Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Médicos de terapia intensiva, una especialidad que escasea y es clave contra el coronavirus

Son indispensables para la batalla que se viene. En el Hospital San Martín ya entrenan a residentes de otras especialidades

Médicos de terapia intensiva, una especialidad que escasea y es clave contra el coronavirus

La falta de terapistas se agrava hace años en la región / web

Lautaro Segura

Por: Lautaro Segura
lsegura@eldia.com

7 de Abril de 2020 | 02:11
Edición impresa

Todo el personal de la salud es muy importante en la lucha contra el coronavirus (COVID-19), aunque sin dudas los terapistas intensivos entran en la categoría de indispensables. El problema es que es una especialidad que escasea a nivel global, y nuestra región no es la excepción.

Si bien en la provincia de Buenos Aires funcionan 380 unidades de las 984 que tiene la Argentina, la magnitud de un pandemia como la que estamos viviendo puede provocar el colapso. Ejemplo de esto es lo sucedido en países como Italia y España, que se vieron desbordados con la cantidad de infectados en estado grave que necesitan una cama de terapia intensiva. Eso después se ve reflejado en la gran cantidad de fallecidos.

Elisa Estenssoro, jefa del servicio de Terapia Intensiva del Hospital San Martín de La Plata, habló con este medio de la situación actual de la especialidad en la región y remarcó las diferencias salariales con la Ciudad de Buenos Aires: “Faltan intensivistas en todo el país. Incluso hay una competencia entre CABA y lo que es Gran Buenos Aires por los sueldos. Tanto en los hospitales públicos como en los privados, es mucho más alto en Capital. Obviamente la gente termina yéndose allí. Entonces hay una gran asimetría en la remuneraciones y en eso la Provincia termina perdiendo. Tal vez en privado no hay tanta diferencia, pero en los públicos es notoria”.

Al ser consultada sobre el por qué de la falta de intensivistas, explicó: “Primero porque está planteada para hacer guardias, no hay mucha movilidad. En este punto, ahora hay muchas guardias de 12 horas, pero todavía son pocas las unidades que permiten esto; segundo que es que es una especialidad dura por lo que toca, cuál es su cobertura. Nosotros vemos los pacientes más graves de todas las especialidades; tercero, se necesita mucha actualización en al tecnología, porque en gran parte de nuestra especialidad está vinculada a esto, como la ventilación mecánica y el shock. Se necesita una gran fluidez en técnica y manejo de los dispositivos. Implica un alto tiempo de dedicación del estudio; y por último, te enfrentás con dilemas terribles, no a todos los estudiantes de Medicina le gusta ver cuestiones éticas entre la vida y la muerte”.

En forma de resumen, agregó: “Es muy vocacional, te tiene que gustar mucho. Gran necesidad de estudio, de actualización y poca remuneración. E inclusive en los lugares donde pagan bien, hay pocos por todo lo que dije anteriormente”.

El problema de la falta de terapias intensivas obviamente que no es de ahora, e inclusive este diario trató este tema años atrás. En noviembre del 2013, por ejemplo, una nota de este diario ya hablaba de “Los médicos de terapia intensiva, una raza en extinción”. Teniendo en cuenta el contexto actual, se hace más evidente la falta de médicos que trabajan con los pacientes más graves.

CAPACITAN A RESIDENTES DE OTRAS ESPECIALIDADES

Teniendo como referencia lo ocurrido en países donde los agarró desprevenidos el COVID-19, y ante la falta de intensivistas, en el hospital San Martín se comenzó hace un poco menos de un mes capacitaciones para residentes de otras especialidades con el fin de tener un buen equipo en caso de emergencias múltiples en marco de la pandemia por el coronavirus.

“Las actividades educacionales están dictadas especialmente por los intensivistas y los emergentólogos y se enseñan cuestiones básicas de la ventilación mecánica y manejo hemodinámico a los médicos residentes de otras especialidades. Nosotros venimos viendo, porque tuvimos contactos con médicos del exterior, que nos advierten este desastre desde mediados de febrero”, contó Estenssoro.

Poniendo como ejemplo Italia, remarcó: “En Italia terminaron ventilando pacientes especialistas en obstetricia y de otras especialidades. Entonces nosotros estamos a tiempo de entrenar, dentro de lo que se puede, cuestiones básicas. También desde el Ministerio de Salud de la Provincia hay una clara voluntad de sumar más personal”, y remarcó: “No nos agarró desprevenidos como en Italia, España o Estados Unidos”.

¿POR QUÉ ELIGIERON TERAPIA INTENSIVA?

Los pocos que eligen la especialidad de Terapia Intensiva están muy seguros de su elección. Y luego de ejercer durante varios años, reafirman que lo volverían a hacer a pesar del enorme esfuerzo físico y mental que se requiere.

Estenssoro, ante la pregunta de por qué la eligió, recordó: “Estaba en cuarto año de Medicina y en ese momento recién empezaba la especialidad. Cuando escuché que existía eso, dije: ‘eso es para mí’. Y apareció una terapia intensiva, que era de las primeras del país, y permitía tener practicantes. Y entonces me metí en cuarto año de Medicina. Después hice la residencia de Clínica Médica en el San Martín, porque uno tiene que tener una visión global, y después me dediqué a esto. No estoy arrepentida, la volvería a elegir siempre”.

El infectólogo y terapista intensivo Julián Barrales, quien además es vicepresidente de la Agremiación Médica Platense, también le contó a este diario el por qué de elegir trabajar en una unidad de Terapia Intensiva. “Primero hice Infectología, otra de las especialidades que ahora están en la primera línea, más que nada en los pacientes neutropénico febril de trasplante de médula ósea, cuando estaba el Centro de Excelencia en Gonnet. Hice infectología ahí y empecé a hacer guardias y empecé a ver pacientes críticos y me enseñaron a entubar y hacer vías centrales. Ahí me di cuenta de la parte intensiva y que me gustaba tanto o más que la infectología”, comenzó contando.

Luego, agregó: “Decidí hacer la especialidad e hice el curso superior del Colegio de Médicos del Distrito I. Empecé a trabajar en terapia intensiva y ya hace unos 15 años que estoy. El hecho de haberla elegido fue un poco la sensación de poder sacar a una persona de una situación límite. Lograr muchas veces sacar un paciente crítico genera una sensación y satisfacción que pocas cosas logran. Volvería a elegir Medicina, infectología y terapia intensiva, que son complementarias”.

“Salvar a un paciente crítico genera una satisfacción que pocas cosas logran”

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $194.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla