Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Los protagonistas de la hazaña que unió al mundo por un rato

Neil Armstrong murió en 2012, Aldrin mantiene un perfil discreto y Collins, de 88 años, reflexiona sobre aquel “logro maravilloso”

Los protagonistas de la hazaña que unió al mundo por un rato

Collins, Armstrong y Aldrin, los tripulantes de la Apolo 11 / web

19 de Julio de 2019 | 02:39
Edición impresa

Cuando Neil Armstrong y Buzz Aldrin pusieron sus pies en la luna el 20 de julio de 1969, en una de las hazañas tecnológicas más gloriosas de la humanidad, el astronauta Michael Collins, quien orbitaba la luna a solas en la nave matriz mientras Armstrong proclamaba su célebre frase “un pequeño paso para un hombre, un salto gigantesco para la humanidad”, observó con asombro cómo se unían todos los habitantes de la Tierra.

“Fue un logro maravilloso en el sentido de que la gente alrededor del mundo lo aplaudió: norte, sur, este, oeste, ricos, pobres, comunistas, lo que fuera”, dijo Collins, ahora de 88 años, en una entrevista reciente.

Esa sensación de unidad resultó efímera. Pero 50 años después, el Apolo 11, la culminación de ocho años de trabajo arduo en el que participaron 400.000 personas y se invirtieron miles de millones de dólares -todo con el fin de ganar la carrera espacial y llegar a la luna antes que la Unión Soviética- sigue provocando emoción.

En ocasión del aniversario, la NASA, poblaciones, museos y toda clase de instituciones realizan ceremonias, desfiles y fiestas. Se lanzarán simultáneamente 5.000 modelos de cohetes frente a las instalaciones en Huntsville, Alabama, donde nacieron los colosales cohetes Saturn V, y se probarán modelos Apollo 11K y Saturn 5K en el Centro Espacial Kennedy de la NASA.

Armstrong, quien condujo el módulo Eagle al alunizaje cuando quedaban pocos segundos de combustible, murió en 2012 a los 82 años, y Aldrin, de 89 años, el segundo en pisar la superficie gris y polvorienta, estuvo enredado recientemente en una demanda legal en la que dos de sus hijos trataron de que se lo declarase mentalmente incompetente, pero desistieron, y ha mantenido una presencia discreta en los días previos al aniversario.

Collins, en tanto, recuerda que “jamás hablamos sobre la posibilidad de quedar varados en la luna, ni siquiera lo insinuamos. Quiero decir que no éramos tontos, sabíamos muy bien que muchas cosas debían salir a la perfección para que volviéramos todos. Pero si eso era inconcebible, también era inexpresable”.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla