Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $80,05
Dólar Ahorro/Turista $132.08
Dólar Blue $145,00
Euro $92,81
Merval 0,00%
Riesgo País 1330
Se multiplican los casos de ciberdelito en cuarentena y suman consejos para no caer como víctima

Se multiplican los casos de ciberdelito en cuarentena y suman consejos para no caer como víctima
5 de Agosto de 2020 | 14:00

El aislamiento obligatorio decretado por la pandemia del coronavirus impulsó el crecimiento de trámites bancarios de manera electrónicos. Lamentablemente, atrás de eso también motivó a los estafadores para hacer uso de las plataformas de home banking a cometer delitos engañando a usuarios.

Como se publicó en este diario varios casos de víctimas de este tipo de delitos, el modus operandis más frecuente es la apropiación de las claves personales, ya sea por torpeza o engaños ha sido la puerta de acceso a las mismas y posteriormente el "vaciamiento" de cuentas.

No en todos, pero los hechos que se denunciaron hasta ahora, los adultos mayores suelen ser las víctimas preferidas de los ciberdelincuentes. La modalidad consiste en llamar a los teléfonos personales de los jubilados, simular ser operario de atención al cliente de una entidad bancaria y una vez que logran entrar en confianza, les piden datos personales y hasta claves.

A partir de allí, lo que se conoce. Desde cuentas literalmente "vaciadas", transferencias, compras virtuales y hasta créditos solicitados con los datos de las víctimas. 

Horacio Azzolin, titular de la Unidad Fiscal Especializada en Cibercrimen (UFECI), explicó a que antes del aislamiento "pasaban meses entre la captación de los datos y el uso de los mismos, y ahora ese uso es casi inmediato; lo que, en parte, obedece a una necesidad de las organizaciones criminales de financiarse rápidamente ya que no se pueden dedicar a otras actividades ilícitas".

"Tampoco hay efectivo en la calle y el dinero es virtual, al tiempo que hay más gente comprando por Internet y los delincuentes se aprovechan de eso y captan credenciales bancarias o se hacen pasar por el banco para quedarse con los datos", señaló.

Hay más gente comprando por Internet y los delincuentes se aprovechan de eso y captan credenciales bancarias o se hacen pasar por el banco para quedarse con los datos”.

Por su parte, Daniela Dupuy, a cargo de la Unidad Fiscal Especializada en Delitos y Contravenciones Informáticos (UFEDyCI) de la Ciudad de Buenos Aires, dijo que esos datos se ofrecen luego en la "Deep Web", donde "ocurren muchos hechos lícitos e ilícitos -como la venta de pasaportes falsos, armas, bebes, tarjetas de créditos robadas e imágenes de abuso sexual infantil-"; y "los cibercriminales tienen asegurado el anonimato".

"Esto ha aumentado con la pandemia, y especialmente los casos de explotación sexual infantil, el Grooming y la difusión de imágenes íntimas sin autorización", afirmó.

Coincidió en que en los últimos tres meses aumentó el "fraude y el robo de datos", por lo que consideró "fundamental el doble factor de validación de las cuentas de los usuarios".

En ese sentido, Dupuy remarcó el "trabajo de prevención" que realiza la unidad a su cargo, que difunde a través de la página web del Ministerio Público Fiscal (MPF) de la Nación y de su cuenta de Twitter una serie de videos con medidas para prevenir esos delitos.

LOS CUIDADOS A TENER EN CUENTA

A fin de evitar estafas y robos de identidad en canales electrónicos, el Banco Central de la República Argentina estableció una serie de prácticas para operar de manera segura con los medios virtuales. 

"El Banco Central no llamará ni enviará correos electrónicos para pedir datos personales o bancarios", también detallan que "para el cobro del IFE, jubilaciones, pensiones o cualquier otra asignación, nunca pedirán como condición realizar una transferencia de dinero. Todos estos trámites son gratuitos y no requieren intermediaciones ni gestorías" y "las entidades bancarias no deben efectuar ningún tipo de descuento sobre el IFE".

Y detallaron una serie de recomendaciones a tener en cuenta: 

No brindar datos personales a desconocidos: esta regla aplica tanto para pedidos por teléfono como por correo electrónico, carta, red social, WhatsApp o mensaje de texto. Resulta necesario tomar conciencia respecto del valor de los datos personales y el peligro que representa un robo de identidad virtual. No se deben suministrar usuarios, claves, contraseñas, pin, Clave de la Seguridad Social o Clave Token, ni tampoco DNI original, fotocopia, foto, o cualquier otro tipo de información.

No aceptar asistencia para operar en cajeros automáticos: la asistencia, tanto presencial como telefónica, de terceras personas puede representar un riesgo. Además, está prohibido hablar por teléfono celular en entidades bancarias y en los lugares asignados a dichos cajeros automáticos.

Destruir la documentación tanto física como digital: el Banco Central recomienda destruir la documentación que contenga información personal que ya no sea necesaria. Ello dará seguridad de que dicha información no pueda ser reconstruida y utilizada por terceros.

Utilizar claves de acceso seguro y no compartirlas: resulta riesgoso utilizar siempre la misma contraseña, por lo que se aconseja cambiarla periódicamente. Las claves de acceso son la llave de entrada a los datos personales, su confidencialidad y seguridad a la hora de confeccionarla serán de gran importancia para resguardar la información.

No permitir que los equipos de uso público recuerden contraseñas ni nombres de usuario: se debe comprender que, si permitimos que los equipos de uso público recuerden contraseñas o nombres de usuario, podrán ser utilizados por terceros. También es una buena práctica utilizar el teclado virtual y navegar por Internet con la opción “en privado” activada, si es que está disponible en el navegador.

No ingresar datos personales o bancarios por medio de links: los links que llegan por correo electrónico o cualquier medio virtual podrían ser fraudulentos, por lo que se deben desestimar. Tampoco se deben aceptar “beneficios” en los que pidan a cambio hacer una transferencia de dinero.

Guardar equipos electrónicos en lugares seguros: es necesario guardar los medios de almacenamiento de información como notebooks, tablets y celulares, entre otros, en lugares seguros, ya que los datos almacenados en estos dispositivos pueden ser sustraídos.

Frente al robo o pérdida de documentación, hacer la denuncia: si se trata de documentación de identidad, hacer la denuncia policial será el primer resguardo frente a un eventual robo de identidad, ya en la comisaría tienen la obligación de tomarla. Luego se deberá realizar el trámite para la obtención de un nuevo ejemplar.

Frente al robo o pérdida de la tarjeta de crédito o chequera, contactar al banco: de esta manera, el banco emisor podrá bloquear el uso de esa tarjeta y la información de la chequera en los sistemas de seguridad, a fin de resguardar las cuentas y el dinero.

Por su parte, el Instituto de Previsión Social de la Provincia de Buenos Aires (IPS) reiteró hoy que desde el organismo no se comunican telefónicamente con sus jubilados y pensionados, ni les solicita datos bancarios por ningún medio de contacto, ante denuncias por presuntas estafas telefónicas que reciben sus afiliados.

En un comunicado, el IPS informó hace semanas que  “a través de las redes sociales, el correo electrónico oficial y la línea 148 se recepcionaron denuncias por estafas telefónicas bajo el nombre del organismo”.

Y detallaron que en las denuncias se consignó que se “ofrece ayuda económica, pago de retroactivos, información sobre deudas de aportes previsionales, premio jubilatorio y reajuste de haberes entre otras”.

Ante esta situación, se sugiere que corten de forma inmediata la llamada y se contacten por las vías autorizadas: la línea de atención gratuita 148 (0800-777-0148 para aquellos que viven en el interior del país) o por el correo electrónico consultas@ips.gba.gov.ar

¿QUÉ PENAS LE CABEN A LOS ACUSADOS?

En el Código Penal de Argentina, en el artículo 172 establece penas de un mes a seis años para quien defraudare a otro con nombre supuesto, calidad simulada, falsos títulos, influencia mentida, abuso de confianza o aparentando bienes, crédito o valiéndose de cualquier otro ardid o engaño. Incluyendo en las acciones de este tipo penal lo fijado en el artículo 173 incisos 15 y 16, que fijan esa pena para el que defraudare mediante el uso de una tarjeta de compra, crédito o débito, cuando la misma hubiere sido falsificada, adulterada, hurtada, robada, perdida u obtenida del legítimo emisor mediante ardid o engaño, o mediante el uso no autorizado de sus datos, aunque lo hiciere por medio de una operación automática. 

Así también, se contempla el mismo delito al que defraudare a otro mediante cualquier técnica de manipulación informática que altere el normal funcionamiento de un sistema informático o la transmisión de datos.  Más allá de la configuración legal lo que posibilita efectuar las denuncias pertinentes, existe un responsabilidad directa tanto de los bancos (públicos o privados) como de la autoridad máxima de control, en permitir estos sistemas de otorgamiento de créditos automáticos que aparecen en el ingreso a la web de cualquier cuentan bancaria.
 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $223.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla