Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Asistía a un colegio privado de la ciudad

Bullying: el drama de un chico platense que se hizo viral

Fue relatado por su padre a través de la red social Twitter. El primero de esos posteos sumaba ayer más de 15.000 me gusta y había sido compartido unas 7.000 veces

Bullying: el drama de un chico platense que se hizo viral

La situación del bullying en el país es considerada alarmante por bullying sin fronteras / shutterstock

Todo empezó con un hábito: el de hacer catarsis a través de Twitter, dice N. (@NA2ARENO, por su nombre de usuario en la red del pajarito), un papá platense que contó a través de esa red social el drama que atravesó junto a su familia a partir del bullying que sufría su hijo. Lo que nunca esperó es que se viralizara de la manera en que lo hizo: el primero de sus posteos sobre el tema sumaba ayer más de 15.000 “me gusta” y había sido compartido unas 7.000 veces.

“Abro hilo de una situación que vivió mi hijo y no me gustaría que le pase al hijo de nadie mas. Ya sé, todos somos padres perfectos. Hoy después de un tiempo, puedo decir que mi nene salió de un círculo vicioso. Ese círculo estaba en su Colegio”, indicaba ese primer posteo, hecho desde la cuenta Amo de casa perteneciente a @NA2ARENO.

La historia que N. narró a través de sucesivos tuits fue la del problema que le tocó vivir a partir de transformaciones en la conducta y en el rendimiento escolar de su hijo, que tardó en relacionar con el problema que se agitaba detrás: “el nene sufría bullying en un colegio privado de la Ciudad, al que asistía desde hacía seis años”.

“El primer indicio que notamos fue un cambio de conducta. De pronto, mi hijo se mostraba irritable, cuando siempre había tenido un buen temperamento. Al principio creímos que se trataba de una rebeldía típica de la entrada de la adolescencia. Pero pronto notamos otros cambios preocupantes”, le contó N. a EL DÍA.

Más tarde llegaron los problemas con el rendimiento escolar. El nene, que había sido hasta entonces un buen alumno, manifestaba grandes problemas para aprobar materias que había estudiado. Y no sólo eso. Mostraba, además, una fuerte pérdida de interés, que empezó con las obligaciones cotidianas, pero pronto se extendió a otras actividades que le gustaban.

“Veíamos que buscaba cada vez con más insistencia aquellas actividades que le permitían evadirse, como jugar con la tablet o con la play. Y aunque hablábamos con él y le preguntábamos qué problema tenía, decía que ninguno”, cuenta el padre.

La revelación de lo que estaba pasando la aportó una psicopedagoga que fue al colegio y dio una versión diferente de la que habían esgrimido las autoridades del colegio cuando los padres los consultaron por los cambios que manifestaba el chico.

Según tuiteó el papá: “Y descubrimos algo terrible, a mi hijo le hacían bullying y no nos contaba nada. Hablamos con otros padres del grupo de amigos de él y sus hijos confirmaron lo peor”.

Hasta ese momento el nene había negado todos los problemas y había minimizado ciertas peleas que había tenido con algunos compañeros, pero todo cambió a partir del dato aportado por la psicopedagoga.

Con esa información, los padres decidieron que iban a cambiarlo de colegio, a uno estatal. y sólo entonces, entre lágrimas, el nene lo contó todo.

Dijo que algunos chicos de su curso lo acosaban verbal y físicamente y que lo acusaban ante los docentes de cosas que no había hecho.

“Y los docentes se la agarraban con él”, dice el papá platense, quien agrega que “cuando fui a hablar al colegio me dijeron que el conflictivo era mi hijo”.

Esta situación conformó una suerte de “círculo vicioso”, según destaca el padre platense, del que el nene no lograba salir y en el que el colegio “no colaboraba ni contenía”.

Según cuenta el papá, la decisión de cambiar al nene de colegio mejoró notablemente su conducta y permitió que lo peor del problema quedara atrás.

“Fue entonces cuando decidí hacer los posteos en Twitter como una forma de evitar que estas cosas sucedan, porque aunque nosotros somos padres atentos, los primeros indicios se nos pasaron”, sostuvo en diálogo con este diario.

Pero el papá dice que el drama todavía les reservaba un capítulo.

“Habíamos decidido que antes de empezar en el otro colegio pase a saludar a sus amigos del colegio que dejaba. Pero una noche antes de que eso sucediera lloraba, tuvo taquicardia y problemas para respirar. Se tranquilizó cuando le dijimos que no era necesario que hiciera eso y que empezara directamente en el colegio nuevo”, cuenta el padre.

El cambio de colegio, sostiene, tuvo un impacto positivo en el nene.

“Hoy después de un tiempo, puedo decir que mi nene salió de un círculo vicioso. Ese círculo estaba en su Colegio”, tuiteó el papá.

Y mucho después, concluyó con otro tuit con consejos para los padres frente al drama del bullying.

“Quiero decirles a ustedes, al que leyó hasta acá por chusma o porque le interesa, que ante cualquier conducta extraña de sus hijos, tienen que ser comprensivos, preguntarles e indagar. Siempre hay algo atrás, no necesariamente es culpa de otro, pero escuchen”, posteó.

33%
Creció el número de casos de bullying denunciados en la Argentina entre 2017 y 2018, según los datos manejados por la ONG Bullying sin Fronteras. Más de la mitad de los casos ocurrió en la Provincia.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla