Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $83,21
Dólar Ahorro/Turista $137.30
Dólar Blue $181,00
Euro $95,10
Merval 0,00%
Riesgo País 1435
Política y Economía |En los primeros seis meses del año, en medio de la crisis económica y la pandemia
La pobreza pegó un fuerte salto y ya afecta a 18,5 millones de personas

En el total del país se elevó a 40,9%, con un incremento del 5,5% con respecto al mismo periodo de 2019. El nivel de indigencia también creció hasta el 10,5%. Más del 56% de los menores de 14 años sufre carencias

La pobreza pegó un fuerte salto y ya afecta a 18,5 millones de personas
1 de Octubre de 2020 | 04:27
Edición impresa
Documentos

La pobreza sigue avanzando en el país y se elevó a 40,9 por ciento de la población en el primer semestre de este año, con un 10,5 por ciento de las personas en la indigencia, uno de los peores registros en la historia. Este índice difundido por el Instituto de Estadísticas (Indec) cae en medio de una grave crisis económica y una cuarentena por el coronavirus que se prolonga desde el 20 de marzo.

De esta forma, sobre una población estimada en 45 millones de personas, las cifras que brindó el Indec proyectan que alrededor de 18,5 millones son pobres y que este número representa al 30,4 por ciento del total de los hogares.

Al cierre de 2019, la tasa de pobreza había sido de 35,5 por ciento y la indigencia -que comprende a las personas que con sus ingresos no les alcanzan para comprar los productos que comprenden la canasta básica de alimentaria- de 8 por ciento. En la comparación interanual, la cantidad de personas bajo la línea de la pobreza aumentó 5,5 puntos porcentuales, y en indigencia 2,8 puntos porcentuales.

En cuanto a los grupos de edad, 56,3 por ciento de las personas de 0 a 14 años son pobres.

“De a poco se va aproximando a la mitad de la población que no está en condiciones de cubrir con sus ingresos una canasta básica de consumo imprescindible. Eso es muy preocupante porque tiene muy alto porcentaje de niños y adolescentes”, dijo opinó el economista Ricardo Aronskind.

El hecho de que más de la mitad de los niños argentinos sean pobres avizora “un futuro muy complicado para el país. No solo estamos hablando de carencia material sino de falta de acceso a la educación, sobre las oportunidades de empleo. Esto nos deja una deuda a futuro muy, muy importante”, expresó, por su parte a la agencia AFP, el politólogo Carlos Fara.

Similar a 2001

Para el primer semestre de este año, el ingreso total familiar mensual promedio de los hogares pobres fue de 25.759 pesos, pero la canasta básica alcanzó 43.785 pesos, una brecha de 41,2 por ciento, según el Indec.

“Es una situación muy parecida a lo que vivimos en 2001 y 2002”, cuando Argentina vivió su peor crisis. “Ya se están haciendo políticas públicas para aplacar el problema, pero va a requerir un esfuerzo muy grande para que retroceda” la pobreza, consideró Aronskind. “El Gobierno deberá hacer dos tipos de políticas: una de fuerte estímulo a la producción, sobre todo a las actividades que demandan mucho empleo, y transferencias directas de ingresos a la población”, añadió.

Sobre un total de 2,8 millones de unidades relevadas por la Encuesta Permanente de Hogares (EPH), 754.000 viviendas se encontraban en situación de indigencia al cierre del primer semestre, con un ingreso mensual promedio de $10.301, contra una Canasta Básica Alimentaria de $ 17.625.

Por grandes centros urbanos, la ciudad de Concordia, en Entre Ríos, fue la que registró al cierre del primer semestre el mayor índice de pobreza con el 52,2 por ciento. En segundo lugar se ubicó Resistencia, con el 48,7 por ciento; seguido por el Gran Buenos Aires, con el 47,5 por ciento. En el Gran La Plata alcanzó el 37,4 por ciento.

Grupo de edades

El mayor crecimiento con relación al semestre anterior se observó en los grupos de personas de entre 15 a 29 años, con un aumento de 7,1 puntos porcentuales, en 49,6 por ciento; y los grupos de entre 30 y 64 años, que marcaron una suba de 5,7 puntos, para pasar a explicar el 36,2 por ciento. En tanto, en la población de 65 años y más prácticamente no hubo modificaciones, al mantenerse el índice de pobreza en e 11,4 por ciento.

Marina Joski, coordinadora de comedores populares en los barrios pobres de Buenos Aires, constata cómo con la pandemia cada vez debe atender a más personas este año. “Tuvimos que salir casa por casa a hacer un relevamiento de personas en riesgo, de adultos mayores, acompañamiento sanitario, protocolo de prevención y duplicar, triplicar, cuadruplicar la asistencia alimentaria”, aseguró.

El número de personas que recibe asistencia alimentaria también creció, pasando de 8 a 11 millones en los primeros meses de pandemia, razón por la que se celebró ayer la primera reunión del Consejo Federal Argentina contra el hambre.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla