Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp

Sigue en terapia intensiva: más denuncias por el estado del Hospital San Martín

Los profesionales de la salud nucleados en el Cicop pusieron de manifiesto una serie de falencias en la guardia y la sala de salud mental. Enumeraron goteras, presencia de roedores y cucarachas, peligro de electrocución y desprendimiento de mampostería, entre otros inconvenientes 

Sigue en terapia intensiva: más denuncias por el estado del Hospital San Martín

Los profesionales de la salud del Hospital San Martín de La Plata nucleados en el gremio CICOP volvieron a poner en relieve los problemas edilicios que presenta el emblemático centro de salud. Esta vez, el foco del reclamo gira alrededor del estado en que se encuentran los servicios de salud mental y de guardia del predio 1 y 71. Según denuncian, las viejas cañerías dan lugar a interminables goteras y tampoco hay salida de emergencia. Asimismo, pusieron de manifiesto la preocupación por la presencia de alimañas como roedores y cucarachas, la constante acumulación de residuos y riesgos de electrocución y de eventuales desprendimientos de mampostería.

“Sostenemos que hay características estructurales del Servicio que resultan inaceptables. El mismo se emplaza en el subsuelo del pabellón fundacional del Hospital, una construcción de más de 100 años que no se ha restaurado más que superficialmente”, enfatizaron.

En esa línea, señalaron que “es importante destacar el hecho de que, al situarse el Servicio en un pabellón tan antiguo y sin el mantenimiento que corresponde, es frecuente que los techos goteen por pérdidas de las cañerías de planta baja o que la mampostería se desplome”.

También advirtieron que “la conexión eléctrica no está debidamente asegurada, representando riesgo permanente de electrocución e incendio. Y, por si fuera poco, las inundaciones son habituales ante cualquier lluvia copiosa, y la presencia de cucarachas y roedores es una constante”. 

“Cabe destacar que el servicio, ubicado en el subsuelo, no cuenta con una salida de emergencia”, ampliaron.

Entre las demandas enumeradas, sostuvieron que “al ser el único centro de derivación a nivel regional de estas características y poseer solamente 10 camas, la capacidad de brindar una asistencia adecuada se ve imposibilitada y supone la vulneración sistemática de los derechos de trabajadores y usuarios”.

“Advertimos que como la demanda de atención supera ampliamente la capacidad operativa del Servicio, los pacientes en riesgo, con criterio de internación, quedan en la guardia central donde no se cuenta con recursos materiales ni humanos adecuados. Por ejemplo, hay pacientes que se han cortado con bisturíes usados para otros pacientes atendidos por otros servicios en la guardia central”, expresaron.

Otro de los puntos resaltados por el personal fue la acumulación de bolsas con toda clase de residuos hospitalarios en el acceso a la sala de salud mental.

La denuncia llevada a cabo por los profesionales de la salud se produce luego de que la semana pasada de conociera que el tomógrafo del hospital dejo de funcionar, por lo que las autoridades decidieron derivar a pacientes a los hospitales San Roque, de Gonnet, y Alejandro Korn, de Romero. En ese contexto, desde el Ministerio de Salud se informó que los repuestos para reparar el artefactos ya fueron solicitados.

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla