Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
TENDENCIAS JUVENILES

Generación “auriculares”: la estrategia para desconectarse de todo

Más allá del hábito de escuchar música, investigadores en cultura juvenil sostienen que, en realidad, se trata de una forma buscada para aislarse de la realidad

Generación “auriculares”: la estrategia para desconectarse de todo

Las generaciones jóvenes siempre quisieron llamar la atención a cualquier precio. Alguna vez fueron las cintas fluorescentes en la cabeza; otras los provocativos peinados con los pelos parados al estilo mohicano o punk; o las vestimentas estridentes y ajustadas. Ahora, en cambio, lo que parece ponerse de moda es llamar la atención pasando desapercibido con un único accesorio, el de los auriculares pegados a la cabeza que parecieran querer decir “no me mires, no me hables, ni siquiera estoy aquí!”. Es, ni más ni menos, que una buscada forma de aislarse de todo.

Beate Grossegger, una científica de la comunicación del Instituto de Investigación de Cultura Juvenil de Viena, tiene su propia teoría acerca del tema, y describió por qué la que denomina como “generación auriculares” se aísla de esta manera.

MÚSICA O AISLAMIENTO

Bien podría decirse que con esos adminículos tan populares hoy en día los jóvenes simplemente quieren escuchar música. Sin embargo, para la investigadora en cultura juvenil hay algo más detrás de ello.

“En realidad -sostiene Grossegger- creo que ellos se quieren aislar del espacio público, simplemente desengancharse. Así pueden eludir los problemas. Los auriculares actúan como protección de situaciones desagradables, o al menos de amigos desagradables. Quien se aísla con auriculares de la vida diaria, demuestra que no quiere ser abordado. En especial los jóvenes que quieren evitar las burlas no quieren exponer ningún blanco de ataque”.

La moda en cuestión, mientras tanto, involucra tanto a varones como a mujeres, ya que no son pocas las adolescentes que suelen verse por la calle sumergidas bajo los auriculares, en lo que Grossegger identifica también como una forma de protección.

“Ellas quieren salirse especialmente de la vida familiar -dice- las jóvenes siguen teniendo más obligaciones familiares. Esto significa “presta atención un rato a tu pequeña hermana”, o “levanta rápido la mesa”. Los varones hace tiempo que lograron escaparse de estos temas, y en cambio las chicas luchan ahora contra lo que consideran una injusticia con sus tapones en los oídos. En este contexto creo que muchos padres deberían disminuir sus reclamos y expectativas y pensar en un comportamiento de género más equitativo con las hijas mujeres, ya que el descanso debe ser aceptado como una actividad recreativa”.

Por otro lado, si bien escuchar la música fuerte es algo que siempre fue asociado a la juventud, en este caso este comportamiento pareciera actuar también como un “balanceador” de los estados de ánimo.

“En la era digital -sostiene Grossegger- se escucha música por “streaming”. Así, cada canción está disponible para cualquier estado de ánimo en cualquier momento. Y con el sonido se puede controlar el estado de ánimo en cualquier momento. Porque en definitiva ellos quieren controlar sus emociones, y a través del sonido ellos logran regular sus emociones”.

“Esto -agrega- funciona cuando están enojados o agresivos. Y también funciona para el mal de amores. El principio es simple: el sonido que escuchas en tus oídos debe ser más fuerte que los sentimientos que irrumpen en el mundo interior”.

UNA ESTRATEGIA PARA LA DESCONEXIÓN

Para muchos jóvenes, el hecho de poder aislarse, desconectarse, o simplemente poder controlar su propio estado de ánimo a partir del sencillo uso de un par de auriculares, pareciera representar una estrategia perfecta.

“Los chicos actuales son muy astutos -afirma Grossegger- tanto como que esta generación ha hallado una táctica de autogestión casi perfecta, y que además funciona. Muchos adultos podrían aprender de los jóvenes a escuchar simplemente un poco más sus instintos para protegerse”.

“Por ejemplo -concluyó la especialista- para protegerse de la creciente contaminación acústica en los espacios públicos. Ya sea en el supermercado, en las tiendas de los centros comerciales o en las estaciones de micros o trenes, en todas partes te obligan a escuchar. Gran parte de lo que entra en nuestros oídos está más allá de las preferencias personales. Los adolescentes están tan enojados como muchos adultos. Sin embargo, reaccionan de manera diferente. No exigen oasis de silencio, pero reclaman su derecho a su propio sonido con la cultura de sus auriculares”.

OÍDOS EN PELIGRO

Más allá de estrategias o desconexiones, lo cierto es que casi la mitad de las personas de entre 12 y 35 años, es decir unos 1.100 millones de jóvenes de esta edad en todo el mundo, mantienen problemas de audición, justamente, debido al uso de auriculares.

Un estudio reciente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), por ejemplo, advirtió que el 5% de la población mundial (466 millones de personas) tiene alguna discapacidad auditiva y que la mayoría de ellas vive en países de ingresos medios y bajos, y aseguró que “debido al uso prolongado y excesivo de sonidos altos, incluida la música que escuchan a través de sus dispositivos de audio personales, estas personas corren el riesgo de perder audición”.

Según el organismo, y de acuerdo a estas proyecciones, de continuar esta tendencia en el año 2050 más de 900 millones de personas (una de cada diez) sufrirán una discapacidad auditiva. Frente a esto, la OMS, en colaboración con la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), uno de los brazos tecnológicos de la ONU, aseguró que los teléfonos inteligentes, por ejemplo, deben contar con opciones que los hagan más seguros para la audición.

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla