Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
ENTRE 1979 Y 1991

Debate por el juicio de los contagios de VIH

La Fundación de la Hemofilia afirmó ayer que el juicio contra tres de sus ex directivos por los contagios masivos de VIH y hepatitis C entre 1979 y 1991, que hoy tendrá su tercera audiencia, “es injusto”, ya que en ese período las infecciones eran “desconocidas e indetectables” y no había posibilidad de prever los contagios.

Asimismo, la fundación recordó que uno de los acusados que declarará hoy, el abogado Eduardo Biedma, “tuvo tres hijos con hemofilia y todos resultaron infectados: dos con hepatitis C y el tercero murió tras contagiarse VIH”.

“Una de las acusaciones del juicio incluye contagio doloso. ¿Puede haber intención o inacción que lleve a un padre a permitir el contagio de sus hijos?”, cuestionó el organismo en un comunicado.

El proceso, que comenzó el pasado 12 de agosto y juzga, además de Biedma, a los médicos Pedro Raúl Pérez Bianco y Miguel de Tezanos Pinto, fue considerado por el abogado querellante Gonzalo Giadone como “histórico”, ya que “murieron más de mil personas”.

En la acusación se afirmó que los imputados “no notificaron a los pacientes sobre la posibilidad de contagio” cuando se les aplicaban los factores antihemofílicos 9 y 8 “a sabiendas de que no eran confiables”, ya que “habían sido rechazados por Japón y Estados Unidos”.

Sin embargo, la Fundación de la Hemofilia afirmó que cuando sucedieron los contagios “esas infecciones eran desconocidas e indetectables”.

“Esta situación generó un inmenso dolor que todavía hoy perdura, ya que fuimos los que acompañamos día a día a cada uno de esos pacientes y sus familias. Ningún médico podía conocer la presencia de los citados virus en los concentrados que estaba prescribiendo, que contaban con la aprobación de las máximas autoridades sanitarias de la Argentina y el mundo”, insistieron.

“El VIH -continuaron- no se conocía y se logró identificar oficialmente recién en 1983, mientras que el virus de la hepatitis C (VHC) fue identificado en 1989. Recién a partir de 1985 los fabricantes de los concentrados introdujeron una técnica que resultó efectiva contra el VIH, y en 1992 se agregaron otras que pudieron disminuir al máximo el riesgo de transmisión del VHC”.

Recordaron asimismo que en Estados Unidos el 47% de las personas con hemofilia fueron infectados en ese período con VIH, mientras que en España se contagió el 49%, en Francia el 45%, en Alemania el 34%, en Brasil el 55% y en la Argentina el 20%. Respecto de la infección con el virus de la hepatitis C, en nuestro país estuvo en el orden del 40% de la población con hemofilia.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla