron por su misma situación, Cuatrommo dice que el abuso sexual infantil es un tema que corta transversalmente a los estratos y a los distintos ámbitos sociales y que, a pesar de su alta incidencia y de su cada vez mayor visibilidad, no termina de instalarse en la agenda política, donde sigue apareciendo “como un tema marginal, casi tabú”.

“Se estima que dos de cada diez hicos sufrió algún tipo de abuso sexual, Y si bien la mitad de los casos denunciados se dan en el ámbito intrafamiliar, la otra mitad se produce en ámbitos escolares, religiosos, deportivos”, indica el dirigente.

El abuso sexual a niños y adolescentes se ubicó en el centro de la atención pública las últimas semanas, a partir del caso de nueve jugadores de las inferiores de Independiente, residentes en la pensión del club, que habrían sido captados por una red de pedofilia.

Por esta causa están detenidos Eduardo Fleyta y el árbitro Martín Bustos, el relacionista público Leonardo Cohen Arazi, el organizador de torneos juveniles Juan Manuel Díaz Vallone y el representante de futbolistas juveniles Alejandro Carlos Dal Cin. El otro detenido es el abogado Carlos Beldi, acusado de encubrimiento, porque rompió el celular de su defendido Bustos y así destruyó una prueba de la causa.

Pero esta denuncia no fué la única en su tipo: durante la última semana se inició también una investigado en el club River Plate, a partir de una denuncia que realizó una médica que trabajó en esa institución entre los años 2004 y 2011.

La profesional ratificó ante el fiscal José María Campagnoli, luego de haber hecho la denuncia en la Asociación de Víctimas de Violencia Infantil (Avivi), que en ese lapso dos menores de las divisiones inferiores habían sido abusados, junto a una jugadora de vóley.

La última semana también, impulsado por la investigación sobre una red de pedofilia en las divisiones inferiores de Independiente, el presidente del Comité Olímpico, Gerardo Werthein, denunció ante el fiscal Guillermo Marijuan abusos supuestamente cometidos en la década del ´90 por el entrenador del equipo de gimnasia artística luego del testimonio de un ex atleta, hoy de 40 años, que había denunciado esos hechos en un encuentro de camaradería.

Estas denuncias conmovieron a la sociedad toda, pero especialmente al mundo del deporte, desde donde se instaló una pregunta: ¿se trata de un casos aislados o de la salida a la luz de una situación que se registra desde hace tiempo y permanecía silenciada?. Uno de los que abonó la última posibilidad fue el ex jugador de fútbol Daniel Bertoni, quien había asegurado ante los medios que los abusos en Independiente existieron “desde siempre” y ratificó esa denuncia el viernes ante la Justicia, aunque sin aportar nombres. Esa denuncia se sumó a los dichos televisivos de la mediática Natacha Jaitt que involucraba en la trama denunciada en Independiente a famosos (la Justicia indicó posteriormente que ninguno de los nombres mencionados por Jaitt aparecían investigados en el marco de la causa ).

Desde “Adultxs por los Derechos de la Infancia”, Quatrommo destaca que, en los seis años que llevan brindando contención a víctimas de abusos, una de las características que observan es que en la mayoría de los casos, los afectados sufrieron el abuso en el ámbito familiar o el escolar, y rara vez en el deportivo.

“Esto no quiere decir que no haya abusos en el deporte, sino que es más difícil que sean denunciados. Creo que las situaciones no son nuevas, que lo nuevo es que salgan a la luz”, opinó.

La profunda conmoción que produjo la difusión de los tres casos denunciados tuvo múltiples consecuencias.

Entre ellas, desde la ONG Alerta Vida, referente en la prevención de la pedofilia en la Argentina, su titular, Raquel Holway, criticó duramente el funcionamiento de las pensiones de los clubes “que no se ajustan a derecho y no respetan lo establecido por la Convención de los Derechos del Niño, al permitir que en esos lugares haya chicos reunidos sin la presencia de sus padres ni supervisión de ningún representante judicial”.

Holway puso el acento en la situación de alta vulnerabilidad de los jóvenes aspirantes a futbolistas “que viven desarraigados de sus hogares y muchas veces con fuertes carencias” lo que, a su juicio, favorece que se conviertan en presa de los pedófilos (ver aparte).

La situación de esas pensiones también cayó en el foco de organismos porteños y bonaerenses tras el escándalo de Independiente. Desde esas dependencias se constató la ausencia de una legislación que establezca el funcionamiento de estos lugares que funcionarían en una suerte de “limbo judicial” brindando una escasa capacidad de movimiento al Estado para hacer controles y prevenir.

En ese marco, en el curso de la semana autoridades porteñas y bonaerenses comenzaron a trabajar en la búsqueda de una solución a esta situación.

Mientras tanto, y más allá de las alternativas que se estudian en los despachos gubernamentales, la AFA quiere que los clubes generen su propio órgano de control de las pensiones.

“Hay que lograr una reglamentación para las pensiones, que permita reunir datos y manejar información para impedir que sucedan más abusos”, dijo el presidente de la AFA, Claudio Tapia.

Las secuelas del escándalo por la supuesta red de prostitución de menores en las inferiores de Independiente también se sintieron en La Plata, donde se hicieron dos allanamientos en el marco de la causa.

Pero también la Defensoría Ciudadana de la Ciudad, a través de su titular María Florencia Barcia, pidió a Gimnasia y Esgrima y a Estudiantes interiorizarse sobre la situación particular de las pensiones de los clubes locales. La iniciativa surgió a partir de una recomendación de la defensora del Pueblo de Avellaneda, María Laura Garibaldi, que sugirió que los defensores del Pueblo deberían ver qué es lo que se está haciendo en “todos los actores de la sociedad” para prevenir el abuso de menores.

“Es de interés de esta Defensoría velar por la integridad de los menores, por ello solicitamos a los directivos de los clubes una audiencia”, afirmó la Defensora Ciudadana. Ambas entidades están realizando obras para “garantizar la mayor comodidad de sus jugadores juveniles”, se informó.

En tanto, Agustín Alayes y Leandro Martini, a cargo de las divisiones juveniles de Estudiantes y Gimnasia se refirieron a la situación de las inferiores de ambos clubes y afirmaron, en diálogo con este diario, que se trabaja en la contención de los chicos para evitar su exposición a distintas situaciones de riesgo.

Según Alayes “hay que tomar lo que pasó en Independiente como un llamado de atención” (ver aparte).

mayor visibilidad

En las entidades que trabajan en la prevención de la pedofilia y en la contención de las víctimas de este delito, afirman que los hechos registrados en Independiente, River y el Comité Olímpico no los sorprenden. En todo caso, creen que las denuncias se enmarcan en un fenómeno creciente en la sociedad: el de la visibilización de este tipo de abusos.

“El abuso contra los niños y los adolescentes es transversal, se produce en todos los ámbitos sociales. No nos sorprende que también suceda en el mundo del deporte. Las situaciones de abuso no son nuevas, lo nuevo es que salgan a la luz y eso tiene que ver conque actualmente hay una mayor visibilización del problema”, indicó a este diario, por caso, Sebastián Cuatrommo desde “Adultxs por los Derechos de la Infancia”.

Con todo, Cuatrommo subraya que el abuso sexual en la infancia es un delito complejo, generalmente cometido por un adulto que tiene poder sobre la víctima, lo que hace que sea difícil de ser denunciado.

En tal sentido, cree que hace falta crear nuevas instancias donde los chicos puedan denunciar este tipo de casos sin culpa y sin temor represalias.

“La sociedad adulta no se hace cargo de la existencia de este flagelo, que sigue siendo tabú y un tema marginal en la agenda política. Tenemos una Ley de Educación Sexual Integral desde 2006, que no se implementa, cuando de implementarse permitiría generar un ámbito propicio en las escuelas para que los chicos hablen de estas cosas”, dice Cuatrommo.

Para el dirigente, ámbitos de ese tipo, donde este tipo de amenazas sean motivo de diálogo, deberían crearse también en los clubes, para prevenir un delito de incidencia alta que deja profundas secuelas en la salud física y psicológica de los afectados, secuelas que, de no tratarse, perduran hasta la vida adulta (ver aparte).

“Este tema sigue representando un tabú y es marginal en la agenda política”

“Estas denuncias se dan en el marco de una mayor visibilización del abuso”

 

 

 

  • + Vistas
  • + Comentadas

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...