Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Fuertes cruces entre Fernández y Macri, pero con pocas propuestas

El Presidente salió a atacar al contrincante del peronismo con acusasiones directas en seguridad y corrupción. Su rival respondió y lo castigó en el tema económico. Pero anticiparon pocas medidas de un próximo gobierno

Por: Fernando Coradazzi
frcoradazzi@eldia.com

21 de Octubre de 2019 | 03:08
Edición impresa

A diferencia del primer debate, donde el presidente Mauricio Macri apareció por momentos descolocado, nervioso y a la defensiva, y su principal contrincante, Alberto Fernández, más incisivo y cuestionador del candidato oficial, en la discusión de anoche las cosas cambiaron un poco. Al menos en la actitud del jefe de Estado, porque el contenido no arrojó demasiadas propuestas de parte de los principales contendientes en las elecciones del domingo próximo. Y, curiosamente, las definiciones más contundentes estuvieron en los políticos que intentaron escapar a la polarización, sobre todo José Luis Espert y, un poco menos, Nicolás del Caño.

Macri ensayó durante las dos horas de debate un permanente ataque al aspirante presidencial del peronismo. Con dos ejes claros: la inseguridad y la corrupción. “Cuando Alberto Fernández era jefe de Gabinete, importamos 20 mil kilos de efedrina por año y que sirvieron para fabricar droga”, dijo. “El 2014 fue récord de casos de gatillo fácil, el doble de los que tenemos hoy, pero de los delincuentes contra los policías”, remachó. “Nos dejaron un estado sin estadísticas y lleno de militantes”, aclaró. Y al referirse a las obras de infraestructura disparó: “La obra pública era una matriz de corrupción. No lo digo yo, lo dicen los jueces que condenaron a De Vido y López. Lo dijo también Lavagna que renunció por eso. Cuando gobiernan creen que son los dueños de la plata de los argentinos”.

 

Fernández no se quedó atrás, aunque esta vez jugó al contragolpe. “Esta semana que pasó hablaron de mi índice. Sería bueno que hablemos de otros índices: de inflación y pobreza por ejemplo”, acusó. “En los tiempos de Macri, cerraron 43 pymes por día y Argentina tiene la tasa de desempleo más alta de los últimos 13 años”, le espetó al Presidente. Y agregó: “Tenemos un Presidente que piensa que el trabajo es un costo. Ha cerrado el Ministerio y siempre pensó que los desempleados puedan convertirse en emprendedores. Esos emprendedores son monotributistas que se suben a una bicicleta y reparten pizzas.” Y acusó permanentemente a Macri de “mentir”.

Y a diferencia del primer debate en Santa Fe, en el de ayer se produjeron cruces más picantes entre Macri y Alberto Fernández.

Macri cuestionó la política contra las drogas del kirchnerismo y elogió la que implementó en su gobierno “donde aumentó el decomiso” de las sustancias ilegales. Fernández le replicó diciendo que durante la administración de Macri “el consumo de droga aumentó...tratemos el tema con seriedad y menos marketing”.

Además el candidato del Frente de Todos cruzó al jefe de Estado con el tema de la corrupción. “Usted Presidente no vio en el clan Macri todo lo que pasaba en su familia, la corrupción en la obra pública. Usted a mi no me va a correr”, le enrostró. Macri solo atinó a decir que “es de mal gusto hablar de una persona que no está para defenderse”.

Pero después, en el intervalo de uno de los bloques, Macri lo increpó duramente a Fernández en un pasillo, por los dichos sobre su padre.

Fernández dijo que rescataba del gobierno de Macri la normalización del Indec y el Presidente le dijo: “Qué paradoja, porque él fue el que firmó el decreto interviniéndolo”. Y le señaló: “Lo peor es que lo voy a volver a escuchar en tres semanas”.

Lavagna siguió con su libreto y Espert y del Caño radicalizados

El candidato presidencial de Consenso Federal, Roberto Lavagna, no cambió su forma de presentarse en el debate de ayer. Y se limitó a exponer parte de su programa. Como la de plantear una ley de coparticipación y la “creación de dos millones de puestos de trabajo en cuatro años” en el marco de una economía en crecimiento.

Y las propuestas más audaces corrieron por parte de José Luis Espert y Nicolás del Caño, quienes a la derecha e izquierda, representaron los extremos del arco ideológico.

Espert, por ejemplo prometió que va a meter a los piqueteros presos, que eliminará la coparticipación provincial y la legislación laboral actual (que la comparó con la que implementó Benito Mussolini). Dijo también que iba a bajar la edad de imputabilidad de los menores a 14 años, sacar la indemnización por despido y eliminar los impuestos al trabajo.

Del Caño propuso la legalización de la marihuana, reformular las fuerzas de seguridad, reducir la jornada laboral y repartir las horas entre ocupados y desocupados y que los jueces sean electos.

Gómez Centurión dijo que “hay que terminar d disfrazar el desempleo con planes sociales. Y criticó la política de seguridad de Macri y del kirchnerismo.

“Alberto F. dijo la verdad; es lo mismo que Cristina”

Mauricio Macri

“El día que deje el Gobierno a Macri lo esperan 100 causas”

Alberto Fernández

“Piquetero que corta calle, piquetero preso. Cuidado Grabois”

José Luis Espert

“Los pueblos no tienen una paciencia infinita. La muestra es Chile”

Roberto Lavagna

“Esta guerra contra el narcotráfico hay que ganarla caiga quien caiga”

Juan José Gómez Centurión

“Fui perseguido por las fuerzas de seguridad por defender a los jubilados”

Nicolás del Caño

 

 

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla