Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
“Faltan desde insumos para los talleres hasta boletines”, denunciaron en Ensenada

Una escuela modelo de la región depende de aportes voluntarios

La Escuela Técnica del Astillero Río Santiago lleva el día a día “gracias al aporte de los trabajadores”, dijo su director. Padres preocupados

Una escuela modelo de la región depende de aportes voluntarios

En pocos años, la Escuela Técnica del ARS pasó de 93 a 263 estudiantes

La Escuela Técnica del Astillero Río Santiago (ARS) se encuentra entre las mejores del país cuando se miran los resultados de las pruebas Aprender: 95% de aprobados en Matemática frente al 31% de la Provincia y al 31% de la Nación. Y 87% de aprobados en Lengua (64% en el territorio bonaerense y 62% en el nacional). “Pero nadie vino a ver cómo enseñamos, cómo los chicos y chicas aprenden. Lo cierto es que hoy seguimos funcionando gracias a un aporte mensual que hacen los trabajadores y que gestiona la comisión de padres”, dijo a este diario el director del emblemático colegio, Raúl Corzo.

La escuela del ARS nació en 1953, dicta dos carreras (técnico electromecánico y técnico constructor naval) para 263 alumnos que, apenas unos años atrás no superaban los 93, y, al igual que la empresa naviera, depende del Estado. Sin embargo, figura como privada. “Tenemos carencias básicas como consecuencia del estrangulamiento presupuestario que sufre el Astillero”, opinó Corzo. Y pasó a enumerar.

“A veces nos quedamos sin teléfono porque el ARS no lo paga, con lo que representa para los padres no poder comunicarse con el colegio. Hemos tenido amenazas de cortes eléctricos. Nos faltan insumos básicos para los talleres, para las fotocopiadoras, para el área administrativa. Ya no hay caja chica y de ese modo tenemos que imprimir los libros de temas y los boletines en otro lado. Todo con el aporte de 10 pesos que hace cada trabajador. Eso nació hace años para ayudar con los viajes de fin de curso. Quedó. Y ahora nos permite funcionar en el día a día”, describió el director.

Al pie de los boletines del primer trimestre “puede leerse Secretaría de Prensa-ATE Ensenada. Es una vergüenza”, casi exclamó el docente.

Continuó. “Nos indicaron que teníamos que sacar las pantallas y ventiladores de las aulas por seguridad. Y está bien. Pero los aires acondicionados se compraron con el fondo que aportan los trabajadores”. No se quedó allí. “Nos faltaban sillas y mesas para las aulas. Literalmente. Entre enero y febrero se fabricaron en los talleres de la empresa. ¿Con qué materiales? Con los que se pudieron comprar con ese fondo”, añadió el director.

“En 2015 iniciamos las gestiones para entrar en el Plan Mejora. Costó mucho porque figuramos como escuela privada, aunque dependemos del Estado -reiteró Corzo-. Pero lo logramos. Este año recién cobramos dos cheques de 2016. Compramos dos cañones (proyectores), dos placas de memoria para computadora y una herramienta fija. Y ya nos avisaron que de los fondos 2017 y 2018, nos olvidemos”, puntualizó.

¿Boleto estudiantil? Nada de nada. “Hicimos todos los trámites y gestiones, pero nuestros chicos y chicas no tienen boleto estudiantil. Es inexplicable. Muchos vienen de lejos, de Arana, Berazategui, y tienen que pagar cuatro boletos por día. Eso es desalentar al adolescente y a la familia. No tenemos explicación para eso. Por ello, yo tengo que pensar que hay una situación de discriminación o de boicot”, disparó.

“Somos una escuela que enseña la teoría en las aulas y la práctica en talleres y en la propia empresa Astilleros. Cada alumno comprueba día a día para qué estudia Matemática. La mayoría de sus profesores son ingenieros y técnicos que trabajan en el ARS, los tiene a mano para consultas, hace los trabajos con su supervisión. Es un método de enseñanza que se ha demostrado muy exitoso, y lo ha hecho en las evaluaciones que preparó y corrigió el ministerio de Educación. ¿Por qué nadie vino a ver cómo trabajamos? ¿Por qué tenemos que pasar por esta situación que nos complica día a día?”, se preguntó Corzo. Y dijo no tener respuestas.

Es una escuela emblemática de la Región, con brillantes resultados a nivel nacional, pero no tiene dinero para el toner de la fotocopiadora, imprime boletines y libros de temas en el sindicato, compra insumos para los talleres con el aporte de los obreros. “Es una vergüenza”, reiteró su director.

“Frase 5-7 líneas

Nombre apellido, info

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...